La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

Santander condena el acto vandálico que sufrió la sede de la asociación LGTBI de Cantabria con el voto en contra de Vox

Sede del colectivo LGTBI de Cantabria en el Centro Eureka.

El Pleno de Santander ha aprobado este martes una moción urgente en apoyo a la Asociación de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Trans de Cantabria (ALEGA) tras el ataque sufrido durante la noche del martes en su sede, que se ubica en el Centro Eureka, en la calle San Simón de Santander.

Sin embargo, y a pesar de que las pintadas indicaban los lemas 'viva Vox' y 'Vox sí, ALEGA fuera', el grupo de ultraderecha ha optado por votar en contra de esta proposición firmada por PSOE, PRC, Unidas por Santander y Ciudadanos, y apoyada por el PP, que pedía “condenar el ataque contra la comunidad LGTBI y trasladar la solidaridad de la Corporación Municipal”.

De igual forma, dicha moción también instaba “a la convocatoria de una concentración de protesta a las puertas del Ayuntamiento como muestra de repulsa de la Ciudad de Santander frente a cualquier actitud homófoba, el rechazo expreso de la violencia homófoba y la solidaridad con el colectivo LGTBIQ+ que la sufre”.

Así pues, desde Vox han decidido romper la unanimidad tras expresar durante la jornada del miércoles a través de sus redes sociales que “jamás han utilizado la violencia para hacer política”. No obstante, desde la cuenta oficial del partido en Cantabria han destacado que ellos también han sufrido “innumerables ataques violentos sin que hayan sido condenados por ningún partido político”, algo que la alcaldesa de la capital, Gema Igual, también ha recordado, aunque no dirigiéndose al grupo de ultraderecha directamente.

“Apoyamos la moción pero quiero resaltar y recalcar que no únicamente y exclusivamente por esto, sino por todas esas faltas de respeto”, ha aseverado la regidora popular después de indicar que la condena de este acto es “extensiva a todas las personas, entidades y asociaciones”. “Me gustaría meterlas a todas en el mismo saco porque hacer diferencias en esto tampoco me parece normal”, ha insistido Igual.

Por su parte, desde la cuenta oficial de ALEGA Cantabria en Twitter han advertido que no les “callarán”: “No lo permitiremos”, Precisamente, este ataque en el Centro Eureka, el lugar en el que el colectivo realiza sus reuniones y asambleas, se recibe en un momento en el que la asociación se encuentra inmersa en la preparación de la celebración del Día del Orgullo LGTBI y en el que, además, este colectivo acaba de pasar por un proceso electoral que ha tenido como resultado la reelección del activista Regino Mateo, que ya ocupó ese cargo hace casi 20 años.

Este periódico entrevistó al presidente de ALEGA hace unas semanas y ahí ya denunció que determinados movimientos de extrema derecha y ultrarreligiosos estaban atentando contra la libertad de mucha gente “mientras gritan libertad”.

“El mundo LGTBI y el feminismo somos sus dos grandes enemigos y van a por ellos. Están volviendo a meter miedo para que nos metamos en la invisibilidad”, aseveraba Mateo antes de sentenciar que “el lobo”, en referencia a Vox, “ya se ha quitado la piel de cordero y enseña los dientes sin el más mínimo pudor”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats