Cantabria solicita a la Justicia que 38 municipios continúen con el toque de queda durante las próximas dos semanas

Calle Lealtad, en Santander, durante el toque de queda.

Cantabria ha solicitado imponer durante al menos 14 días más el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada en 38 municipios. Esta disposición que ha aparecido en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) este martes recoge, por tanto, que las localidades que tendrán limitación de la movilidad quedarán reducidas a la mitad respecto a la orden decretada hace dos semanas, cuando fueron 70 los municipios afectados por la restricción.

Asimismo, el Gobierno ha vuelto a pedir que también se establezca la limitación de reunión a un máximo de seis personas no convivientes en el ámbito público y privado durante ese tramo horario, a la espera de recibir autorización de los tribunales para ambas cuestiones.

Así pues, y tras el último varapalo de la Justicia al Ejecutivo al anular el Semáforo COVID, Sanidad se enfrenta a la resolución judicial que dictaminará si a partir del próximo viernes 13 de agosto (cuando vence el toque de queda anterior) estos municipios continúan con esta restricción a la movilidad.

Según han informado, los 38 municipios afectados por estas medidas son: Santander, Torrelavega, Castro Urdiales, Camargo, Piélagos, El Astillero, Santa Cruz de Bezana, Laredo, Santoña, Suances, Colindres, Medio Cudeyo, Polanco, Cartes, Entrambasaguas, Marina de Cudeyo, Ribamontán al Mar, Ampuero, Santillana del Mar, San Vicente de la Barquera, Villaescusa, Noja, Comillas, Arnuero, Meruelo, Bareyo, Selaya, Villacarriedo, Solórzano, Valderredible, Valdeolea, Udías, Vega de Pas, Vega de Liébana, Cabezón de Liébana, Herrerías, Cieza y Pesaguero.

Cabe destacar que aunque la mayoría de ellos ya tenían la limitación, se incorporan a la lista, al empeorar la situación de la COVID en la última semana: Solórzano, Vega de Pas, Herrerías, Cieza y Pesaguero.

Tal y como informaba el director de Salud Pública, Reinhard Wallmann, este martes, el toque de queda sigue siendo "necesario" al continuar la comunidad en nivel de riesgo 3.

Así, si la Justicia avala la decisión sanitaria, en los municipios planteados no se podrá circular por la calle, salvo excepciones justificadas, y tampoco podrá haber grupos de más de 6 personas en domicilios u otros ámbitos privados, salvo que sean convivientes. Además, todos los establecimientos públicos deberán cerrar a la una de la madrugada.

Para establecer los municipios afectados por el toque de queda se tienen en cuenta cinco indicadores epidemiológicos como son la Incidencia Acumulada (IA) global a 7 días, fijando el umbral de riesgo extremo por encima de 125; la IA a 7 días entre la población de 15 a 25 años, con un umbral de riesgo extremo si supera los 500; IA a 7 días entre los mayores de 40 años, esta vez si se eleva de 125; presencia de uno o más casos con la variante Delta y una positividad por encima del 15%.

El criterio es, según Sanidad, un mínimo de dos indicadores por encima del umbral permitido en municipios con menos de 5.000 habitantes, y tres indicadores en nivel extremo, si se trata de municipios con población superior a 5.000 habitantes. En esos casos, se aplicarían las restricciones a la movilidad y reuniones de grupos.

Estas medidas se proponen por 14 días y su entrada en vigor, puesto que afecta a libertades individuales, está condicionada a la autorización judicial. De hecho, tras la publicación de la resolución de la Consejería, se traslada al TSJC para su validación.

Las anteriores resoluciones -la primera afectó a 53 municipios y la segunda a 70- fueron autorizadas y prorrogadas por los tribunales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats