Page carga contra Podemos por saltarse "a la torera" la lucha contra los privilegios "que nació del 15M” al defender a Puigdemont

Emiliano García-Page

Muy rápida ha sido la reacción del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a la decisión del Parlamento Europeo de levantar la inmunidad al expresidente catalán, Carles Puigdemont. La cuestión de Catalunya está siempre muy presente en el discurso del jefe del Ejecutivo regional, pero en esta ocasión ha dirigido sus críticas, de forma implícita, a los miembros de Podemos en la coalición del Gobierno central por, según ha dicho, “amparar los privilegios” al defender a Puigdemont. Tras afirmar que este último debe ahora “sentarse ante la justicia, como todo hijo de vecino”, ha arremetido contra quienes “se saltan a la torera la lucha contra los privilegios que nació del 15M” para defender al expresidente de la Generalitat.

García-Page ha comenzado su exposición agradeciendo la “posición firme” tanto del Gobierno de Pedro Sánchez como del PSOE pidiendo que Puigdemont responda ante la justicia, para después subrayar que son otros los que “tendrán que explicar ante la sociedad española muchas cosas”. “La primera y más importante, cómo se saltan a la torera la lucha contra los privilegios que nació en el 15M. No me cabe en la cabecera tal grado de incoherencia”, ha enfatizado.

“¿Dónde están aquellos que hablaban de la casta, y de que el mal de los males eran aquellos que se escondían tras sus privilegios. ¿Dónde están? Me parece especialmente grave que estén en posiciones institucionales, porque al tomar posesión del cargo, se promete acatar la Constitución y hacer cumplir las leyes. Es muy grave que desde posiciones institucionales, gente que está cobrando por haber acatado las normas, ampare privilegios que no van a ayudar a la solución del problema político de fondo en Catalunya”.

En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha ha deseado que pueda darse un “marco de consenso y diálogo” para solucionar el conflicto, pero ha insistido a renglón seguido en que “esto de amparar a fugados de la justicia, amparar los peores privilegios que son la desigualdad ante la ley, incoherentemente y estableciendo complicidades políticas con presuntos delincuentes, no ayuda al diálogo, a la normalidad, y menos a la necesaria renovación política que busca este país”.

Su argumentación ha concluido señalando que Puigdemont ahora no solo tiene “la obligación de comparecer”, sino el “derecho a defenderse”. Y ha añadido que le gustaría que esta “tormenta” no “afeara” la imagen de un país que tiene “un claro aval político y democrático” y que tiene en sus sistema judicial “un elemento importante de normalidad democrática”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats