ENTREVISTA | Francisco Martínez Arroyo

“Aquí no hay uberización de la agricultura y no queremos tenerla”: la ley de Agricultura Familiar y Desarrollo Rural “debe servir de freno a ese modelo”

Agricultor en tractor

Esta semana el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha hablado en una amplia entrevista con elDiarioclm.es de agua, de la Política Agraria Comunitaria, de las protestas ciudadanas por la avalancha de parques solares fotovoltaicos y macrogranjas, en particular de porcino, y también de desarrollo rural.

“Espero que el Ministerio sea valiente y apueste por una reforma de la PAC de verdad y no por una continuidad del modelo actual”

“Espero que el Ministerio sea valiente y apueste por una reforma de la PAC de verdad y no por una continuidad del modelo actual”

Es la tercera pata de su departamento que trabaja en la futura Ley de Agricultura Familiar y Desarrollo Rural, que debe servir como complemento a la despoblación, desarrollando una estrategia regional.

¿Cómo será la Ley de Agricultura Familiar y Desarrollo Rural y cómo va a permitir luchar contra la despoblación?

Después de muchos años, lo que queremos es definir al agricultor familiar y profesional. Tenemos nuestras dudas de inicio porque puedes ser el que cotiza en lo que era la Seguridad Social Agraria, el que es ATP, los agricultores a título principal, con más del 50% de la renta procedente de la agricultura o bien el que tenga una explotación prioritaria.

Todas estas cuestiones están sobre la mesa y vamos a ver de qué manera lo ajustamos en la ley. En todo caso se trata de apoyar este modelo de agricultura.

La Ley de Agricultura Familiar y Desarrollo Rural tiene que servir de freno a la Agricultura de grandes multinacionales porque va en contra de nuestro tejido empresarial

En ocasiones se acusa al Gobierno de Castilla-La Mancha de no tener un modelo de agricultura propio y es algo que he contestado muchas veces: nuestro modelo es el pusimos sobre la mesa en 2018 con el documento de posición sobre la PAC. Y me siento orgullosísimo de haberlo defendido desde entonces.

Este es el modelo que queremos poner en esta ley, independientemente de cómo quede la PAC.

Tenemos la suerte de tener agricultores y ganaderos de verdad y no una agricultura de multinacionales. Aquí no hay uberización de la agricultura y no queremos tenerla.

La ley tiene que servir de freno a ese modelo que no queremos porque va en contra de nuestro tejido empresarial, que se comercialicen bien los productos de nuestros autónomos para que puedan seguir siéndolo y no haya tentación de un cambio de modelo.

El segundo ‘apellido’ de la ley es el Desarrollo Rural. ¿Incluirá una estrategia complementaria a la de Despoblación?

Sí, esta ley desarrollará la Estrategia de Desarrollo Rural de la Ley contra la Despoblación.

Ya se trabaja en la Estrategia de Despoblación y no sé si se está haciendo ya lo propio con la de Desarrollo Rural

La Ley de Despoblación es extraordinariamente ambiciosa. Hemos hecho un esfuerzo muy grande, aunque los resultados no se vean y la gente piense que los partidos ponemos solo ideas sobre la mesa.

En realidad, cuando se ve el dinero que se va a dejar de ingresar por lo que se va ahorrar en impuestos la gente que viva en los pueblos, y que vamos a tener que poner los demás porque las cuentas tienen que cuadrar… Nadie puede acusar a Castilla-La Mancha de no tener compromiso. Es que nadie lo tiene como nosotros.

La Estrategia de Desarrollo Rural la coordinaremos desde nuestra Consejería (la de Despoblación desde la Vicepresidencia) y va orientada tanto a las zonas rurales con despoblación como a las que no lo tienen, como la comarca de La Mancha.

¿Cuál ha sido la principal aportación de su departamento a esa Ley de Despoblación?

Hay una cuestión en la que hemos incidido y que tiene que ver con la metodología LEADER y los Grupos de Desarrollo Local. Ellos fueron los primeros en poner sobre la mesa las exenciones o ventajas fiscales para los habitantes de los pueblos.

El Manifiesto de Sigüenza fue avalado por el propio presidente regional. No es un compromiso ficticio. La ley está aprobada y la Estrategia de Despoblación nos va a obligar también a desarrollar el compromiso en materia fiscal. 

¿Qué destacaría en cuanto a las ventajas fiscales?

Está previsto - están hechas las cuentas porque es el consejero de Hacienda el que está en ello)- que los impuestos se pueden reducir en el medio rural: los que tenemos propios que son muy poquitos y los que tenemos cedidos como el tramo autonómico del IRPF o el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Tenemos margen.

Va a haber esfuerzo, y se va a ver, en el Presupuesto regional. Será un dinero que se deje de ingresar a cambio de intentar incentivar que la gente se quede en el pueblo o emprenda allí. Para mí es una satisfacción enorme.

Llevo tiempo reivindicando esta cuestión y RECAMDER también lo puso sobre la mesa. No puede ser que cueste lo mismo abrir un bar en Toledo que en Checa, en el Señorío de Molina de Aragón. Gracias a la ley, no será lo mismo.

En las zonas en las que no tenemos Agricultura y Agua es muy difícil luchar contra la despoblación sino diversificamos la actividad económica. Se han hecho esfuerzos en Turismo, Medio Ambiente… pero no han resuelto el problema.  

En cuanto a desarrollo rural, ustedes vienen defiendo reclamar fondos ante la UE más allá de la PAC. ¿En qué se traducirá ahora con los fondos europeos de recuperación?

Tenemos casi 100 millones de euros que se han incorporado al Programa de Desarrollo Rural (PDR) dentro de los fondos de reconstrucción y resiliencia. En el periodo transitorio de la PAC son otros 300 millones de euros.

Nos lo gastaremos en cuatro cuestiones. Por un lado, la apuesta por los jóvenes profesionales en la Agricultura. Hay abiertas dos convocatorias. Hablamos de relevo profesional y de mejora de explotaciones profesionales.

La segunda está relacionada con inversiones en industria agroalimentaria. Estamos cerrando la próxima convocatoria. El tercer lugar las cuestiones agroambientales, incluida la agricultura ecológica. Hemos tomado la decisión de prorrogar los compromisos para los años 21 y 22 para dar total seguridad de que acabarán el periodo de programación con la ayuda. Cada anualidad está en torno a 100 millones.

Después la diversificación de la actividad económica a través de los grupos de acción local a los que hemos asignado millón y medio más a cada uno para 2021 y 2022 para garantizar la senda de gasto.

Lo tenemos muy claro. Estamos en una ejecución del Programa de Desarrollo Rural del 70% y con perspectiva de seguir gestionando bien los recursos.

La UCLM quiere poner en marcha lo que popularmente conocemos como el ERASMUS Rural. ¿Va a colaborar la Consejería?

Tengo pendiente reunirme con el rector. Queremos impulsar la cooperación. Tenemos abiertas convocatorias de innovación con colaboración público-privada en el sector agrario y en el agroalimentario. La universidad participará en muchos proyectos a través del IRIAF.

¿La preocupa la mejora de la formación agraria en general? No sé si están trabajando en ello con la universidad

El Grado de Enología está funcionando bien, va a velocidad de crucero y el Colegio de Enólogos está haciendo un buen trabajo.

Tenemos que conseguir que los chavales elijan más estas carreras: la de Enología, la de Ingeniería Técnico Agrícola, forestales, de montes… Contribuimos con la oferta de empleo público y en particular para agrónomos vamos a hacer un esfuerzo grande este año. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats