Un memorial que dignifica y “salda la deuda” con las víctimas de la represión franquista de Guadalajara

Homenaje víctimas represión franquista Guadalajara

Exactamente 976 son las personas víctimas de la represión franquista enterradas en el cementerio de Guadalajara. 822 fueron asesinadas en el mismo sitio, explicaba Xulio García del Foro por la Memoria Histórica de Guadalajara en el acto de inauguración del memorial en el patio IV del cementerio de la capital provincial. “Hoy saldamos una deuda histórica, y no lo hacemos desde el rencor, sino desde el respeto a quienes fueron asesinados durante la dictadura franquista”, resaltaba el alcalde de la localidad, Alberto Rojo, quien presidió el emotivo homenaje que se celebró en el camposanto de la localidad .“Hoy es un día para el recuerdo y la reparación; un día para acabar con una deuda histórica con las víctimas de la dictadura franquista en nuestra ciudad, en el conjunto de la provincia, y como este gesto es universal, en el conjunto del país”.

Además, recalcó que todavía se debe proteger el muro en el que se fusiló a “muchas” de las víctimas. “Aunque pueda parecer extraño, es otro símbolo que deberá recordarnos para siempre los errores que como pueblo no podremos volver a cometer”, recalcaba el primer edil. En el acto intervino también la Agrupación de Familiares de las Víctimas, representada por Conchi de Luz. “Hoy es un día muy importante, porque ve cumplido su principal objetivo que es que se reconozca este espacio como un lugar de memoria que se reconozca que aquí se cometió una infamia contra tantos hombres y mujeres fieles a la República que lucharon por la justicia y la democracia y que tenían nombres y apellidos”, recalcó de Luz.

“Esta fosa había sido sometida al olvido casi absoluto institucional cuando no a la infamia y ha sido objeto de lucha y debate en varias mociones promovidas por nuestra asociación y la agrupación de familiares, Hasta que se aprobó la moción de junio de 2017 , que permitió entre otras cosas, la construcción este memorial”, recordó por su parte, Xulio García. Desde el Foro por la Memoria de Guadalajara recordaron que ya en 1979, un grupo de víctimas de la dictadura recaudó dinero para poner un monumento en el antiguo cementerio civil de la localidad, con el apoyo de Emilia Cañadas, hija de Antonio Cañadas, alcalde republicano que fue fusilado en 1939.

“Como demócratas, tenemos la obligación de denunciar el verdadero significado político de su persecución. La verdad de las víctimas nos obliga a impedir el triunfo del relato de sus verdugos y condenar lo que el franquismo pretendió con sus asesinatos y persecución política: Imponer una dictadura”, recalcó García, quien señaló que era “necesario” para los demócratas pagar la deuda adquirida con las víctimas.

Alcaldes, ediles, funcionarios, incluso Guardias Civiles se cuentan entre las víctimas que yacen en Guadalajara y que ahora son recordadas por este memorial. Alberto Rojo recalcó que “ya nadie podrá borrar jamás estos 976 nombres de represaliados y asesinados, entre los que encontramos a personas con distintas filiaciones políticas y sindicales. O simplemente, a personas que enseñaban en una escuela, mantenían una línea ferroviaria, luchaban por los derechos de la clase trabajadora o cultivaban el campo”.

El alcalde ha querido dejar claro que “este recuerdo no se hace desde el rencor. Se hace desde el respeto y el reconocimiento a quienes fueron perseguidos, torturados, expoliados y asesinados por defender la libertad y la democracia. Por pensar de manera diferente. O por ejercer un cargo de representación como el de alcalde desde el que servir a esta ciudad para hacerla avanzar”. Ha pedido perdón por llegar “tarde”. “Pero el Ayuntamiento de Guadalajara ha llegado”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats