Mañueco se salta el veto de Ciudadanos en Castilla y León y recupera al consejero que ofreció una obra sin concurso al cabecilla de Enredadera

Juan Carlos Suárez-Quiñones

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se ha saltado uno de los vetos que impuso Ciudadanos y ha nombrado consejero de Fomento a Juan Carlos Suárez-Quiñones, que aparece en el sumario Enredadera en un pinchazo telefónico con el empresario de la construcción y los medios, José Luis Ulibarri. El político le ofreció hacerse cargo de una obra que superaba los dos millones de euros sin concurso, y llegó a decirle ante las dudas que planteó "yo soy la Administración".

Esta era la razón por la que el ahora vicepresidente, Francisco Igea, reiteró en varias ocasiones que no podía formar parte del Gobierno, un motivo que Fernández Mañueco ha obviado, otorgándole la misma cartera que en la anterior legislatura.

"Lo hemos solventado con moderación, diálogo y entendimiento. No solo lo de Suárez-Quiñones, todo", ha dicho Fernández Mañueco en una rueda de prensa.

Suárez-Quiñones, juez de profesión, tiene otros 'hitos' en su trayectoria como consejero, como la suspensión que ordenó el Tribunal Superior de Justicia de la Ley de Caza en Castilla y León o la paralización, también por decisión judicial, de la orden que permitía la caza del lobo en algunas zonas de la Comunidad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats