Miles de años de historia se unen en Piédrola, un "libro abierto" de la historia de la comarca de Alcázar

Europa Press

La Universidad de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan han trabajado durante los últimos cinco años para "descubrir el gran potencial arqueológico" del yacimiento de Piédrola, una joya arqueológica en medio de La Mancha. En la zona se reúnen los restos de una necrópolis islámica, un poblado de la Edad de Bronce y una villa romana, así como estructuras hidráulicas de la empoca y canteras molineras que son parte de la Red de Yacimientos Visitables de Castilla-La Mancha.

A partir de este trabajo, el Consistorio alcazareño se prepara para seguir planificando acciones que ayuden a dar a conocer el "rico" legado que ofrece el yacimiento. El paraje suma unos 4.000 años de historia y un kilómetro cuadrado de extensión, y para estudiarlos se desarrolló un "ambicioso proyecto" que ha confirmado la importancia de los restos que se pueden encontrar en la zona. De este modo, se han podido encontrar "decenas de piezas conservadas in situ", así como vestigios del trabajo que realizaban los canteros para extraer las piedras y fabricar muelas de molino, camas de vino y otras piezas necesarias para la maquinaria agrícola del período comprendido entre los Siglos XV y XVIII.

Gonzalo Molina es uno de los excavadores que han trabajado en la zona, y señala que ha sido una de las experiencias "más gratificantes" para el equipo, debido a la gran cantidad de hallazgos y "sorpresas" para la comarca de Alcázar. "Entre otros, hemos encontrado restos romanos como la Pax Rústica, que nos permite ver las labores de fabricación y productos, así como las propias canteras para la elaboración de piedras molineras", explica el profesional. Gracias a los trabajos realizados, han podido establecer una línea temporal de las culturas que vivieron en la zona, desde la prehistoria.

"Más que sólo el pasado de Alcázar, hablamos del pasado de la comarca. Gracias a estos hallazgos podemos remontarnos atrás en el tiempo y llegar a años como el 3.000 antes de Cristo, conocer cómo se ocupó entonces la zona. Edad del Bronce, edad del Hierro, época romana, seguramente también la época tardoantigua visigoda y la ocupación islámica, así como la Edad Moderna", recalca Paco Atienza, archivero de la localidad, que habla de un libro de historia "abierto".

Además, Atienza destaca que esto coincide con que la localidad se mantiene como un "nudo de comunicación" ya desde la época prehistórica. "Esto ha quedado reflejado en los últimos descubrimientos que se han llevado a cabo", señala el archivero de Alcázar. Molina señala que el Ayuntamiento quiere seguir adquiriendo las parcelas de los alrededores, para que el yacimiento pueda ir visitándose "cada día más". "Hoy sólo se puede visitar las canteras de las piedras de molino que es una visita autónoma con paneles explicativos y tiene también todo lo que una persona neófita en el asunto", recalca Atienza.

Los yacimientos normalmente hay que quitar una capa y asi se van viendo los distintos niveles en arqueología. Piedrola es una parcela bastante amplia donde está además el yacimiento en extesión ehay distintas épocas en distintos sitios y se puede ver bastante bien la distinta épocas. Hasta que no se pueda excavar en extensión que es el objetivo futuro pues no podemos saber exactamenlo que hay abajo lo resuponemos.

"No es común encontrar tantas culturas", explica Gonzalo Molina, que recalca la importancia de las cañadas reales al mostrar que se mantenían comunicaciones con otros puntos de la Península Ibérica. "Segóbriga fue una ciudad romana que tuvo un periodo de vida muy considerable, pero que se abandonó en la época del Islam. Piédrola no es tan impresionante, pero cuenta con esta característica tan relevante, al haber sido ocupada continuamente durante muchos años. Es cuanto menos llamativo", concluye el profesional.

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2019 - 12:26 h

Descubre nuestras apps

stats