Las denuncias por violencia machista en Castilla-La Mancha bajaron casi un 6% en los meses más afectados por la pandemia

"Nos queremos vivas", dice una pancarta del 25N en Madrid. foto: David Conde

El segundo trimestre de 2020, el más afectado por las consecuencias de la crisis sanitaria del COVID-19, muestra una disminución interanual en la mayor parte de los indicadores que miden la actividad de los órganos judiciales con competencia en materia de violencia de género. Es uno de los datos que recoge la estadística hecha pública hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.

Este descenso ha tenido lugar a pesar de que la declaración del estado de alarma y, con ella, la suspensión de los plazos procesales, no afectó a las actuaciones encomendadas a los servicios de guardia, ni a las órdenes de protección, ni a las actuaciones urgentes en materia de vigilancia penitenciaria, ni a cualquier medida cautelar en materia de violencia sobre la mujer o menores, que fueron declaradas actividades esenciales.

Aún así, los juzgados de Castilla-La Mancha recibieron en el segundo trimestre del año un total de 1.326 denuncias por violencia de género, lo que supone una disminución interanual del 5,9%. Del total de denuncias por violencia de género presentadas (1.326), 108 fueron presentadas por la propia víctima directamente en el juzgado, y 978 por la víctima a través de los correspondientes atestados policiales.

Las denuncias con intervención directa de la policía se sitúan en 90: un total de 26 denuncias fueron presentadas por familiares, 49 fueron derivadas de partes de lesiones remitidos por los servicios sanitarios y 73 a denuncias presentadas por servicios asistenciales y terceras personas. En el conjunto de ese número de denuncias, un total de 1.287 mujeres en Castilla-La Mancha aparecen como víctimas de violencia de género, lo que supone un 4,6% menos que en el mismo periodo de 2019.

Por primera vez, el informe recoge el número de víctimas menores tuteladas que se pudieron contabilizar en el trimestre. Esta cifra permite saber cuántos hijos e hijas menores de las mujeres maltratadas son también víctimas de la violencia machista. En el segundo trimestre del año, ascendieron a 32 niños y niñas, de los cuales 24 son de nacionalidad española y 8 de otras nacionalidades.

Otro indicador que baja en ese trimestre: los asuntos penales de violencia de género registrados en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha, entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2020, disminuyeron un 17,5 % respecto al segundo trimestre del año anterior. Ingresaron 1.391 nuevos asuntos frente a 1.686 en 2019.

Dispensa para no declarar y órdenes de protección

Por otra parte, en el segundo trimestre del año, en 168 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa legal de la obligación de declarar como testigo, prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cifra superior a la del mismo periodo del año anterior, cuando 88 víctimas se acogieron a esta dispensa. El hecho de que una víctima de violencia de género se acoja a la dispensa a la obligación legal de declarar no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial, pues ante este tipo de delitos la Fiscalía actúa siempre de oficio.

Asimismo, durante el segundo trimestre de 2020 se solicitaron en Castilla-La Mancha 293 órdenes de protección, de las que se adoptaron 207.

En total, 86 hombres fueron enjuiciados por violencia de género en Castilla-La Mancha en los meses de abril a junio de 2020, con el resultado de 73 condenas, lo que supone el 84,9% de las mismas.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2020 - 12:26 h

Descubre nuestras apps

stats