Cantabria retoma la aplicación del Semáforo COVID ante el aumento de la incidencia

Una trabajadora sanitaria inyecta una dosis adicional de la vacuna contra la COVID.

Cantabria retomará a partir de esta semana la aplicación del Semáforo COVID, el sistema de alerta a nivel municipal que tiene en cuenta la situación epidemiológica y que lleva asociado a su vez diferentes restricciones de aforo en los espacios públicos, dado que la Consejería de Sanidad ha detectado en los últimos días un empeoramiento generalizado de todos los indicadores de la pandemia. Así, este martes se volverán a actualizar los niveles de riesgo y las medidas que conllevan entrarán en vigor este jueves.

Aunque desde el Gobierno de Cantabria consideran que la mejor forma de combatir esta nueva ola del coronavirus pasa por acelerar la campaña de vacunación y seguir poniendo la dosis adicional de la vacuna a las personas mayores de 60 años, en los próximos días se estudiará de nuevo la aplicación del Pasaporte COVID en la comunidad autónoma y es probable que a lo largo de la próxima semana se requiera su autorización a la Justicia.

"Estamos otra vez en un invierno COVID como el año pasado. Cantabria ha adoptado los nuevos umbrales acordados con el Ministerio de Sanidad y el resto de comunidades autónomas para los niveles de riesgo y aún así los indicadores no son buenos", ha reconocido el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, que ha comparecido en una rueda de prensa de urgencia junto al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, para dar a conocer los últimos detalles de la evolución de la pandemia.

En este sentido, han explicado cómo hace apenas diez días había 12 personas hospitalizadas con COVID en Cantabria, mientras que ahora son 33 los pacientes que se encuentran ingresados, mientras que se ha pasado de 1 a 7 en el caso de las UCI. "Esa tendencia no es nada buena", ha lamentado Wallmann, quien ha señalado que la transmisión comunitaria se ha incrementado sobre todo en la zona oriental de la comunidad autónoma y en el área de Santander, aunque en los últimos días también ha afectado a la comarca de Torrelavega.

"Hemos llegado a la conclusión de que el único camino sostenible es la vacunación y, sobre todo, la aplicación de la dosis adicional, que siete días después incrementa exponencialmente los anticuerpos sanguíneos. Puede acabar con una ola COVID, como hemos visto que ha ocurrido en Israel", ha reiterado el director general de Salud Pública, que también ha insistido en que "para mantener el sistema hospitalario, la solución pasa por menos contactos, mascarilla y ventilación".

En lo que respecta a los contagios, Wallmann y Rodríguez han hecho hincapié en que se están produciendo sobre todo en personas mayores, en la franja de 60 a 69 años, y en niños que todavía no han podido ser vacunados. "Seguimos el patrón que se detectó hace una o dos semanas a nivel nacional", han asegurado, con una incidencia acumulada entre no vacunados de 286 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que entre personas vacunadas es de 125.

Pasaporte COVID

"Los no vacunados tienen 32 veces más riesgo de fallecer de COVID. Sin la protección de la vacuna tendríamos probablemente más del doble de casos nuevos y más de cinco veces más ingresados", ha expuesto el responsable de Salud Pública de Cantabria. Las personas vacunadas, aunque no tienen problemas graves en general cuando se contagian, sí transmiten el virus a otras personas vulnerables, por lo que es importante reducir el número de contagios.

Por ello, el consejero de Sanidad ha considerado que el Pasaporte COVID que se ha empezado a exigir en algunas comunidades autónomas para entrar en determinados espacios públicos "no es suficientemente efectivo" y ha apostado por "la vía del convencimiento y no de la obligación" de cara a aumentar la población vacunada.

Según sus datos, en estos momentos son unas 20.000 personas las que no se han inmunizado aún en la comunidad autónoma, por lo que el Servicio Cántabro de Salud va a habilitar dos centros en Santander (El Sardinero) y Torrelavega (El Zapatón) para seguir haciendo llamamientos a vacunar, intensificando las llamadas en las próximas horas.

Además, desde la Consejería de Sanidad estudiarán la viabilidad de implantar el Pasaporte COVID en Cantabria y en qué ámbitos sociales podría ser útil, para posteriormente solicitar a la Justicia su aprobación llegado el caso.

Dosis de refuerzo

En lo que respecta a la aplicación de la dosis de refuerzo de la vacuna, el consejero de Sanidad ha avanzado que previsiblemente se terminará la semana que viene con las de Janssen y que comenzarán los hospitales a inocular desde el lunes, intentando priorizar a las personas que recibieron AstraZeneca. Tras poner en valor el "importantísimo esfuerzo" en esta tarea de todos los equipos y principalmente de la Atención Primaria, Rodríguez ha señalado que el 63,8% de la población mayor de 70 años ya tiene el pinchazo adicional y que los mayores de 60 alcanzan el 37%.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats