La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Cientos de personas piden a los testigos de la agresión homófoba de Valladolid que ayuden a identificar a los atacantes

Pancarta de la concentración de Valladolid.

Medio millar de personas se ha concentrado este jueves en la Plaza Mayor de Valladolid para condenar la agresión homófoba del pasado miércoles 5 de enero a las puertas de una discoteca del centro de la ciudad a un joven homosexual de 29 años. La Fundación Triángulo, principal convocante de la protesta, ha pedido a los testigos que acudan a la Policía. "Necesitamos que los testigos aporten datos para identificar a los agresores. Que den un paso al frente".

A muy pocos metros de la Plaza Mayor, en la Noche de Reyes, un joven de 29 años recibió brutal paliza a la salida de una conocida discoteca de la calle Pasión, en pleno centro de la ciudad. El chico se acercó a un grupo a saludar cuando dos jóvenes que estaban allí se abalanzaron contra él tras escucharle hablar. Tras la agresión huyeron dejándole en el suelo con el tabique nasal fracturado y contusiones en varias partes del cuerpo.

"No estás solo tienes nuestro apoyo y nuestro cariño", han indicado en el comunicado. "Valladolid se declaró ciudad por la diversidad y todos debemos participar para ello". Los portavoces de la concentración han reclamado a las instituciones autonómica y local más concienciación y medidas de apoyo a las víctimas de las agresiones homófobas para que se sientan segura. "Hay que actuar ante cada maricón, bollera o travelo en el patio del recreo. Hay que actuar para frenar la escalada de odio amparada por algunos partidos", han subrayado.

Además de a los testigos, los manifestantes han pedido a los autores que se entreguen para convertir la agresión en un acto de valentía. La Fundación Triángulo ha recordado que Castilla y León es una de las únicas cuatro comunidades autónomas que no cuenta con una ley específica de protección al colectivo LGTBI, lo que habría podido ayudar a evitar este tipo de agresiones, según ellos. "Podría habernos sucedido a cualquiera. Estamos juntos y juntas. Ante el odio no volveremos a callarnos. Quieren devolvernos a los armarios y no lo van a conseguir: Stop LGTBI fobia", han clamado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats