Castilla y León no descarta ahora solicitar un nuevo toque de queda si el Supremo avala el de Baleares

Francisco Igea

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ya no descarta solicitar un nuevo toque de queda en Castilla y León, al contrario de lo que declaró el pasado jueves en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Igea, vincula la decisión a cómo se pronuncie el Supremo sobre el toque de queda en Baleares, la única Comunidad que lo mantiene por el momento tras solicitarlo y ratificar esa decisión el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Eso sí, ha recordado que no es el Gobierno autonómico quien ha suprimido la medida sino "el Estado". "Es el Gobierno el que ha decidido que decaiga", ha insistido. Igea también se ha referido a las dos veces en las que la Junta vio revocadas sus decisiones sobre el toque de queda. La primera vez, el pasado mes de octubre, cuando lo decretó de forma ilegal un día antes de que se estableciese el estado de alarma. El vicepresidente ha justificado que en en ese momento la incidencia era mayor y que el Tribunal Superior de Justicia lo tumbó. La segunda vez que el TSJ de Castilla y León echó abajo el toque de queda fue cuando la Junta se basó en que el "horario nocturno" iba "del ocaso al amanecer" y decidió adelantar el toque a las 20.00 horas en lugar del tope que establecía el Gobierno central, a las 22.00 horas.

Y en esas dos sonadas negativas se ha basado Igea para asegurar que la Junta no puede ir en contra de lo que "con claridad" dijo el TSJ. "Pero ni nosotros, ni el País Vasco, ni la inmensa mayoría de las comunidades. Solo hay una Comunidad en la que esto se ha hecho posible (Baleares), con dos votos en contra de cinco de los miembros del tribunal y tenemos que esperar a ver qué es lo que dice el Supremo", ha advertido.

Por ello, ha repetido que quien ha hecho decaer el estado de alarma es el Gobierno central, "responsable" de que en España no haya ese estado de alarma y tampoco toque de queda. También se ha mostrado en contra de que sea el Supremo quien se pronuncie sobre la conveniencia o no del toque de queda o de los cierres perimetrales que pueden solicitar las autonomías. "No se puede trasladar tu responsabilidad al Tribunal Supremo. El Gobierno no puede subcontratar a los jueces. Es una absoluta irresponsabilidad. El Gobierno se comprometió tener una legislación intermedia con mi partido cuando votamos el Estado alarma y ha incumplido su promesa", ha señalado.

Sin embargo, sí que ha añadido el vicepresidente que si la incidencia volviese a subir, la Junta tomará las medidas precisas y que "se puedan tomar". El toque de queda no está entre las que se pueden tomar, ha subrayado. "No existe en esta Comunidad esa posibilidad porque rozaríamos la prevaricación, sería dictar una resolución injusta a sabiendas. Una cosa eso es lo que nosotros pensemos desde el punto de vista sanitario y otra cosa es lo que es posible hacer desde el punto de vista del Estado de Derecho y un Gobierno autonómico no puede saltarse el Estado de derecho con conocimiento", ha concluido.

"Lo que ha ocurrido ayer -las aglomeraciones en las calles para celebrar el fin del estado de alarma- es muy preocupante. Y yo quiero recordar a los ciudadanos de esta Comunidad las imágenes que vimos en el País Vasco de la final de la Copa, aquellas celebraciones multitudinarias y donde está hoy la incidencia en el País Vasco y cómo están sus hospitales. Estos actos no se pueden repetir", ha argumentado para incidir en era pronto para pasar "de cero a cien". "Es una absoluta irresponsabilidad por parte del Gobierno", ha espetado. Por último, ha asegurado que si se produce una situación en la que es necesario establecer de nuevo el Estado de alarma el Gobierno deberá "dimitir".

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats