Cantabria suma cuatro muertes y registra otro repunte de ingresos COVID que obliga a habilitar nuevas camas UCI

UCI Covid en Valdecilla

La tercera ola de la pandemia en Cantabria está empezando a pasar factura seriamente en los hospitales. En una jornada en la que la comunidad ha sumado otras cuatro personas fallecidas por COVID-19, la expansión del virus traducida en otro repunte de ingresos ha provocado que el Gobierno autonómico tenga que habilitar 18 nuevas camas UCI en el Hospital Valdecilla de Santander.

Así lo ha anunciado este jueves el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo regional, Pablo Zuloaga (PSOE), en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el primero ordinario de este 2021, en la que ha trasladado la "preocupante" situación en la que se encuentra Cantabria tras las fiestas navideñas.

Y es que este miércoles fallecieron tres mujeres, de 91, 76 y 71 años, y en lo que va de día otra de 93, de manera que la cifra total de decesos provocados por esta crisis sanitaria asciende hasta los 413.

El panorama es tan delicado que todos los parámetros registran una tendencia negativa en cada nuevo parte de datos diario: los positivos siguen creciendo, en la última jornada Sanidad ha detectado 181, y los casos activos ya casi alcanzan los 2.000 (1.997).

Además, los ingresos hospitalarios se disparan con 14 pacientes más en tan solo 24 horas: son ya 162, 24 de ellos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y como consecuencia de esto último, la ocupación hospitalaria es de un 10,8% y la ocupación UCI se sitúa en un 22%.

Todo ello se traduce en que la incidencia acumulada a 14 días en la región sigue subiendo de manera exponencial: ha pasado de los 198 casos por cada 100.000 habitantes a los 311 en un día.

El avance de la tercera ola y sus evidentes consecuencias en el plano hospitalario ha motivado que el Gobierno haya optado por habilitar un espacio de 500 metros cuadrados en Valdecilla con 18 nuevas camas UCI, que estaban ya listas para entrar en funcionamiento en el que momento en que fuera necesario, tal y como adelantó este medio.

El citado espacio se pondrá en funcionamiento la semana que viene y pese al aumento de camas disponibles, Zuloaga ha explicado que el número de sanitarios de esta especialidad no variará. "No tenemos personal ni capacidad para contratar más personal UCI", ha lamentado, recordando que "todo el esfuerzo sanitario" recae principalmente en estos profesionales.

Cuestionado por si esta situación puede provocar al normal funcionamiento del hospital y a los tratamientos de pacientes no relacionados con el coronavirus, el vicepresidente ha asegurado que de momento no ha habido que reprogramar o suspender operaciones. "El hospital sigue plenamente operativo", ha señalado, al tiempo que ha advertido de que si la tendencia sigue siendo negativa, con más pacientes COVID, no quedará más remedio que "paralizar algunos tratamientos".

Las residencias, "controladas"

Por otro lado, en las residencias, según ha detallado Zuloaga, la situación "está controlada", pese a que en este momento hay 60 casos activos que en su mayor parte, con 41 contagios, se corresponden con un brote detectado a finales de la pasada semana en el centro de Bimbiles de Bezana.

No obstante, los otros 82 centros "se puede decir que están libres de COVID", en palabras del vicepresidente, ya que en aquellos en los que se han detectado positivos puntuales se han trasladado al centro COVID de Suances.

Etiquetas
Publicado el
14 de enero de 2021 - 12:13 h

Descubre nuestras apps

stats