Las niñas se despiden antes del deporte: “Tenemos que focalizarnos en por qué abandonan a una edad muy temprana”

Andrea Njim Tankeu, joven atleta cántabra, durante un entreno de lanzamiento de peso

Los 12 años son una edad de cambio. En el sistema educativo actual es el momento en que se comienza en el instituto, un momento a medio camino entre la preadolescencia y la adolescencia. En el caso de las niñas es, además, el momento en que empieza a abandonarse el deporte. Es una tendencia general en España que llevan señalando varios estudios desde al menos 2005.

“En Cantabria no tenemos datos específicos”, reconoce el concejal de Deportes de Santander, Felipe Pérez Manso. Fue a raíz del proyecto de un club de baloncesto femenino, que se basaba en un estudio de Barcelona sobre el abandono en esa disciplina deportiva alrededor de los 14 años, cuando se plantearon utilizarlo como “guía” para plantearlo en la ciudad, no solo en baloncesto sino en todos los deportes, aclara el edil.

La idea que se persigue desde las instituciones es presentar un proyecto europeo que les proporcione fondos suficientes para realizar ese estudio a nivel autonómico del abandono del deporte femenino. Hasta entonces, los estudios realizados a nivel general y en otras comunidades se presentan como un buen sistema de predicción de lo que se podría encontrar en Cantabria.

En 2018, el informe 'Salud y deporte en femenino' con el que colaboraba el Consejo Superior de Deporte (CSD) indicaba que más del doble de niñas que de niños abandonaba la práctica deportiva a los 12 años. Al año siguiente, el estudio ‘Mujer joven y actividad física’ de la Fundación Mapfre refrendaba la misma tendencia a nivel nacional e indicaba que entre los 15 y 34 años las mujeres eran hasta 15 puntos porcentuales más inactivas que los hombres.

Andrea Njimi Tankeu es una de las excepciones en las estadísticas. La atleta de 14 años ha batido este año el récord de España sub-16 en lanzamiento de peso que se mantenía desde 2006, situándose así como la campeona nacional en esta categoría. Ella también percibe cómo sus compañeras de clase comienzan a dejar de lado el deporte “para ocuparse de otras cosas o porque no tienen suficiente dinero sus padres para ayudarlas”. El que lo dejen más chicas lo atribuye a “piensan que ya no es divertido y le dan más importancia a, por ejemplo, tener más vida social o tener amigos o novio”, opinaTankeu.

Mis amigas dejan el deporte para ocuparse de otras cosas o porque no tienen suficiente dinero sus padres para ayudarlas

Hace ya algunos años, la campeona olímpica de salto de altura Ruth Beitia comenzaba a practicar atletismo siguiendo el mismo patrón que Andrea Njimi. Hacía cross y pasó por todas las disciplinas del atletismo hasta encontrar la suya. En ese proceso ya vio como muchas compañeras abandonaban el deporte y ahora, como técnica de protocolo deportivo en la Federación Española de Atletismo, agradece que se tenga “la sana preocupación de pensar: tenemos que focalizarnos en por qué abandonan a una edad muy temprana”, asegura Beitia.

Los artículos científicos sobre el tema describen multitud de factores tanto personales como ambientales que influyen en el abandono del deporte femenino, pero no se puede atribuir a una sola causa. El ‘Análisis de los factores que intervienen en el abandono prematuro femenino’ habla de elementos sociales, psicológicos y biológicos.

Entre los agentes sociales que influyen en la actitud de las niñas, un pilar fundamental más allá de la escuela o las amistades es la familia. Andrea Tankeu los menciona en varias ocasiones cuando habla con elDiario.es: no solo fueron los que la impulsaron a iniciarse en el atletismo, sino que son el motivo de que ella no haya tenido que plantearse dejarlo. Se convierten así en las personas que la inspiran a seguir. “Mis padres, mis tíos, todos. Siempre van a las competiciones conmigo. Me apoyan, me ayudan y me motivan”, cuenta la joven atleta.

Aunque Andrea Njimi tenga a sus referentes cerca, los estudios también señalan la importancia de que en los medios de comunicación aparezcan mujeres deportistas que sirvan de referente a estas niñas, para el concejal Pérez Manso supone que “se vean reflejadas en ellas y no abandonen”.

A nivel psicológico, resulta importante también romper con una concepción social que asocia determinados deportes al género masculino por no encajar con la idea de ‘mujer perfecta’. Es el caso de los deportes de contacto, como el baloncesto. La jugadora Laura Nicholls, campeona de Europa y medallista olímpica con la Selección Española, coincide con esta idea: “Al final, te imaginas una mujer muy femenina que, no sé por qué, la gente piensa que con el deporte eso no se consigue. Te llevan a buscar otro tipo de prioridades y dejan el deporte porque lo tachan un poquito más de gente ‘masculina’ ”, cuenta la baloncestista cántabra.

Por supuesto, hay una serie de diferencia biológicas a tener en cuenta, especialmente por lo entrenadores de las deportistas. Desde la Federación de Atletismo se están centrando precisamente en este aspecto. “Cuando la niña pasa a ser mujer hay un rendimiento que baja muchísimo. También hay un cambio físico. Es una situación que hay que saber llevar”, explica Ruth Beitia.

“Nos estamos preocupando de que tanto ellas como sus entrenadores o entrenadoras tengan paciencia en ese tránsito”, añade la atleta, que considera que para ello es necesaria una formación que proporcione a las personas cercanas a las niñas el conocimiento suficiente para abordar esta situación.

Aún sin haber un motivo exclusivo que lleve a un predominio del abandono femenino del deporte en edades tempranas, se trata de una realidad que implica una pérdida de beneficios para estas niñas. Más allá de una mejor forma física, “es importante para la cabeza”, señala Pérez Manso. Mejor autoestima, autoconcepto o mayores habilidades sociales, son solo algunos de la larga lista que ha detectado hasta ahora la literatura científica.

Por ello, es importante una actuación de las instituciones que aborde este problema. El concejal de Deportes de Santander cuenta que desde el Ayuntamiento la intención es crear un proyecto basado en “charlas específicas, tanto en lo clubes deportivos como en las escuelas, enfocado sobre todo a las niñas, con profesionales de la psicología para explicarles los beneficios del deporte y convencerles de que no lo abandonen”.  La prioridad está clara: “Intentar no perder a las niñas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats