La portada de mañana
Acceder
España, encerrada antes del puente
Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual"
Opinión - Ayuso y sus demonios, por Esther Palomera
Vista aérea de las instalaciones de Nissan en Los Corrales de Buelna. | ARCHIVO

La dirección de la planta cántabra de Nissan y los representantes de los trabajadores han llegado a un acuerdo en las últimas horas para sacar adelante el plan de ultracompetitividad que remitirán ahora a Japón para que obtenga luz verde por parte de la cúpula de la compañía nipona, asegurando así la viabilidad de la fábrica de componentes de automoción situada en Los Corrales de Buelna.

El pasado 4 de junio, tras las turbulencias provocadas por la reestructuración interna del gigante automovilístico en todo el mundo, que incluye el cierre de sus centros en Barcelona, se constituyó una mesa negociadora para definir el futuro de la planta de Nissan en Cantabria y establecer un plan que contempla el periodo 2020-2023 y que tenía que aprobarse como tarde este viernes 26 de junio.

Así, tras varias jornadas maratonianas de reuniones y desencuentros entre la dirección y el comité de empresa, en la madrugada de este jueves se ha firmado un acuerdo que incluye reducciones de jornada, una bajada salarial del 5% y la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se extenderá hasta el primer trimestre de 2024.

Según ha podido confirmar eldiario.es de fuentes sindicales, el acuerdo contempla un ERTE con un complemente al 84% del salario bruto, con pagas extras y vacaciones al 100%, y con una afectación que no puede superar los 10 días al mes por trabajador ni un máximo de 84 jornadas por empleado en 2021, 60 en 2022 y 2023, y 15 días en 2024, cuando se pondría fin al mismo.

El acuerdo para el plan de ultracompetitividad también incluye una reducción de la jornada y una reducción salarial del 5% aplicable desde el 1 de enero de 2021 y una congelación de los sueldos hasta el 31 de marzo de 2024, dejando sin efecto la subida del 0,7% pactada en el convenio en vigor, además de la movilidad funcional para los trabajadores "bajo los principios de objetividad y fines profesionales".

Garantías del acuerdo

De cara a dar solidez al esfuerzo realizado por la plantilla, como garantías del acuerdo alcanzado con los sindicatos, la dirección se compromete a mantener el nivel de empleo en la fábrica de Los Corrales de Buelna sin aplicación de medidas traumáticas ni despidos durante la vigencia del plan de ultracompetitividad, en el periodo 2020-2023, además de una carga de trabajo equivalente al 75% de la planta.

Por otra parte, desde la compañía nipona proponen realizar una inversión en la fábrica superior a los 40 millones de euros en este tiempo, incluyendo una nueva línea de moldeo, y acepta que en caso de incumplimiento de cualquiera de las garantías se retornará a la situación actual, abonando de forma retroactiva los importes brutos que hubieran dejado de percibir los trabajadores debido a la aplicación del plan de ultracompetitividad.

El objetivo de esta negociación entre el comité y la dirección de Nissan en Los Corrales, cuyo inicio coincidió con el anuncio del cierre de la planta que la empresa japonesa tiene en Barcelona, es dotar a la factoría cántabra de un plan que asegure la sostenibilidad de esta empresa a medio y largo plazo.

Dicho plan para la fábrica de fundición y mecanizado en Los Corrales de Buelna cuenta con el apoyo de la administración, tanto del Gobierno de España como el de Cantabria, y tenía que estar aprobado antes del 26 de junio, plazo que se cumple este viernes, para que se valide de forma definitiva a lo largo del mes de julio en Japón.

Para el director general de operaciones de Nissan en Los Corrales de Buelna, Eduard Reimondez, con este acuerdo trasladan "un mensaje del compromiso de la planta y la apuesta decidida por su futuro". "A través del plan de ultracompetitividad dispondremos de una oportunidad única para construir un futuro sostenible para la planta de Cantabria", asegura en nota de prensa.

Reimondez subraya también la importancia para la dirección de que el plan "sea asumible para la plantilla y cuente con el apoyo y el compromiso de todas las partes", incluido el respaldo del Gobierno de Cantabria a través de proyectos de innovación, medioambientales y de formación, con el fin de presentar la "hoja de ruta definitiva" a la dirección global de la compañía, en Japón, y obtener su validación durante el mes de julio.

Presencia en Cantabria

La fábrica de Nissan en Los Corrales de Buelna cuenta con más de 500 trabajadores. Es una de las plantas de fundición y mecanizado más importantes de Europa. Produce piezas para vehículos de las fábricas europeas de Nissan y Renault.

La compañía japonesa emplea en España a más de 4.000 personas en cinco centros de producción, en Cantabria, Ávila y Barcelona. Este último se cerrará a finales de año, según ha anunciado Nissan en las últimas semanas.

Precisamente este anuncio de cierre ha provocado en las últimas horas que la Delegación del Gobierno en Cantabria trabaje con la Guardia Civil para establecer un protocolo de actuación ante el traslado de los trabajadores de las plantas de Nissan en Cataluña hasta la planta de Los Corrales de Buelna, donde tienen previsto movilizarse.

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2020 - 10:42 h

Descubre nuestras apps

stats