Gracia Querejeta: "Muchas compañeras se han sentido marginadas y no las han tomado en serio por ser mujeres"

La directora de cine Gracia Querejeta

Solo con escuchar su apellido ya suena a cine español. Y es que la directora Gracia Querejeta visita esta semana Cantabria para recoger su Premio UIMP a la Cinematografía, un galardón a efectos honoríficos y con carácter anual que otorga reconocimiento institucional a la destacada trayectoria de figuras de la industria cinematográfica de carácter nacional e internacional que mejor hayan contribuido a la difusión y al conocimiento del cine.

'Invisibles' o la tercera temporada de 'Madres' son sus últimos trabajos, pero no son pocos los que, en casi 30 años de carrera, la convierten en una de las principales directoras de cine a nivel nacional. Ya en 1987 coescribió y dirigió su primer trabajo cinematográfico, 'Tres en la marca', galardonado con el premio Teatro Arriaga en el Festival de Bilbao. A partir de ahí comenzó una brillante carrera como guionista y directora con 'Invisibles' (2020), 'Siete mesas de billar francés' (2017) o 'Tanto monta' (2017), y series de televisión como 'Ana Tramel' (2020) o 'Madres' (2019). Una mezcla entre orgullo y agradecimiento es lo que se siente al recibir este premio. "Que una institución tan importante y con tanta solera como la UIMP te entregue un premio en reconocimiento a tu carrera es realmente emocionante", señala Querejeta.

Pero no todo comenzó por el cine, aunque la vocación le venía de familia. La hija del veterano productor Elías Querejeta explica que "en mi familia querían que estudiara un carrera, y había que pasar por la universidad sí o sí", en un momento en el que dice "no existía Ciencias de la Información, algo que me hubiera gustado estudiar", por lo que decidió comenzar con Geografía e Historia. "Esto es algo muy común, hay muchos historiadores, médicos, etcétera, entre los directores españoles", indica Querejeta.

La ahora directora debutó con 13 años como actriz en 'Las palabras de Max', de Emilio Martínez Lázaro, lo que le dio la oportunidad de entrar en el mundo del cine, aunque su papel estaba detrás de la cámara. "Fue un experimento que estuvo muy bien pero fue algo casi accidental, yo nunca he tenido voluntad de ser actriz, así que me he dedicado a lo que me gustaba, que era dirigir y escribir", recuerda la cineasta.

Su última película, 'Invisibles', habla, valga la redundancia, sobre la invisibilidad de las mujeres en la sociedad a partir de los 50 años. "Es algo que ocurre sistemáticamente tanto a actrices como a directoras, y al conjunto de mujeres en general, independientemente de su profesión", explica Querejeta, que añade que la sociedad "siempre ha sido mucho más cruel con las mujeres que con los hombres", algo que ha querido plasmar en la diversidad de mujeres que aparecen en el film. La película se caracteriza por un guion con frases medidas, estudiadas y sobre todo por su sencillez, algo que partió "de una pequeña idea". "A partir de ella empecé a trabajar en serio, y todo guion que se trabaja de manera seria lleva cierto tiempo, pero tampoco me pareció demasiado", apunta.

La película centra la invisibilidad en la cincuentena, pero la falta de mujeres en puestos como el de directora de cine no entiende de edad, sino más bien de género. "Quizá por mi particular biografía no he tenido tantos problemas, porque mi padre era productor y empecé trabajando con él", indica, pero apunta a que "muchas compañeras se han sentido marginadas y no las han tomado en serio por el hecho de ser mujeres". Aun así, quiere poner el foco en la parte positiva. "Cada vez hay más mujeres directoras, y tenemos una nueva ley de cine que nos apoya", recuerda Querejeta.

El mundo del cine, como el de la cultura y las artes en general, fue uno de los más golpeados por la pandemia, y así lo reconoce la directora, que asegura que "si 'Invisibles' hubiera salido a la luz sin pandemia ni confinamiento hubiera podido tener más éxito del que ha tenido". "La película arrancó como un tiro, con un montón de espectadores, pero el confinamiento nos dio un golpe muy duro justo cuando estaba despegando la buena acogida", explica.

Por otro lado, si hablamos de actrices, Adriana Ozores y Maribel Verdú ya son asiduas en los trabajos de la cineasta, y hasta algunos papeles se han ideado específicamente pensando en ellas. "El papel de Ana en 'Cuando vuelvas a mi lado' estaba hecho para Adriana", señala la directora, que reconoce que "a una relación personal muy buena con ambas, se suma lo profesionales que son como actrices, que nos hacen el trayecto más fácil".

Precisamente este año se estrena la serie 'Ana Tramel' con Maribel Verdú, que podrá verse tanto en televisión (RTVE) como en su plataforma de internet. En estas nuevas plataformas Querejeta vislumbra oportunidades pero también peligros. "El problema del cine ahora mismo es que dependemos ya de plataformas y televisiones, no podemos hacer cine independientemente de ellas", lamenta, al tiempo que señala que "pone en peligro la figura del productor independiente". Aun así, considera las nuevas plataformas como "oportunidades para que haya más trabajo y se puedan generar más productos a lo largo del año".

La mente de Gracia Querejeta vive puesta siempre en nuevas ideas, y adelanta que actualmente está trabajando en dos proyectos: "Una película que se está produciendo llamada 'El Jurado'" y una serie para Mediaset, pero aún queda proceso por delante", concluye la cineasta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps