Switch Mobility construirá una fábrica de autobuses eléctricos en Valladolid con 2.000 empleados

Uno de los vehículos similar a los que se producirán en Valladolid.

Ángel Villascusa


1

La empresa anglo-india Switch Mobility ha presentado este miércoles su proyecto de fábrica de autobuses y furgonetas eléctricas y centro de I+D para Valladolid, con el que tiene previsto crear hasta 7.000 puestos de trabajo, 2.000 de ellos directos. La empresa se instalará en la capital del Pisuerga después de una “dura competencia” con otras ciudades y tras haber concitado el apoyo de la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento, vía beneficios fiscales. La primera piedra de la nueva planta, que podría llegar a ensamblar 50.000 vehículos, se colocará el 27 de enero de 2022, con el objetivo de comenzar a producir autobuses en el tercer trimestre de ese año.

A la presentación de los planes de la empresa han asistido el CEO Andy Palmer, los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y de Industria y Empleo, Carlota Amigo, y el regidor vallisoletano, Óscar Puente. Palmer, ex directivo de Aston Martin y miembro de la directiva de Nissan Iberia, ha destacado que la nueva planta es esencial para sus planes de expansión en Europa y Latinoamérica. Switch Mobility cuenta con factorías en India y Reino Unido, por lo que la de Valladolid será la primera en Europa continental. La ubicación de planta, todavía por determinar, tendrá una “huella de carbono neutra” y funcionará con energías renovables.

La compañía planea invertir 100 millones de euros en los próximos diez años, con los que pretende convertir a Valladolid en un importante hub de producción. Según Palmer, en la designación de Valladolid ha jugado a favor la potente industria de automoción de Castilla y León, así como la importante presencia de cadenas de suministro, además del apoyo fiscal prestado por la administración. El próximo 27 de enero, fecha importante del calendario hindú, comenzará a construirse la fábrica, para lo que se pretende contar con proveedores locales. Esta construcción prevé ser sostenible, con el objetivo puesto en las 0 emisiones de carbono. A finales de 2022, se iniciará la producción de los primeros autobuses eléctricos de 12 metros. Posteriormente, se iniciará la construcción de una nueva generación de autobuses y la de furgonetas, ya en 2024.

Carriedo ha agradecido al CEO de la empresa la elección de Castilla y León y ha destacado que ha sido posible gracias a una política de impuestos bajos. Puente, por su parte, ha señalado la importancia de la colaboración entre las administraciones para lograr la llegada de la empresa. Según el alcalde, el anuncio es el que cualquier líder político quiere presenciar, porque representa “futuro, esperanza y soluciones”, para la ciudad y para la comunidad, gracias a la creación de empleos. El proceso de contratación de empleados ya ha comenzado y continuará en los próximos meses. De esos 2.000 empleos directos que se van a crear, hay todo tipo de perfiles, desde trabajadores manuales a ingenieros y doctorados. Puente ha bromeado sobre cómo podrán agradecer a la empresa su establecimiento en la ciudad: “Una calle, una plaza, o una estatua al lado del Conde Ansúrez”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats