Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Supremo se contradice para intentar tumbar la amnistía
CRÓNICA | Sánchez abona las deudas pendientes para amarrar el apoyo de ERC a Illa
OPINIÓN | Estese a lo acordado, por Elisa Beni

La cruzada de una vecina contra una fosa séptica con residuos de un Burger King

La franquicia de Burger King

Francisca Bravo Miranda

0

No sentirse segura en su propia casa y que la amenaza sea invisible, pero muy dolorosa. Es la situación por la que está pasando Margarita Girona, una vecina de Toledo que sufre de sensibilidad química múltiple. Se trata de una patología crónica que está relacionada con la exposición a sustancias en el ambiente y que puede tener devastadoras consecuencias en la salud de quien la sufre. La rutina de Margarita incluye un control de todas las sustancias que entran en su casa: el champú, el jabón, los productos de limpieza. “Todo debe ser orgánico y ecológico”, explica.

Pero, ¿qué pasa cuando no puedes controlar lo que entra en tu casa? Es la pesadilla que sufre la vecina toledana, y toda su comunidad, por los gases “tóxicos y nocivos” que se elevan desde una fosa séptica que recoge los residuos de un hotel toledano y de una franquicia de Burger King. En concreto, la fosa recoge los residuos de los aseos y de la cocina del restaurante.

La situación no es nueva, ni de lejos. “He visto quejas y escritos al ayuntamiento desde los años 90”, explica la afectada. Pero ha sido desde la llegada de este restaurante de comida rápida que los olores y los gases se han vuelto “insoportables”. Por su parte, Burger King asegura que los últimos informes técnicos indican que “la fosa cumple con todos los niveles y requerimientos”.

Varios “indicios de delito”

“Antes los problemas no eran diarios ni eran tan intensos. Pero se vuelven insoportables desde que llega la franquicia”, explica. La apertura fue en 2019 y desde entonces los gases de la fosa no paran de “invadir” su casa. “Mi casa, que era mi refugio”, resalta. La afectada ha interpuesto una querella contra Burger King Spain SLU y contra la empresa POFE S.L., con domicilio en Toledo. En ella, pide al juzgado que corresponda de Toledo que investigue la situación, porque ha “pasado demasiado tiempo” y “nada cambia”. “Las cosas no cambian y por eso mi objetivo es cambiar, porque tenemos la razón y yo, además, debo proteger mi salud y la de mi hijo”.

La querella quiere “conseguir demostrar que los hechos son constitutivos de varios indicios de delitos que ponemos a disposición de la justicia por su importancia social y jurídica”, reza el documento, al que ha tenido acceso elDiarioclm.es. Hechos que señala el documento, “demuestran que la querellante lleva sometida, a sabiendas de los querellados, a una exposición continua de aire y ambiente contaminante procedente de emanaciones tóxicas procedentes de aguas fecales durante más de diez años”.

Girona ha decidido presentar a título personal la querella, pero asegura que está afectando a todos sus vecinos y vecinas, incluso aquellos que no padecen de una patología crónica como la suya. “Mi lucha es porque mi situación se ha agravado, a pesar de los tratamientos, a pesar de tener un control ambiental estricto”, resalta.

Informe médico

En el informe pericial médico que está citado dentro del documento judicial, se señala que su sintomatología se ha vuelto “muy severa” y que no solo “no cede”, sino que “aumenta cada día”. “Estos gases que se originan en una fosa séptica se producen por la descomposición de la materia fecal en condiciones de poco oxígeno”, explica el informe, que resalta que son “gases muy volátiles” y que “pueden infiltrarse” en el interior de las viviendas. “[Pueden] cuanto menos perjudicar mucho la salud de las personas expuestas”, remata el informe.

De hecho, el informe pericial médico recomienda la salida “inmediata” de la afectada de la vivienda hasta que no se solucione la emisión de los gases procedentes de la fosa. “Si continúa exponiéndose a estos gases, la situación se convierte en extremadamente grave, con reacciones imprevisibles y consecuencias que pueden llegar a ser muy severas e incluso fatales”, resalta el documento médico. Margarita asegura que ha tenido graves ataques, que han resultado en hipoxia, trastorno metabólico y dificultades respiratorias “tremendas”. Esto le ha afectado también a sus capacidades cognitivas. “Sufro de la 'niebla mental' que se ha hecho más conocida por la pandemia. Es un aturdimiento mental, que me hace casi perder el conocimiento”, relata.

Origen y recorrido de los gases

Girona relata que han intentado llevar a cabo una serie de pruebas para comprobar que los gases entran en las casas, pero no ha sido posible. “Enviamos un burofax y no hubo ninguna respuesta”, resalta. El burofax se envió al Hotel María Cristina, en cuyas instalaciones se encuentra la fosa. “Queríamos demostrar que efectivamente hay gases, y también ver su ruta de evacuación”, describe la vecina afectada.

Sin embargo, nada ha dado resultado. “Hemos denunciado la situación ante la Policía y el servicio de medio ambiente del Ayuntamiento de Toledo y no lo hemos conseguido. Hemos impuesto un recurso contencioso [contra el Ayuntamiento] por inacción, cuyas conclusiones y sentencia estamos esperando”, lamenta.

La querella la ha presentado en nombre de Girona, el abogado Francisco Almodóvar, que relata en el documento: “La lesión física y el daño moral y psicoemocional junto al económico por la desidia y falta de acción de las querelladas, productoras con su actividad e inacción de los olores tóxicos, es objetivable y patente”. El abogado también explica la fosa es un elemento común del edificio, que ha sido apropiado de forma “indebida”.

La querella expone que los hechos que se describen pueden ser susceptibles de ser un delito contra el medioambiente, porque se produce un “daño sustancial” a la calidad del aire, del suelo, de las aguas o de animales o plantas. “Estamos ante hechos de especial gravedad, que requieren la asistencia y uso del Derecho Penal para evitar y responsabilidad por este tipo de acciones”, explica el documento.

Burger King: los informes técnicos indican que la fosa cumple con los niveles

Este medio de comunicación se ha puesto en contacto con Burger King, que asegura no haber recibido, a fecha del pasado jueves 28 de diciembre, “ninguna querella”. Sin embargo, explican que “desde que tuvimos conocimiento de la situación en el restaurante, y aunque la fosa ya contaba con un correcto mantenimiento, cumpliendo con todos los estándares que exige la normativa, se aumentaron las visitas a la misma, para supervisar más frecuentemente que estaba en las condiciones adecuadas”.

A esto, añaden que “tras dichas visitas, los últimos informes técnicos indican que la fosa cumple con todos los niveles y requerimientos”. “No obstante, desde Burger King estamos dispuestos a colaborar con todas las partes implicadas para dar con el origen de los malos olores con el fin de mejorar la convivencia con la comunidad”, concluyen.

Etiquetas
stats