La Zona Franca de Santander acepta cambios en su concesión en el muelle de Maliaño para hacer sitio a la nueva terminal de ferries

Zona Franca en el Muelle de Maliaño

La Zona Franca de Santander ha aceptado cambios en su concesión en el muelle de Maliaño para facilitar la reubicación de la terminal de ferries.

Con este fin, y según ha informado en un comunicado, ha llegado a un acuerdo con la Autoridad Portuaria de Santander (APS) por el que el Consorcio de la Zona Franca de Santander renuncia la concesión de subsuelo en el muelle de Maliaño de tuberías para la conducción de graneles líquidos y pulverulentos, que está en vigor.

Como contrapartida, y con el objetivo de que la Zona Franca pueda seguir prestando sus servicios de este tipo de graneles, se le otorgará una concesión por 25 años en el muelle de la Margen Norte con destino a la instalación de tres tubos para carga y descarga de graneles líquidos no peligrosos con una inversión superior a los 700.000 euros.

Por otra parte, se ha acordado el inicio de la tramitación de rescate de parte de una concesión a la Zona Franca situada en la zona adyacente a los muelles de Maliaño, en la zona sureste de sus instalaciones, que ocupa una superficie de 9.788 metros cuadrados, y que pasará a formar parte del conjunto del proyecto de la nueva terminal de ferry y la instalación de gas licuado para buques.

La Zona Franca sigue trabajando para ganar espacio y, de hecho, cuenta desde hace tres meses con un almacén en el Polígono Wissocq con condición de 'Depósito aduanero', y buscando nuevas ubicaciones y posibilidades de inversión mientras encuentra una solución "más definitiva y de mayor calado" de contar con más metros cuadrados para así poder incrementar su actividad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats