La portada de mañana
Acceder
El virus que cambió nuestras vidas pone a prueba a los gobiernos en Galicia y Euskadi
EEUU rompe con la OMS, la pandemia fuera de control y segunda ola en Israel
OPINIÓN | Osadía antidemocrática, por Elisa Beni

Modernizar las bibliotecas desde el feminismo: la propuesta de la socuellamina Laura Fresneda

Cartel Escuela de Ateneas

La socuellamina Laura Fresneda se hace con el segundo puesto en el Concurso nacional de Buenas Prácticas en Bibliotecas. Su mérito ha sido la creación de la plataforma ‘Escuela de Ateneas’, una especie de club de lectura virtual en el que Fresneda difunde contenido sobre antropología feminista; diosas paleolíticas; cuestiones de género; o la caza de brujas, definida por Fresneda como un genocidio sobre las mujeres.

“Me gusta difundir la antropología feminista para dar a conocer cómo han cambiado las sociedades. Antes había una manera de entender la feminidad y la masculinidad que no es la de hoy. Por ejemplo, los primeros dioses monoteístas tenían partes femeninas y masculinas y la llegada de la Iglesia Católica redefine el concepto de mujer relacionándolo con todos los males”, explica Fresneda en declaraciones a este diario.

Tras doce años trabajando como bibliotecaria en Cuenca, la motivación feminista de Fresneda tomó forma con Escuela de Ateneas. “Quería hacer algo que se adaptara a la actualidad y, a la vez, sacar a la luz las actividades y acciones de mujeres de la historia que han hecho cosas importantes”.

Escuela de Ateneas arrancó en mayo pero su creación fue fruto del Día Internacional de la Mujer del pasado 8 de marzo. “Es una forma de feminizar la cultura y hacerla más accesible”. En apenas seis meses, las redes sociales de la web han conseguido congregar a casi cuatro mil seguidores.

La respuesta de la ciudadanía “ha llamado la atención de las instituciones. La Viceconsejería de Cultura ya me ha comunicado su interés por colaborar en la iniciativa”. Escuela de Ateneas cuenta con un club de lectura físico, en la Biblioteca Pública de Cuenca, y perfiles en Facebook, Instagram y Spotify. “He creado listas de escucha temáticas que tienen que ver con los temas que vamos lanzando en el resto de redes o sobre los que hablamos en las sesiones.”

"La gente está deseosa de tener cultura más desenfadada y alejada de la Academia”

“Llevo mucho tiempo trabajando para adaptar el ámbito de las bibliotecas a los cambios tecnológicos. Actualmente en Internet puedes encontrar todo lo que te da una biblioteca por lo que debemos hacerlas más atractivas”, asegura Fresneda.

Tal y como considera la bibliotecaria, “los clubs de lectura suenan como algo muy arcaico pero son una pasada porque a partir de un libro se termina hablando de muchas cosas.” Según Fresneda, las asistentes se desahogan compartiendo las experiencias machistas que viven diariamente. “Hablamos de las barreras que nos encontramos generando mucha sororidad”.

El club físico Escuela de Ateneas está formado por 30 mujeres, aunque pueden inscribirse más, de diferentes edades y nacionalidades por lo que “los debates que se establecen son siempre muy interesantes” y abordan temas como: la visibilidad de la menopausia, las relaciones de pareja, las bases de la violencia social o incluso del papel de los hombres.

“Reflexionamos sobre cómo el feminismo debería frenar que a los hombres se les niegue desde pequeños la posibilidad de expresar sus sentimientos. La educación actual hace que los hombres sean discapacitados emocionales”, explica Fresneda.

La creación de Escuela de Ateneas ha respondido a la necesidad de ampliar la difusión de este tipo de reflexiones. “Me he dado cuenta de que en muchas ocasiones la cultura se percibe como un redil pensado para los eruditos. He decidido trabajar para allanar estos conocimientos”, cuenta la bibliotecaria quien asegura que “la gente está deseosa de tener cultura a otros niveles, más desenfadada y alejada de la Academia que, además, es muy patriarcal”.

La Escuela de Ateneas, una “camella cultural”

Laura Fresneda describe su iniciativa como una herramienta “mucho más amable” y desenfadado para acceder a la cultura. “Por ejemplo, he creado el el seudónimo de ‘camella cultural’” junto al que se encuentra el sobrenombre del proyecto: Club de ocio cultural por la igualdad y diversidad de género.

Escuela de Ateneas cuenta con la sección ‘Entre Marijose y Josemari’ en la que Fresneda aborda el género visibilizando a mujeres que se travestían durante la historia y sus razones.

“Con mi iniciativa quiero construir Ateneas”, mujeres con el espíritu y la sabiduría de la antigua diosa griega. Con este objetivo Laura Fresneda ha conseguido bautizar una iniciativa lejos del estereotipo negativo que ronda a las “cosas de mujeres. La Escuela de Atenas existió en la genealogía clásica. Al introducir esa ‘e’ el significado cambia totalmente haciendo que la cultura se convierta en algo femenino”.

Laura Fresneda continuará trabajando para modernizar la Red de Bibliotecas de la región mediante la igualdad de género. “Entre mis próximos proyectos quiero lanzar un Club de Lectura Virtual”.

De cara al próximo 8 de marzo, Fresneda adelanta que diseñará herramientas y recursos sobre cómo abordar el feminismo desde las bibliotecas municipales. “Los pueblos más aislados son los que más necesitan estos recursos para poder difundir la igualdad de género entre toda la población.”

La iniciativa de la castellanomanchega podría llevarla hasta la Comisión de Igualdad y Bibliotecas de España tras ser propuesta por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, dependiente del Ministerio de Cultura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats