Cantabria prevé llegar al nivel alto de incidencia COVID esta semana y reducirá aforos y cerrará el interior de la hostelería

Un camarero trabaja en el interior de un bar

Todo apunta a que Cantabria endurecerá sus restricciones por la COVD-19 esta semana. La tendencia es creciente, según la situación epidemiológica, y la previsión es llegar al nivel 3 de alerta sanitaria entre el jueves y el sábado, lo que obligará a la comunidad a aplicar nuevas medidas para tratar de contener el impacto de una posible cuarta ola tras la Semana Santa.

Las principales medidas que se impondrán, incluidas en el documento de actuaciones coordinadas del Consejo Interterritorial de Salud Pública, son la reducción de aforos en prácticamente todos los ámbitos sociales y el cierre de los locales de hostelería, una medida que estuvo vigente en Cantabria desde noviembre a marzo.

Así pues, tan solo un mes después de su apertura, estos negocios volverán a cerrar sus interiores si, tal y como está previsto, la incidencia acumulada a siete días en la región alcanza los 75 casos por cada 100.000 habitantes. Según han afirmado este martes el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), y el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, actualmente está en 70, y tienen claro que van a ser "muy estrictos" en la aplicación de lo que marquen estos indicadores.

De esta forma, en cuanto Cantabria alcance ese nivel 3 de alerta, Sanidad emitirá una resolución que entrará en vigor inmediatamente y que contemplará, además, el cierre de casinos y establecimientos de juego y apuestas, y la limitación a cuatro personas en las reuniones sociales de no convivientes.

En cuanto a la reducción de aforos, los velatorios o entierros estarían a un tercio de su capacidad, con límite máximo de 20 personas en espacios al aire libre y de 10 personas en locales cerrados. Idéntico aforo y límites máximos se establecería para bodas y bautizos.

En relación con el comercio minorista, el aforo máximo sería de un tercio, situándose en un 50 por ciento en los mercadillos al aire libre. También se prevé un aforo máximo de un tercio para las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos.

En el caso de las bibliotecas, museos, monumentos y otros equipamientos culturales, cines, teatros, auditorios y espectáculos de circo, la capacidad máxima también sería de un 50 por ciento, al igual que los centros recreativos turísticos, zoológicos y acuarios.

Actividad deportiva

En cuanto a las instalaciones y centros deportivos, no podrán superar un tercio de su aforo, y la práctica de cualquier tipo de actividad de esta índole de ámbito autonómico podría realizarse en espacios abiertos de forma individual o colectiva sin superar el aforo citado anteriormente, mientras que en espacios cerrados quedaría prohibida.

Los entrenamientos, competiciones o eventos que se celebrasen en instalaciones deportivas al aire libre podrían desarrollarse con público, debiendo permanecer sentado, sin superar un tercio del aforo. De igual forma, quedaría prohibida su celebración en lugares cerrados. Por su parte, en las piscinas para uso deportivo y recreativo, incluyendo aquellas de uso colectivo en urbanizaciones, se limitaría al 50 por ciento el aforo al aire libre y a un tercio en instalaciones cerradas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats