Castilla-La Mancha prorroga el cierre perimetral y el toque de queda y cierra el interior de bares y restaurantes en municipios con medidas de nivel 3

Juan Camacho, director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha endurecerá las restricciones para los municipios de la región que se encuentran en nivel 3 de incidencia del coronavirus y eso supondrá, entre otras cuestiones, el cierre del interior de bares y restaurantes -incluyendo locales como casinos, bingos o casas de apuestas con servicio de hostelería-, y que el aforo máximo de las terrazas quede reducido al 50%.

La medida atiende a las normas que establece el estado de alarma nacional, al decreto regional y también a las recomendaciones del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Así lo ha explicado hoy el director general de Salud Pública, Juan Camacho, quien ha comentado que “no está sobre la mesa” aplicar el confinamiento perimetral a los municipios de la región con más incidencia del virus.

Ha reconocido que “preocupan” especialmente Toledo, Cuenca y Talavera de la Reina, todos ellos con nivel 3 de medidas especiales. De hecho, serán los primeros de la región que vean aplicadas estas nuevas restricciones en una resolución del Gobierno regional que verá la luz “entre hoy y mañana”. Después se estudiará, caso a caso, el resto de los municipios de Castilla-La Mancha con medidas de nivel 3.

En el nivel 3 desaparece el cierre de las escuelas municipales

Camacho anunciaba así la modificación del documento de medidas que aplica restricciones de nivel 1, 2 o 3 dependiendo de la situación epidemiológica de cada municipio castellanomanchego.

Se trata de la cuarta versión del documento de medidas que, según el responsable de la Salud Pública regional atiende “al momento epidemiológico, al actual conocimiento sobre el virus y a la propia realidad de la región y los municipios”.

“Es un documento vivo”, insistía, y por eso, además de las nuevas medidas para la hostelería se ha decidido equiparar las medidas que se aplican a la enseñanza no reglada.

“En el nivel 3 desaparece el cierre de las escuelas municipales y las medidas se asimilarán al resto de enseñanza no reglada”, ha detallado el director general, quien ha sido preguntado sobre si la decisión tiene que ver con la solicitud del Ayuntamiento de Toledo en este sentido. “Consideramos que podría haber agravio comparativo entre escuelas municipales y el resto de enseñanza no reglada, por eso desaparece el cierre y todas se regularán de forma idéntica: en nivel 3, el aforo se reduce al 50% pero se permite la actividad”.

Camacho ha recordado además que, desde ahora, se rebaja el número de días en el que las medidas especiales se mantienen en vigor. Se ha pasado de 14 a 10 días “por cuestiones técnicas” para equiparar las restricciones en los municipios a los actuales plazos de aislamiento y confinamiento por la enfermedad.

El 17 de noviembre se estudiará seguir o no con el cierre perimetral regional y el toque de queda

El director general ha confirmado, por otra parte, que a partir de este 9 de noviembre se prorrogan las medidas incluidas en el decreto regional por el que se estableció el cierre perimetral de Castilla-La Mancha, un toque de queda entre la medianoche y las seis de la mañana, así como la prohibición de reuniones de más de seis personas, salvo que todas ellas sean convivientes.

Será así al menos hasta el próximo martes 17 de noviembre. Ese día el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha estudiará si mantener o no estas restricciones que podrían verse relajadas o endurecidas en función de la evolución del virus.

Camacho ha aclarado que el ‘paraguas’ del estado de alarma nacional permite jurídicamente a Castilla-La Mancha mantener en vigor las medidas y, si es necesario, “lo estarán estarán mientras esté en vigor el estado de alarma”. Es decir, hasta el mes de mayo.

Castilla-La Mancha pide 130 rastreadores militares más

Por otro lado, el director general ha anunciado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha solicitado al Ministerio de Defensa disponer de otros 130 efectivos militares que realicen labores de rastreo epidemiológico. “Hoy mismo se realizará la petición formal”.

Hasta la fecha, y según los datos facilitados por el Ministerio, en la región operan 141 rastreadores militares. Un trabajo, ha dicho Camacho “ irreprochable e insustituible”.

Las nuevas incorporaciones participarán en un programa formativo específico “que les capacitará para formar parte de los equipos de vigilancia epidemiológica coordinados por las delegaciones provinciales”, ha explicado.

Etiquetas
Publicado el
9 de noviembre de 2020 - 11:23 h

Descubre nuestras apps

stats