El refuerzo de la capacidad diagnóstica y de detección precoz: claves del paso a fase 1 en Albacete, Toledo y Ciudad Real

Foto: SESCAM

“Castilla-La Mancha está haciendo un esfuerzo importante para reforzar su capacidad diagnóstica y su sistema de detección precoz y seguimiento de contactos en Atención Primaria”, con una estrategia vigente desde el 11 de mayo.

Esta es una de las razones por las que Albacete, Toledo y Ciudad Real pudieron pasar a fase 1 de la desescalada, según se recoge en el último informe hecho público por el Ministerio de Sanidad en el que se analiza la situación epidemiológica y las capacidades estratégicas sanitarias de la región, dentro del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad diseñado por el Gobierno de España.

Cuenca y Guadalajara habían pasado una semana antes a fase 1 porque, según recoge un primer informe anterior, el número de ingresos en estas provincias había sido “sustancialmente inferior” a los de otras provincias tanto en hospitalización convencional como en UCI.

La decisión para que el resto de provincias pudiera pasar a fase 1 tuvo que ver también con la reducción en la incidencia acumulada de casos. Y además, la ocupación de camas UCI no superaba el 35% ni en Albacete, ni en Toledo ni en Ciudad Real. En cuanto a las camas hospitalarias ocupadas por pacientes con COVID-19 era del 6,61% en Toledo, el 2,92% en Ciudad Real y el 2,94% en Albacete.

En la fecha de realización del informe todos los centros de Atención Primaria estaban ya abiertos y 12 equipos móviles seguían tomando muestras a domicilio o en puntos predeterminados, hasta “su progresiva sustitución escalada y ordenada por equipos de Atención Primaria”. En este aspecto, el Ministerio de Sanidad recomendaba a Castilla-La Mancha “un seguimiento del sistema de diagnóstico y vigilancia desde Atención Primaria”, algo que la región ha hecho al implementar hasta 806 “enfermeras investigadoras” que rastrean posibles casos sospechosos de COVID-19 y a sus contactos.

También destaca el informe la capacidad hospitalaria de la región que “cumple” con los criterios fijados con 40,09 camas por cada 10.000 habitantes y 2,42 camas UCI por cada 10.000 habitantes. Las tres provincias superan esas ratios.

La estructura logística y de almacenamiento centralizado para el control y gestión de materiales y recursos necesarios es otra de las fortalezas de la estrategia castellanomanchega que destaca el Ministerio de Sanidad.

Capacidad para realizar 6.600 PCR diarias

Por otro lado, la capacidad de laboratorio de la región para la realización de test PCR es de 1.500 al día a lo que se suma la capacidad para realizar otras pruebas de biología molecular para detectar coronavirus. En total, 6.600 pruebas diarias. En este sentido, las recomendaciones del Ministerio pasar por “mantener” esa capacidad y además “garantizar el resultado” en 24 horas en todas las PCR realizadas

El informe destaca la “elevada proporción” de realización de PCR Atención Hospitalaria sobre todo en personas que van al hospital a realizarse cirugías, pruebas y técnicas diagnósticas invasivas, hemodiálisis y pacientes de oncología.

En este sentido, la recomendación pasa por realizar un seguimiento “estrecho” de los indicadores sobre identificación de sospechosos, realización y positividad de PCR a medida que se implemente la nueva estrategia y la nueva herramienta informática, que entró en vigor el pasado 14 de mayo para actualizar en tiempo real los datos, según anunció hace unos días el consejero de Sanidad, Jesús Fernández.

El Ministerio que dirige Salvador Illa también resalta en su informe el refuerzo de la plantilla sanitaria con 4.332 profesionales que mantendrán sus contratos hasta pasado el verano, y más de 330 profesionales de Enfermería que serán asignados a Atención Primaria para reforzar la vigilancia de contactos y aislamientos en la nueva realidad (el último dato en este sentido que ofreció la Junta castellanomanchega los eleva a 427).

Se recomienda un “seguimiento estrecho” en las residencias de ancianos

La gestión sanitaria de las residencias socio-sanitarias se ha asignado a las diferentes Gerencias Integradas con planes de contingencia, se han creado equipos específicos de actuación sanitaria y se ha implementado un aplicativo web para la gestión de la información.

En cuanto a las residencias de ancianos se recomienda mantener un “seguimiento estrecho” porque, aunque existe ya búsqueda activa de coronavirus en estos centros, lo cierto es que en los últimos 14 días anteriores a la realización del informe, realizado hace dos semanas, el 19,5 de las residencias de Toledo habían tenido al menos un caso, un 39,7% en Ciudad Real y un 33,3% en Albacete.

Etiquetas
Publicado el
26 de mayo de 2020 - 11:39 h

Descubre nuestras apps

stats