Música en Grande regresa a Torrelavega como el primer gran festival de Cantabria tras el fin de las restricciones

Montaje del festival Música en Grande 2022 en estadio El Malecón de Torrelavega.

Blanca Sáinz


0

El Malecón de Torrelavega ya ha empezado a tener más ajetreo que el habitual con camiones entrando y saliendo, personal de un sitio para otro y un ambiente de nerviosismo e ilusión a partes iguales en el ambiente. ¿El motivo? La ansiada normalidad para poder desarrollar el festival Música en Grande, el más longevo de los organizados por Mouro Producciones y, sobre todo, el primero que dará paso a la vida sin restricciones en Cantabria.

Andrés Calamaro: "Cansa un poco que los artistas sean sentenciosos y nos expliquen el mundo"

Andrés Calamaro: "Cansa un poco que los artistas sean sentenciosos y nos expliquen el mundo"

Así, Música en Grande volverá tras dos años de parón y se convertirá a partir de este jueves en el primer festival de gran formato en territorio cántabro con plena normalidad. “Será el arranque de un verano en el que la música va a ser uno de los principales reclamos de la comunidad, con cerca de 30 noches de conciertos y casi un centenar de artistas”, señalaba este lunes en rueda de prensa el director de la empresa promotora, Guillermo Vega, en referencia a la programación que tiene en marcha su productora.

No obstante, Vega reconocía que la pandemia sí que ha dejado algunos cambios en los conciertos. Cambios como la reducción en los aforos, que en el caso de El Malecón anteriormente rondaban los 10.000 espectadores en ediciones anteriores de Música en Grande y que, en esta ocasión, no excederán los 6.000 para evitar las masificaciones. Asimismo, los grupos sentados en mesas, que fueron una novedad en la época de las restricciones y la distancia social, se quedarán “por petición del público”, aunque tan solo en uno de los laterales del recinto y en esta ocasión con la posibilidad de levantarse a bailar o incluso de cambiarse de lugar durante el concierto.

Respecto a la respuesta del público para este evento con 14 horas de música en directo a lo largo de tres jornadas, y con nombres de reconocido prestigio como Andrés Calamaro, Antonio Orozco, Sebastián Yatra o Mikel Erentxun, el director del festival ha revelado que la venta de entradas está siendo “un éxito”, y que esperan que el 'sold out' llegue en las próximas horas: “Se lo están rifando entre los conciertos del viernes y los del sábado”, indicaba. Además, ya se han vendido cerca de 2.000 abonos, por lo que habrá dos millares de personas que acudirán los tres días, algo que Vega también ha destacado por la fidelidad que supone por parte de los espectadores.

Precisamente, para entregar las pulseras a las personas que han comprado los abonos, desde Mouro Producciones han organizado una fiesta de inauguración, una 'preparty', que se celebrará este miércoles entre las 17.00 y las 22.00 horas en el concesionario Parte Automóviles Volkswagen de Torrelavega y que tiene como fin que los espectadores eviten colas el jueves en el arranque de los conciertos.

De esta forma, la 'preparty' servirá para recibir la pulsera de forma anticipada y, además, para poder cargarla -ya que será 'cashless'- con descuentos y promociones que luego podrán utilizar en las zonas de hostelería y gastronomía que habrá en el festival. Tal y como han informado desde la promotora, el evento contará con música a cargo de un DJ, así como una consumición gratis para los asistentes y ventajas como que, a la hora de cargar la pulsera con 20 euros, el abonado reciba otros cinco euros más para consumir en el evento.

El impacto del festival

A la rueda de prensa ha acudido también el concejal de Deportes de Torrelavega, Nacho González, y es que el Música en Grande celebrará sus próximas cuatro ediciones en la ciudad y, más concretamente en El Malecón, algo que para Vega supone una “estabilidad necesaria” para poder seguir creciendo año a año.

De igual manera, han hecho públicos los datos económicos del festival y este tiene un presupuesto que ronda el millón de euros generando cerca de 250 puestos de trabajo directos e indirectos. Según han destacado desde la organización, los conciertos también repercuten en los negocios de la ciudad y del entorno con una estimación de 400.000 euros de impacto en la comarca del Besaya, desde la reserva de noches de hoteles para los espectadores que llegan de fuera de Cantabria como de los propios equipos de los artistas, que rondan la veintena por cada uno de los cabezas de cartel, como en gasto de transporte, comercio y consumo en la ciudad, una cuestión que la organización también ve como algo “muy positivo”.

Así pues, Andrés Calamaro y Mikel Erentxun inaugurarán este jueves 7 de julio una temporada de conciertos que concluirá en otoño con ocho festivales a la espalda, una inversión de más de cuatro millones de euros en total y miles de espectadores que volverán a disfrutar de la música de sus ídolos en directo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats