Castilla y León vuelve a superar los 2.000 positivos notificados en un día

Realización de una prueba PCR.

Castilla y León vuelve a superar este sábado los dos millares de casos nuevos notificados de COVID-19. En concreto, la Junta informa al Ministerio de Sanidad de 2.052 nuevos positivos, con lo que su número acumulado es 112.1789; de esa cifra, 106.095 positivos han sido diagnosticados a través de pruebas de infección activa.

A la cabeza de estos nuevos casos está Burgos, con 596 positivos. La capital está desde el viernes bajo nuevas restricciones debido a que ni el toque de queda ni el cierre de los bares han evitado que los casos sigan en aumento, con una incidencia acumulada de 900 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días y una previsión de 1.800 para los 14. La segunda provincia que más casos nuevos notifica es Valladolid (386), seguida de León (308), Salamanca (215), Zamora (207), Palencia (167), Ávila (67), Segovia (56) y Soria (50).

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 791 y los casos positivos a ellos vinculados, 7.100. Desde la anterior comunicación se han sumado 240 altas, para un acumulado de 15.331 y veinticinco fallecimientos, para un total de decesos en el ámbito hospitalario de 3.274 personas.

La Junta de Castilla y León apela a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio de la mascarilla en las situaciones legalmente establecidas.

Asimismo se recuerda a la ciudadanía, con carácter general, la necesidad de limitar los encuentros sociales fuera del entorno de convivencia estable y que cualquier reunión de carácter familiar o social no supere las seis personas.

Recordar la vigencia actual de la limitación de entrada y de salida de personas del territorio de la Comunidad de Castilla y León; la reducción, con carácter general, a un máximo de seis personas de las agrupaciones en espacios públicos y privados y del 50% de los aforos en lugares de culto y, en cumplimiento del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el Estado de Alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, el mantenimiento del toque de queda con inicio a las diez de la noche y que se extiende hasta las seis de las mañana del día siguiente, circunstancia que supone la limitación parcial y temporalmente la libertad de circulación de las personas en la Comunidad castellana y leonesa, por motivos muy graves de salud pública.

Todo el territorio de Castilla y León se encuentra en nivel 4 de alarma sanitaria por la pandemia, lo que supone la plena vigencia de las medidas excepcionales para la prevención y contención de la COVID-19 inherentes a esa declaración en la Comunidad y de aquellas otras actuaciones decretadas, de forma más específica, ante la situación sanitaria agravada en otros territorios y municipios castellanos y leoneses.

La Junta reitera la importancia de cumplir también con todas las medidas de carácter general actualmente en vigor y que hacen mención a aspectos preventivos individuales y colectivos, tales como el uso obligatorio de la mascarilla, el lavado de manos, la distancia de seguridad interpersonal, etc., así como aquellas otras de carácter sectorial.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2020 - 13:33 h

Descubre nuestras apps

stats