Los pueblos de Soria que pasan a la fase 1 sin quererlo: "La Junta de Castilla y León se pasa nuestra opinión por el forro"

La Ermita de la Virgen de la Peña en San Pedro Manrique, Soria.

Mientras casi todas las autonomías pugnan por que todas sus provincias pasen a la fase 1 de la desescalada, varios municipios sorianos –los únicos que avanzarán en la desescalada en Soria– se han mostrado en contra. Se trata de la Zona Básica de Salud de San Pedro Manrique (909 tarjetas sanitarias), formada por once pueblos (6 del PP, 4 del PSOE y uno independiente) que van desde los 620 habitantes hasta los ocho empadronados. En total son 41 localidades, algunas con solo uno o dos vecinos. En ellas, pasar a la fase 1 implica pocos cambios, como la apertura de bares y comercios.

"No hay ninguna posibilidad de que los bares abran porque aquí viven del turismo. Pero si hay que abrir, no pasa nada porque no habrá ningún cambio de un día para otro", explica el alcalde de San Pedro Manrique –el municipio más grande–, Julián Martínez. "El resto de actividades han trabajado todos los días, pero los bares... no hay negocio. Para 20 o 30 cervezas en todo el día o gente que no bebe que vaya al bar... Si abren, bien, pero aquí da exactamente igual", concreta el regidor, que no ve la "necesidad" de avanzar así en la desescalada". "No les merece la pena", agrega el alcalde de Villar del Río.

Esta zona básica de salud solo ha tenido 27 enfermos desde que comenzó la pandemia. Actualmente solo hay cinco casos activos, por lo que se les podrá hacer un seguimiento desde los servicios de Atención Primaria. Además, en los últimos catorce días se han detectado dos posibles casos de COVID-19 en estos municipios, lo que ha impulsado que la Junta de Castilla y León la eligiera para pasar de fase.

Las delegaciones territoriales de la Junta de Castilla y León se pusieron en contacto a primeros de semana con los alcaldes de todos los municipios afectados para preguntarles su opinión al respecto. Muchos no han visto el menor inconveniente en pasar de fase, pero estos 10 alcaldes sorianos se negaron. Cuando recibieron la llamada de la Delegación Territorial en Soria y el correo electrónico correspondiente en el que se les pedía su opinión, los alcaldes de la zona se pusieron en contacto entre ellos y llamaron a los hosteleros. Los regidores decidieron votar 'no'. A pesar de su opinión, la Consejería de Sanidad la ha propuesto para la fase 1, iniciativa que ha aprobado el Ministerio este viernes.

"No podemos obligar a los ciudadanos a restringir sus derechos"

Ante su negativa, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se ha mostrado "sorprendida" por la reacción de estos alcaldes "cuando todo el mundo quiere acelerar". "Me parece que es probablemente una falta de entendimiento. No podemos obligar a los ciudadanos a restringir sus derechos si no hay necesidad de hacerlo", afirmó hace unos días.

Estos regidores sorianos, independientemente de su signo político, no se han mostrado muy satisfechos con la decisión de la Junta. "Nos ha dolido la decisión de la Junta porque si van a hacer lo que quieran, que no nos pregunten nuestra opinión", lamenta el alcalde de Villar del Río, Miguel Ángel López. "Que alguien en un despacho decida nuestra voluntad... Se pasan por el forro nuestra opinión", afea el alcalde de Yanguas, Pablo Febrero. "No se les puede obligar a abrir los bares. Fue un 'no' porque la hostelería no iba a abrir y yo no veo muy necesario pasar de fase", agrega Martínez.

"Es de sentido común. Aquí hemos hecho los deberes desde el 14 de marzo. Nos hemos repartido las compras entre los vecinos para no salir todos, hemos sido muy escrupulosos con la desinfección y la distancia social", recuerda el alcalde de Yanguas.

"Las ventajas no nos merecen la pena"

Villar del Río (139 empadronados) tiene once pedanías con desde uno o dos vecinos hasta los cincuenta. "Las ventajas no nos merecen la pena, y con la población tan envejecida que tenemos... esto es un auténtico manjar para el coronavirus", señala su alcalde, que se muestra más partidario de desescalar por comarcas o provincias, aunque aboga por mantener la salud entre los vecinos.

La Junta de Castilla y León apuesta por que haya al menos un sanitario en cada centro de salud de las zonas básicas que cambien de fase. Este sanitario será un enlace con los servicios de salud pública y deberá notificar los casos y rastrear los contactos recientes del contagiado. El objetivo es la alerta precoz, la vigilancia epidemiológica y el rastreo de sus últimos contactos.

Esta zona básica de salud se encuentra al norte de Soria, en la frontera con La Rioja. Esto implica que la mayoría de su turismo procede de allí o de Aragón, además del propio turismo de otros sorianos. Por eso, hasta que no se permita la movilidad de personas de otras provincias –o por lo menos de Soria–, poco va a cambiar la vida de los vecinos de San Pedro Manrique.

"Por esperar una semana o diez días más... Los hosteleros me han dicho que prefieren esperar unos días más y que haya movilidad dentro de la provincia porque dicen que van a tener de todo menos público", reprocha. Yanguas, en las Tierras Altas de Soria, es Conjunto Histórico declarado. "Aquí algunos viven del turismo de La Rioja o de Soria, los del pueblo gastamos lo que gastamos", comenta.

Localidades muy envejecidas

La Zona Básica de Salud de San Pedro Manrique cuenta con 18 consultorios locales, cinco médicos de familia, cuatro enfermeras y un pediatra de área, con una población muy envejecida. Solo dos municipios aparecen en el Atlas de distribución de renta de los hogares del INE, que incluye datos demográficos como la edad media de los dos principales núcleos rurales de la zona. San Pedro Manrique tiene una edad media de 43,5 años y la edad media de los habitantes de Villar del Río es de 57 años.

"Lo que les preocupa a los vecinos es que venga alguien al pueblo... He tenido cuatro vecinos que he dado de alta y dos pendientes, imagino que para volver en verano o algo", lamenta el alcalde de Villar del Río. Los repartidores que acuden al pueblo y los vendedores ambulantes acuden a los municipios con las mayores de las precauciones, conscientes del riesgo que tienen las personas mayores.

El alcalde de Villar del Río o los vecinos más jóvenes avisan a los más mayores antes de ir a comprar a San Pedro Manrique o incluso a Soria, porque necesitan desplazarse hasta para ir a la farmacia. "Hace año y medio nos cerraron la farmacia y la directora general de la Junta nos abrió un poquito la puerta antes de que comenzara esto. Así que ahora nos organizamos más todavía", explica López.

A pesar de su negativa, los municipios de San Pedro Manrique estarán entre los primeros en pasar a la fase 1 junto a otras 25 zonas básicas de salud. Que los bares decidan abrir o no y la vida sea un poco más animada en esos pueblos será decisión de los hosteleros.

Etiquetas
Publicado el
9 de mayo de 2020 - 20:41 h

Descubre nuestras apps

stats