La portada de mañana
Acceder
Prohibición de fumar, más restricciones sociales y cribados: las comunidades buscan más medidas ante el aumento de contagios
Juan Carlos I, un capitán general del Ejército en paradero desconocido
Las irregularidades en la contratación de temporeros mediante intermediarios dificultan el control de la COVID-19

Los castellanomanchegos se quedan de vacaciones en España este verano

Agencia de Viajes de Norte a Sur, en Azuqueca de Henares (Guadalajara)

¿Cómo están las expectativas de viajes vacacionales de los castellanomanchegos a las puertas de la primera gran operación salida del verano, la del 1 de julio? La pregunta se la hemos planteado a tres agencias de viajes de Castilla-La Mancha con respuestas casi idénticas. De momento, todavía hay incertidumbre y se están retrasando las reservas de agosto en adelante a la espera de conocer la evolución de la pandemia.

“Todavía no se están formalizando reservas para el verano. Por España poco y por el extranjero nada”. Lo explica Yolanda Delgado, de Viajes Walistour en Toledo una pequeña agencia de viajes familiar con décadas de experiencia. Ella abrió sus puertas en pleno casco histórico el pasado 1 de junio en horario de mañana y dice que “la situación es francamente complicada. El flujo es bajísimo”, especialmente en julio.

Las reservas son pocas. “He cerrado un viaje a Rumanía para alguien que vuelve a casa y el de otra pareja que se va a Benidorm, pero no hay movimiento”, explica. “Habrá gente que se desplace a la playa a segundas residencias o se reservará a través de internet”.

Yolanda es autónoma y ha trabajado desde casa durante el estado de alarma. “Tengo unos clientes que se iban a Lanzarote en julio y al final se han desanimado. Estamos todos muy sensibles. La gente quiere ir, normalizar, pero todos estamos pendientes de las noticias”.

 Ha tenido que anular en particular viajes internacionales a Turquía, a Méjico, a los fiordos o a Bulgaria, por ejemplo, al margen de los que se cayeron en Semana Santa, mayo o junio. “Todos estos suelen ser meses de reservas y nos los hemos comido”. Algunos de sus clientes han decidido cancelar viajes ante la incertidumbre económica. “La gente prefiere guardar la viña y está expectante”.

Entre los profesionales del sector no han caído muy bien declaraciones como las de la vicepresidenta Carmen Calvo quien advirtió que podría volverse a reactivar el estado de alarma si los rebrotes se agravan. “Estas cosas te ponen el estómago de pie y la gente piensa en ser prudentes y en no arriesgar”, dice esta profesional toledana.

“Falta un pequeño empujón por parte de las autoridades para que los clientes escuchen noticias positivas para viajar con cierta normalidad. Eso de momento no está llegando porque se insiste mucho en los rebrotes”, comenta Christian Lucas que dirige la agencia Central de Vacaciones, con sede en Cuenca que abrió sus puertas en 2009 en la que el 90% del negocio está relacionado con viajes internacionales y con una gestión completamente online desde 2011.

“Los poquitos que se van o que tienen pensado hacerlo están reservando costas nacionales o islas. La venta internacional, incluso la europea, es casi inexistente. Hay alguna opción de Caribe porque no habrá restricciones, pero son clientes que han tenido cancelaciones en invierno y las han retrasado”. 

“Tenemos una hostelería magnífica en España. Los hoteles se han puesto las pilas y ofrecen un servicio seguro y bueno. En otros países no alcanzan este nivel ni en broma”, señala Christian Lucas.

Una opinión que comparte Rosa Belinchón, de Viajes de Norte a Sur, en Azuqueca de Henares (Guadalajara).  “La comunicación por parte del Gobierno está siendo nefasta. La gente nos pregunta si con los rebrotes se puede viajar”, critica esta profesional. Además, "mucha gente piensa que no va a poder ni salir del hotel y apenas hay movimiento". Y eso, asegura, a pesar de que “hay ofertas espectaculares a las islas. Es el año para viajar a Baleares. Normalmente el 80% del banco de camas lo tienen cogido los turoperadores alemanes y este año las pocas reservas que hemos hecho son para Ibiza, Formentera o Mallorca y son hotelazos a muy buenos precios”.

