Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal
GUADALAJARA

La planta de biogás “a las puertas” del Alto Tajo que ha sido descartada: “Fue fundamental la oposición social”

Barranco de la Virgen de la Hoz, Guadalajara

Francisca Bravo Miranda

1

El barranco de la Virgen de la Hoz es uno de los paisajes “más emblemáticos” del Parque Natural del Alto Tajo. Es el cañón del río Gallo, afluente del Tajo cerca de su nacimiento, y que muestra unas caprichosas formas provocadas por la erosión, un espectáculo cromático que cambia según las estaciones. En el marco de este paisaje de incalculable valor, “a las puertas” del Parque Natural, se quería instalar una planta de biogás, el gas procedente de residuos. Concretamente, en el pequeño municipio de Corduente.

“En el corazón de nuestro parque”, lamenta Antonio Berlanga de la Plataforma Stop Biogás-Alto Tajo. El proyecto, impulsado por la mercantil Energética Corduente, había solicitado en mayo de 2023 una autorización ambiental integrada para la gestión de residuos.

La Dirección General de Calidad Ambiental del Gobierno de Castilla-La Mancha comunicó que esta autorización ambiental integrada, un trámite previo a otro tipo de licencias o autorizaciones, no era necesario porque el proyecto básico que presentó la empresa señalaba que se gestionarían unas 80 toneladas de residuos no peligrosos al día. Debido a que el umbral necesario para estas autorizaciones es de 100 toneladas, se decidió archivar por no considerarlo necesario.

La Plataforma Stop Biogás Alto-Tajo presentó un recurso de alzada contra este archivo, para que se reactivase el estudio. Varias decenas de vecinos y vecinas de la zona conforman este colectivo, que se alzó desde conocer la solicitud de Energética Corduente en contra del proyecto. La suya es una historia de resistencia, al igual que tantas otras en Castilla-La Mancha, contra los malos olores que vienen de la creación de biogás, contra la destrucción del paisaje y para proteger su entorno. Sin importar cuanta gente viva en él.

El ayuntamiento comunica el freno del proyecto

Este mes de febrero, sin embargo, se vivió algo “decisivo”, explica Berlanga. Eso sí, desde la plataforma advierten que son “cautelosos”. El alcalde de Corduente, el socialista Juan Carlos Muñoz, emitió un comunicado municipal en el que explicaban que la planta no se iba a llevar a cabo. Muñoz explicaba en esta misiva que dirigía a los vecinos de la localidad que siempre ha querido “velar por el interés común de todos y por aquellos aspectos y decisiones que puedan reportar algún beneficio a Corduente, desde el respeto a quienes podían tener otra opinión”.

“También desde el equipo de Gobierno siempre hemos tratado de priorizar sobre todo lo demás los intereses colectivos del municipio para crear puestos de trabajo y generar riqueza en nuestro pueblo y comarca, siempre respetando nuestro entorno”, añadía. Además, reconocía que habían sido meses “muy duros” para él y su familia, así como para la Corporación municipal.

Y afirmaba haber recibido “descalificaciones muy duras” y también “acusaciones falsas”. Pero acababa señalando que trabajaría para superar las discrepancias surgidas alrededor del proyecto para “trabajar juntos por el desarrollo de nuestro municipio”. Este medio se ha intentado poner en contacto con Muñoz, sin éxito.

“No es el sitio”

“Las desventajas que nos puede traer la instalación de esta planta empiezan por su ubicación. No es el sitio, a espaldas del barranco de la Virgen de la Hoz, con un impacto visual desmesurado. Afectaría también a las viviendas cercanas a donde se quiere poner la planta”, señala Berlanga. Viviendas habitadas todo el año y también por estaciones. Además, resalta que en sus cercanías se sitúa el Castillo de Santiuste, Bien de Interés Cultural.

“Estamos satisfechos de que por fin el alcalde haya entrado en razón, o le hayan hecho entrar en razón, pero esta decisión se podría haber tomado mucho antes”, explica Berlanga. “Sin embargo, somos cautelosos y queremos que esto se ratifique en un pleno, y que quede en papel. Nos gustaría también que las autoridades ambientales, vamos la Consejería, dijesen que la planta es inviable y que apareciese en el diario oficial”, asegura.

Las fuentes de la Consejería de Desarrollo Sostenible consultadas por este medio apuntan a que la decisión de no seguir adelante con el proyecto ha sido tomada desde el Ayuntamiento, sin que hayan intervenido desde el Gobierno regional.

No es el sitio, a espaldas del barranco de la Virgen de la Hoz, con un impacto visual desmesurado.

Antonio Berlanga Plataforma Stop Biogás-Alto Tajo

“Esto está a las puertas de un parque natural. No solo es el impacto visual que iba a tener, sino los olores, los ruidos y lógicamente los residuos que se iban a tratar”, señala Berlanga. Desde la plataforma resaltan que hay una antigua central de biomasa en la localidad en la que hay acumuladas “toneladas de ceniza” y que siguen ahí, sin ser recogidos. “Deberían quitarlo, porque todo este tiempo la ceniza lo que ha hecho ha sido alcalinizar el suelo.

Las organizaciones esperan una decisión oficial

Tino Tovar, presidente de Ecologistas en Acción Guadalajara reflexiona: “Fue fundamental la oposición social para empujar a tomar la decisión de rechazar este proyecto”. La organización ecologista resalta que, efectivamente, no se trata de una decisión oficial “del todo”, pero confían en que al haberlo anunciado “el propio alcalde” ya no tenga “marcha atrás”.

Desde Ecologistas resaltan que las plantas de biogás pueden ser una buena idea dentro de una economía sostenible, pero con unos radios “lógicos y normales”. “Lo que no queremos es que se conviertan en receptores de todos los desechos de las macrogranjas, de decenas e incluso cientos de kilómetros a la redonda. Como pasa siempre, puede ser una idea buena, pero no, si no se realiza desde un enfoque sostenible”, destaca Tovar.

El presidente de Ecologistas en Acción provincial advierte de que “ha habido contactos” para trasladar el proyecto a Tortuera, otra localidad de la mancomunidad. “Imagínate el tráfico, el trasiego de camiones, porque al final no se limitan a recoger los desechos de solo una comarca. Eligen comarcas despobladas, donde piensan que la oposición va a ser muy débil y que pueden calmarla con los cantos de sirena en los puestos de trabajo. Y aquí no ha sido así”, concluye.

No es el único proyecto de biogás que quiere llegar a la provincia de Guadalajara. Muy cerca de los idílicos campos de lavanda de Brihuega y del protegido valle del río Ungría, la empresa Verdalia Bioenergy planifica una planta, en una iniciativa que han denominado 'Proyecto Lavanda'. Verdalia es una sociedad creada por Goldman Sachs para lanzarse en la inversión del biometano por toda Europa, según anunciaron en febrero de 2023, a la vez que defendían que el biometano es una herramienta efectiva para acelerar los procesos de descarbonización.

“Efecto llamada”

El debate alrededor de estas iniciativas de biogás está servido y desde hace tiempo, especialmente en Castilla-La Mancha. La Asociación Pueblos Vivos apunta directamente a la relación entre estas plantas con las macrogranjas, que son instalaciones que han suscitado el rechazo vecinal también en varios puntos de la región y de toda España. De hecho, desde Pueblos Vivos apuntan a que se está generando un “efecto llamada” del biogás, para promover la instalación de granjas de ganadería intensiva. “Amparándose en el mantra de que no van a contaminar”, lamentaba en conversación con elDiarioclm.es, Antonio Jorge, coportavoz de Pueblos Vivos.

La asociación resalta que en las plantas de biogás se tratan, entre otros desechos, los residuos ganaderos, que se conocen como purines. “Al hablar de purines, se trata de un producto que se obtiene a costa de una elevadísima huella de carbono”, han advertido. “Lejos de contribuir a la sostenibilidad, va a incrementar de manera considerable la huella de carbono, siendo el resultado la emisión final de CO₂, producto de la combustión del metano”, explicaban desde la asociación a elDiarioclm.es

Etiquetas
stats