Casi medio siglo potenciando el producto estrella de Las Pedroñeras

I Feria Internacional del Ajo en Las Pedroñeras

De la presentación de una máquina especial para el empaquetado de ajos en la I Feria Internacional del Ajo -en 1973- a las herramientas de la teledetección para rentabilizar el cultivo han pasado 46 años. Casi medio siglo en el que el cultivo y la elaboración del ajo han evolucionado con un punto neurálgico y un producto conocidos ya mundialmente: el ajo morado de Las Pedroñeras.

El municipio conquense ha acogido durante este pasado fin de semana la XLVI Feria Internacional del Ajo (FIDA), un evento en el que se potencia la difusión de este producto agroalimentario y en el que se afianzar las relaciones comerciales entre los agentes del sector. Asimismo, en él se dan a conocer cada año las novedades científicas y tecnológicas en torno a este cultivo, las iniciativas que van surgiendo con la elaboración de productos derivados del ajo morado -y del ajo negro- o la situación del sector en un momento que coincide, en términos generales, con el fin de la campaña de ajo, en un año especialmente complicado por el retraso en la recolección.

Desde la imagen de archivo que acompañaba a este artículo, un reportaje de el 'Diario de Cuenca' realizado por el periodista y fotógrafo José Luis Pinós y consultado en la Biblioteca Pública de Cuenca, como decíamos, han pasado 46 años en los que este evento se ha convertido en un punto de encuentro para todo el sector y al que cada año se van incorporando actividades de ocio y gastronómicas alternativas con la intención de dar más empaque a la feria.

Aunque no han precisado la cifra total de visitantes que han pasado este año por FIDA, el alcalde del municipio conquense, José Manuel Tortosa, ha mostrado su satisfacción por el "elevado número" de personas que han acudido a las actividades que se han celebrado en el recinto ferial para dar a conocer de primera mano las cualidades de este producto emblemático.

Para Tortosa, esta nueva edición es una forma de seguir fomentando que se conozca cada vez más que "en Las Pedroñeras se produce el mejor Ajo Morado del mundo". Una cita que este año, según el alcalde, ha cobrado "mayor importancia si cabe en años con dificultades como el actual, debido a que la cosecha del ajo ha tenido un retraso en la recolección como consecuencia de la meteorología".

Por ello, "la feria, en el punto álgido de la comercialización de este producto, ha contribuido a abrir mercados", ha resaltado el alcalde de Las Pedroñeras.

El alcalde ha destacado la importancia del Ajo Morado de Las Pedroñeras dentro del sector agroalimentario, siendo un producto estrella de la dieta mediterránea y, además, ha asegurado que apostar por este ingrediente es apoyar el mundo rural, a los agricultores y al desarrollo económico y empleo que generan en toda la región.

De este sector dependen directamente en la zona en torno a 6.000 familias, lo que genera unos 600.000 jornales anuales, con una producción cercana a los 100 millones de kilos.

En la XLVI Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras han participado medio centenar de empresas, que han fomentado reuniones y contactos entre agricultores, comercializadores y consumidores, quienes también han analizado los avances en la mejora de la producción del ajo.

En la cita se ha reunido la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajos, así como la Mesa Nacional de Ajo, donde se ha analizado la situación del sector y, además, se ha celebrado la sesión de la Lonja del Ajo y la Cebolla.

La ciencia como compañera del ajo

La Feria también ha acogido la charla-conferencia `Fertilización y protección biológica del ajo´, por parte de Nostoc Biotech, donde se ha abordado cómo sacar un mayor rendimiento a la producción a través de la mejora del suelo de los cultivos utilizando abonos naturales que actúan como fuente de energía del suelo ayudando a retener la humedad o la aireación, lo que favorece una buena producción.

Asimismo, se ha celebrado la charla-conferencia `Uso eficiente de riego y fertilización´ por parte de Ig4 Agronomía, donde se ha abordado cómo optimizar el uso del riego y de la fertilización para conseguir los mejores resultados aplicando la última tecnología al campo. De esta forma, resulta más fácil mantener la planta sana y cuidada, garantizando un cultivo productivo.

La última charla-conferencia celebrada ha llevado por título `Teledetección como herramienta de apoyo al cultivo del Ajo´ y ha estado a cargo de SONEA Ingeniería y Medio Ambiente. En esta cita se ha hablado sobre la herramienta de la teledetección para rentabilizar el cultivo. De este modo, se pueden evitar fallos de riego, o pérdidas de agua que pueden generar problemas importantes en los mismos.

Además, se ha tratado cómo a través del correo electrónico o de aplicaciones en el teléfono móvil se puede conocer semanalmente si existe algún problema en el propio cultivo, como puede ser un fallo de riego, o una plaga, para poderlo solventar antes de que se eche a perder la cosecha.

En definitiva, durante estos encuentros en la Feria Internacional del Ajo se ha abordado cómo se puede poner la tecnología al servicio del campo para mejorar la producción aunando tradiciones, como las que se recogían ya en la primera feria y los últimos avances del siglo XXI.

Vídeo de Noticias CMMedia

Otras actividades

Además, en esta feria se van afianzando actividades gastronómicas como el X Concurso Nacional de Ajo Morado de Las Pedroñeras y se ponen en marcha otras novedosas como el Master Ajo Junior, un taller de cocina en el que han participado niños con edades comprendidas entre 6 y 12 años.

Las demostraciones de artesanía con el ajo y la Ruta del Tapeo son otras de las actividades que ya tienen su sitio en el programa de cada año, que también incluye una competición de habilidad con tractor y remolque, la exposición de maquinaria o la presentación de nuevos productos como el jabón de ajo negro que ha dado a conocer la empresa Mouse Hill.

Un jabón de ajo negro, con propiedades para la piel

El jabón con ajo negro ha sido uno de los productos novedosos de la XLVI Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras y destacan sus propiedades para tratar "la dermatitis atópica, el acné, también para pieles sensibles y para tener una piel saludable".

Es una de las novedades de esta edición, tal y como explica Jesús Esteban, socio de Mouse Hill, que el año pasado fue galardonada con el 'Ajo de Plata' por parte del Ayuntamiento de Las Pedroñeras, el proceso de elaboración del ajo negro se realiza con ajo crudo que se fermenta durante 90 días y, por este proceso, se transforman los compuestos, lo que ocasiona que, entre otros factores, sepa a regaliz.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats