El brote de coronavirus en una empresa de Cuenca no está relacionado con el paso a fase 2, según el Gobierno regional

Foto: Europa Press

El brote de coronavirus detectado en una empresa de Cuenca y que el Gobierno de Castilla-La Mancha calificó de “controlado” en el día de ayer no está relacionado con el paso a la fase 2 de esta provincia que junto a Guadalajara habían progresado a la segunda fase el pasado 25 de mayo. “No hay pruebas empíricas de ello”, ha asegurado hoy la consejera portavoz, Blanca Fernández.

El brote de coronavirus en la provincia de Cuenca se detectó en una empresa y ya está controlado

El brote de coronavirus en la provincia de Cuenca se detectó en una empresa y ya está controlado

Además, ha querido lanzar un mensaje “de tranquilidad” asegurando que “no se puede decir que haya foco de infección en ningún sitio” de la región y sostiene también, en relación al repunte de casos en los últimos días en la provincia de Ciudad Real, que “habrá fluctuaciones en los próximos días porque hacemos miles de PCR todos los días”.

En concreto las ha cifrado entre 3.000 y 3.500 diarias y con voluntad de incrementar este volumen, después de que el presidente regional, Emiliano García-Page, anunciase ayer que Castilla-La Mancha estará en disposición de realizar 10.000 pruebas diarias de la COVID-19 "en los próximos meses" gracias a la implantación de nuevos equipos de procesamiento de muestras mediante técnica de biología molecular. En concreto, serán 11 equipos que se instalarán primero en los hospitales de las cinco capitales de provincia pero que, según ha dicho Fernández, “se implementarán después en otros centros”.

Solo estos equipos, ha comentado, permiten realizar 1.000 test en 24 horas. “Cada uno de estos equipos es capaz de ofrecer resultados en cinco minutos. Eso quiere decir que posiblemente va a aparecer mucho caso positivo, pero no necesariamente coincide con la expansión del virus”, zanjaba.

Por otro lado, ha dado a conocer que “estamos viendo que los síntomas que aparecen son más leves y de hecho los ingresos en hospitales de Castilla-La Mancha se están reduciendo permanentemente. Eso no es porque sí. Es porque el virus parece que ataca con menor virulencia”.

Sobre los datos que puedan ir surgiendo, - en referencia a lo ocurrido en Cuenca y al repunte en Ciudad Real- “se harán públicos y no se trata de alarmar”, ha dicho la consejera, quien sostiene que “mientras haya un solo caso positivo tenemos que seguir manteniendo una conducta responsable que incluye mascarilla, lavado de manos y distancia social”.

Fernández ha concluido que “no parece que haya un rebrote, pero no se puede descartar” y ha pedido “prudencia, prudencia y después prudencia”.

Etiquetas
Publicado el
30 de mayo de 2020 - 12:59 h

Descubre nuestras apps

stats