La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera

Serranía Celtibérica alerta del "retroceso de extrema gravedad" que supondría suprimir ayudas contra la despoblación en los fondos europeos

La despoblación rural se suma ahora a la despoblación urbana.

La Regulación del Reglamento del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y Fondo de Cohesión (FEDER-FC) consensuada el pasado 8 de diciembre en un diálogo tripartito entre representantes del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea, los denominados trílogos, supone "un retroceso de extrema gravedad para el futuro de las zonas escasamente pobladas de España y sur de Europa" que podrían seguir quedando excluidas de recibir fondos de cohesión si el Parlamento Europeo y el Consejo ratifican dicho texto este mes de enero.

Así lo denuncia la Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica tras consultar el texto consensuado en las instituciones europeas y en el que, explican, "se han eliminado dos artículos esenciales contra la despoblación que se incluían en el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional y al Fondo de Cohesión aprobado por el Parlamento Europeo el 27 de marzo de 2019".

Concretamente, se ha eliminado el apartado que destina el 5% de los recursos del FEDER al desarrollo territorial integrado en zonas no urbanas que padezcan desventajas naturales, geográficas o demográficas, o que tengan dificultades de acceso a los servicios básicos, "lo que supone una pérdida de al menos 17.000 millones de euros". En contraste, señalan Serranía Celtibérica, ha aumentado del 6 al 8% el presupuesto destinado al desarrollo urbano sostenible.

Por otra parte, se suprime el referente a las zonas que se enfrentan a desafíos y desventajas como las contempladas en el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, “en particular, las zonas de nivel NUTS3 o las agrupaciones de unidades administrativas locales con una densidad de población inferior a 12,5 habitantes/km2 en zonas escasamente pobladas o inferior a 8 habitantes/km2, en zonas muy escasamente pobladas” y que, según se recogía en el Reglamento aprobado en 2019, deberán estar sujetas a planes regionales y nacionales específicos para incrementar el atractivo para la población, las inversiones de negocios y la accesibilidad de los servicios digitales y públicos, con un fondo incluido en el acuerdo de cooperación. En este caso, de aprobarse el texto "supondrá que el 54% del territorio español no pueda acceder al fondo de 40.700 millones de euros previsto".

Serranía Celtibérica recuerda que, además del trato económico, estos territorios también deben tener el mismo trato fiscal diferenciado que en aplicación del artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) vienen disfrutando otras áreas desfavorecidas, como es el caso de las insulares ultraperiféricas.

"Por suerte, lo aprobado por los trílogos es provisional, y tiene que ser ratificado por el Parlamento Europeo y el Consejo", destaca la asociación quien confía en "una oposición absoluta a lo aprobado en materia de despoblación, y que se restituyan los artículos del Reglamento relativo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional y al Fondo de Cohesión aprobado por el Parlamento el 27 de marzo de 2019".

Etiquetas
Publicado el
4 de enero de 2021 - 16:59 h

Descubre nuestras apps

stats