La portada de mañana
Acceder
El rechazo de Sánchez a tocar el pacto de la reforma laboral abre la vía Ciudadanos
Arde un árbol en la Amazonía para que coma un cerdo de macrogranja en España
Opinión - 'Entre el oasis catalán y la omertá', por Neus Tomàs
Sobre este blog

Primera Página es la sección de opinión de eldiario.es Cantabria. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

No hay nada inventado

Bruce Springsteen durante una actuación en directo. |

No me gustan los videos de internet. Estoy cansado de gatitos bebés, saltos, chistes, caídas, imitaciones… En cuanto veo asomar uno en mi WhatsApp me echo a temblar. Pero el otro día vi algo maravilloso. Les pongo en situación. Bruce Springsteen ofrece un concierto en directo en Leipzig (Alemania); todo va bien, más o menos dentro de lo esperado. De repente un tipo consigue hacer llegar al escenario una especie de cartel con algo escrito.

Bueno, no es un cartel, para que vean lo rudimentario que es el asunto, se trata en realidad de un parasol de esos que se ponen en los parabrisas de los coches cuando uno se va a la playa. Como digo, hay unas letras apresuradas y manuscritas con un rotulador negro. El Boss le echa un vistazo y sonríe.

Lo que el mensaje le propone es que cante 'You never can tell'. Se trata de un viejo éxito de Chuck Berry, compuesto mientras estaba entre rejas en una prisión federal por inmoralidad. A los norteamericanos les indigna mucho eso de la inmoralidad, sobre todo si se le atribuye a un negro. Pero la canción se hizo mucho más conocida a raíz del famoso baile de John Travolta y Uma Thurman en 'Pulp fiction', la magistral película de Tarantino.

La canción no forma parte del repertorio, así que Springsteen mira a los chicos de su banda, que son más o menos de su misma quinta y prácticamente pudieron haber hecho la mili conmigo en Araca y se pone a tararear. Y allí estaba él. Una estrella mundial, una parte de la historia viva del rock mascullando "give me a cable…", échenme un cable, mientras se pone a buscar el tono de la canción como si estuviera en la ducha de su casa.

Poco a poco, todo empieza a encajar. Este vejestorio de Nueva Jersey, con la camisa azul marino, casi de los domingos, empapada en sudor, se lanza despacio con los primeros acordes. "It was a teenage wedding…".

Hasta que, de repente, con su particular rugido, Springsteen ataca la canción en su más puro estilo, magistralmente secundado por la banda hasta alcanzar un plano sublime. Suena el saxo, suena la trompeta, suena el piano, suena la batería y "cést la vie... said the folks…". Así es la vida, dijeron los muchachos.

La actuación es toda una lección de talento y liderazgo en directo. El talento nunca tiene miedo de aportar su estilo personal y mucho menos de rodearse de más talento, porque eso engrandece a todos. Cada vez que escucho eso de que "ya está todo inventado" me dan náuseas, porque es colocarnos auto-barreras para evitar que se desarrollen nuestras aptitudes y nuestro potencial. Si todo estuviera inventado ya, seguiríamos viviendo en la Edad de Piedra persiguiendo inútilmente a los mamuts con un palo.

No, casi nada está inventado y es nuestra obligación abrir nuevos caminos, buscar nuevas fronteras, encontrar nuevos límites y, sobre todo, sumar esfuerzos y talento, especialmente en una época en la que muchos proponen dejar las riendas en las manos de un hombre fuerte que nos haga grandes otra vez. No, seguramente nunca fuimos tan grandes como creíamos, ni somos tan pequeños como nos pensamos ahora.

Sobre este blog

Primera Página es la sección de opinión de eldiario.es Cantabria. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats