Los sanitarios de Castilla y León piden la derogación del "decretazo" ante la Consejería de Sanidad

Una sanitaria en la protesta de este jueves.

Alrededor de 500 sanitarios de Castilla y León se han manifestado este jueves ante la Consejería de Sanidad para pedir la derogación del "decretazo" aprobado por la Junta el sábado: la orden que permite trasladar a los profesionales entre provincias y que se ha puesto en marcha sin negociación previa, ni con los sindicatos ni con los Colegios de Médicos. La protesta, que ha sido convocada por todos los sindicatos sanitarios y se ha repetido en hospitales y centros de salud de toda la comunidad donde han participado alrededor de 3.000 personas, ha terminado con una reunión no prevista entre los líderes sindicales y Manuel Mitadiel, el gerente del Sacyl, la Sanidad de Castilla y León. En el encuentro, Mitadiel les ha transmitido que están dispuestos a "negociar", aunque los sindicatos se niegan si no se retira el decreto.

La protesta principal ante la Consejería de Sanidad ha sido tranquila y ha desbordado las expectativas de los convocantes, que habían pintado cruces en el suelo para indicar las posiciones que debían ocupar los manifestantes. Cientos de médicos, enfermeros, celadores y técnicos, ataviados con sus batas, han pedido la retirada del decreto 2/2020 por el que se regulan las prestaciones personales obligatorias sobre los recursos humanos y que en la práctica, denuncian, reduce los derechos laborales de los trabajadores de la sanidad en medio de la pandemia.

Los manifestantes critican no solo el contenido de la orden, también la forma de aplicarlo. El sábado por la mañana y con las negociaciones entre la mesa sectorial y la consejera, Verónica Casado, todavía en marcha, el Boletín Oficial de Castilla y León publicó el decreto de Presidencia. "Me enteré por la prensa", cuenta Luis, un enfermero que participa en la protesta, "¿Así nos pagan todo el trabajo que hemos estado haciendo?". La indignación es total y la confianza hacia la administración ha saltado por los aires. A principios de semana, el presidente de los Colegios de Médicos de la Comunidad, José Luis Díaz Villarig, pidió el cese de la consejera Verónica Casado por su falta de "talante" y "empatía".

Esa misma petición la han hecho suya los sanitarios en la protesta, con cánticos que no solo reclaman la marcha de Casado, sino también la del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. Acusan a ambos de haber impuesto una agresiva movilidad geográfica forzosa, haber suprimido permisos, cambiado o doblado las jornadas de trabajo, y además de mentir a la ciudadanía y de tratar de enfrentar a la población con los sanitarios.

En el manifiesto que han leído a las puertas de la Consejería en el paseo Zorrilla de Valladolid, recuerdan que la situación, aunque extraordinaria, no es nueva. "La sanidad y nosotros sus trabajadores, venimos sufriendo muchos recortes, y maltratos en las condiciones laborales, que al final repercute en la población", han leído. "Queremos medios suficientes, medios de protección para poder proteger a los enfermos y a nosotros mismos, y a nuestras familias. Nos estamos jugando la salud de toda la población". Si la Junta no da marcha atrás, retira el decreto y vuelve a negociar advierten de que intensificarán las movilizaciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats