La portada de mañana
Acceder
La normativa de Felipe VI prohíbe a Juan Carlos I recibir préstamos sin interés
'¿Qué hace falta para retirar al emérito cualquier honor?', por Ignacio Escolar
Los casos en Europa vuelven a aumentar entre la incertidumbre de las variantes

Los sectores por los que la pandemia pasó de largo: "Es muy satisfactorio crear nuevos puestos en un momento en el que hay tanta destrucción de empleo"

Los supermercados han aumentado sus ventas, lo que ha repercutido en sectores como el de los envases de plástico.

Más allá de los sectores que han crecido como consecuencia directa de la pandemia -centros médicos privados o funerarias, por ejemplo-, la realidad es que otros negocios han logrado salir adelante este año de forma positiva a pesar de la crisis económica que golpea a todo el planeta por el impacto de la COVID. Ya sea por un cambio de necesidades en la vida diaria, o por tener la oportunidad de darle una vuelta a su actividad en un momento de parón total, algunas empresas han logrado que este 2020 se convierta en un reclamo para contratar más trabajadores y ampliar sus compañías. Bienvenidos al otro lado de la crisis.

Con solo siete años de vida y dos sedes en Santander y Vitoria , LIS Solutions, una consultora encargada de hacer trabajos de Big Data e Inteligencia Artificial para el entorno industrial, ha conseguido convertirse en una empresa de referencia dentro de su sector. Y es que según cuenta Manuel Coterillo, CEO del negocio, este último año su facturación ha crecido en torno a un 70% con un incremento de la plantilla del 72%, es decir, 13 nuevos empleados, unas cifras que poco tienen que ver con la previsión económica general del país. "Nos hemos dado cuenta de que ya no son solo las empresas grandes las que requieren nuestros servicios, creo que ya se ha convertido en una necesidad para todo tipo de empresas, y que el confinamiento sirvió para que hubiese una reflexión por parte de los negocios sobre lo que está por venir", explica su fundador.

Por otro lado, Formaspack comenzó su andadura en el año 1995, cuando un torrelaveguense se inclinó por montar una empresa en la que se utilizase el plástico pero de forma responsable. Y así nació la idea de fabricar bandejas y láminas de plástico reutilizadas con botellas de agua usada, algo que tal y como relata Ana Sastre, directora general de la empresa, ha terminado por dirigir su negocio hacia envases destinados a productos frescos como carne o pescado. "Con el coronavirus hemos logrado mantener un crecimiento importante porque nos dedicamos a la alimentación, y sobre todo a la alimentación en casa, un sector que ha crecido como consecuencia del confinamiento y de las posteriores limitaciones en la hostelería", incide.

Asimismo, Sastre considera que a pesar de que el uso de sus envases para la alimentación ha crecido durante la pandemia, ha llegado para quedarse. "Te ahorras la cola de la carnicería porque vas, coges el producto y te marchas, es más seguro porque la carne no ha sido manipulada, no ha sido expuesta ni ha estado en contacto con la atmósfera, y, además, permite al producto estar fresco más tiempo, por lo que puedes ir menos veces a comprar, lo que también se valora mucho en este momento porque implica menos exposición al virus", afirma.

Ellos, como en el caso de LIS Solutions, no solo han conseguido mantenerse en un momento en el que la economía caía, sino que han podido crecer: "En 2020 hemos crecido en torno al 17% y hemos contratado a 37 personas más", relata Sastre con cierta ilusión. No obstante, su deseo para 2021 es mantener las cifras de crecimiento y que se reactiven los proyectos nacionales e internacionales que quedaron parados por la pandemia, algo que a ellos también les ha perjudicado. Además, el 2021 traerá esperanza de por sí para Formaspack, ya que a partir de marzo pondrán en marcha una nueva empresa que les permitirá contratar a otras 20 personas y seguir reactivando así un lugar de Cantabria especialmente afectado por el empleo: la Cuenca del Besaya.

Y precisamente el empleo es una de la cuestiones que, a pesar de ofrecerse de forma continua en LIS Solutions, nunca termina de llenar la enorme demanda que hay por parte de parados o personas que aspiran a un puesto mejor. "En este momento tenemos cinco ofertas de trabajo abiertas, y, normalmente por cada oferta que abrimos recibimos más de 200 solicitudes, e incluso hay algunas en las que recibimos más de 500", asevera el CEO de la empresa. Y pese a que tienen que rechazar la inmensa mayoría de ellas porque los números no salen, el responsable del negocio asegura que sienten "mucha satisfacción por poder aportar ese granito de arena". "Es muy satisfactorio crear nuevos puestos en un momento en el que hay tanta destrucción de empleo, y crearlo de calidad porque no tenemos ningún trabajador que no sea indefinido. Estamos muy orgullosos, y para 2021 esperamos duplicar la facturación", revela con entusiasmo.

Pendientes de los fondos europeos

Sobre ello, y sobre el resto de empresas de digitalización de la comunidad, el director general de Trabajo del Gobierno de Cantabria, Gustavo García, apunta a que durante los próximos meses tendrán un impulso muy importante por parte de la Administración. "Es uno de los ejes que va en las propuestas del Ejecutivo hacia los fondos europeos, y ya hay un plan para estas empresas de 100 millones de euros", señala.

Además, García afirma que otros de los sectores que han crecido y continuarán haciéndolo en 2021 son las empresas de eficiencia energética o aquellas vinculadas a la construcción. "Hay que pensar que para aquellos que no han sufrido o estén sufriendo la crisis, esta época está suponiendo un ahorro", comenta el director de Trabajo en referencia al auge de sectores como el de la carpintería, los electrodomésticos o la marmolería.

Sin embargo, desde el Ejecutivo indican que a pesar de la esperanza que aportan estos sectores, no dejan de ser una excepción por estar creciendo en un contexto de crisis económica, y por eso recuerdan cómo durante el peor momento de la pandemia en el mes de mayo Cantabria tuvo, según datos de la Tesorería de la Seguridad Social, a 38.848 trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). "Ahora hemos logrado rebajar ese dato a 11.294 personas pese al incremento que comenzó en noviembre, pero no hay que olvidar que, a día de hoy, los ERTE son los que están sosteniendo el empleo y los que están evitando que haya Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de extinción", advierte cauteloso.

"Hasta el verano contamos con que, en general, haya poca contratación, pero intentaremos fomentar el empleo a través de los más de 100 millones de euros dedicados a ello en los Presupuestos Generales de Cantabria para 2021", concluye.

Etiquetas
Publicado el
17 de enero de 2021 - 18:56 h

Descubre nuestras apps

stats