Su agencia también abrió el 1 de junio a los clientes. “Creo que este año será un lujo viajar porque no habrá masificación y todo es muy seguro. Los hoteles nos están pasando las medidas, la limpieza va a ser bestial porque las habitaciones se van a hacer tres y cuatro veces al día, el buffet se transforma en servicio en mesa... Mi compañera Tania viajó la pasada semana a Cuenca a un hotel NH y todo lo sirvieron a la carta en mesa”.

 

Rosa Belinchón cuenta cómo ha sido el primer viaje de un cliente, la semana pasada a Mallorca. “Le mandé un mensaje y me dijo que el vuelo y el hotel estupendos. En los desayunos se habían hecho dos turnos para evitar aglomeración. En la piscina se ha contratado a personal extra, con separación en las hamacas…”

Las agencias de viajes piden también claridad sobre el listado de países abiertos a la visita. “Estamos a expensas de un empuje y que a nivel europeo se nos diga que convenios bilaterales van a existir para que los clientes reserven y viajen con tranquilidad. Cuando los mensajes positivos lleguen, por ejemplo, que se puede visitar Praga, las personas se animarán porque lo que sí notamos es que la gente quiere viajar”, asegura Christian Lucas.

Y es que, dice, “ahora solo se piensa en el turismo nacional. Muchos castellanomanchegos tienen segundas residencias en los pueblos y no hay intención de viajar sin esos mensajes positivos”, asegura.

“Yo estoy recomendando viajar solo por España y fomentar nuestro turismo nacional”, comenta Rosa Belinchón. Mientras tanto, agencias como la de Christian han optado por reinventarse porque “con miles de reservas hechas se nos ha venido todo abajo” y por eso, entre otras cosas, han desarrollado una herramienta junto a una start-up. “Se llama Routing y se trata de viajar con el coche diseñando un recorrido personalizado por una, varias regiones o en España y Portugal y que permite ir a zonas de costa, pero también descubrir las regiones de interior. Es una alternativa”.

 

Es una de las alternativas que también recomiendan en Viajes de Norte a Sur. “No solo tenemos playas, en España se pueden hacer un montón de cosas también en el turismo de interior. Es el momento. Este año por ejemplo se ha suspendido el Festival de la Lavanda de Brihuega, en Guadalajara, pero haremos visitas a campos privados, en pequeños grupos desde el primer fin de semana de julio”. Ofertan paquetes distintos para grupos, para parejas o para familias y, de paso, “regalamos productos locales como la trufa, miel de la Alcarria…”

También han optado por innovar y por eso su tour combinado Londres-Oxford con temática relacionada con la saga 'Harry Potter' se ofrece ahora en streaming. “Hacemos un tour con un guía, privado o bien en grupos a partir de cuatro personas. Lo haremos de esta forma hasta que se pueda viajar a Reino Unido”.

Además, las agencias ofrecen ahora seguros por la COVID-19. “Se puede asegurar al cliente de forma que si da positivo antes del viaje se devuelve el dinero. En los viajes al extranjero se está asegurando la cobertura en asistencia sanitaria para viajar con cierta tranquilidad. Ha tenido que llegar esto para que los seguros trabajen en ello”, lamenta Christian Lucas.

Otro caballo de batalla está siendo las devoluciones a los clientes. “Las reservas canceladas están siendo un sinvivir. Hemos recuperado una gran parte de inversiones de los clientes, pero todavía estamos peleando reservas de marzo de compañías aéreas que no han devuelto el dinero”, explica este profesional conquense.

“Es todo muy triste, seguimos cancelando los grandes viajes: de novios, de larga distancia”, cuenta Rosa Belinchón.  El pasado 22 de junio distintos agentes del sector se manifestaron en Madrid para pedir una Ley contrato de Viajes Combinados que sea "justa" ahora más que nunca por la situación para el sector motivada por la pandemia en la que el peso económico de las cancelaciones está cayendo sobre las agencias de viajes y no tanto en compañías aéreas y otros proveedores. "No se nos tiene en cuenta, solo a las compañías aéreas. Nos exigen de todo y somos los pringaos", lamenta esta profesional de Guadalajara. 

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2020 - 19:51 h

Descubre nuestras apps

stats