Aragonès pide la dimisión de Robles por el caso Pegasus al verla “incapacitada políticamente”

Aragonès exige la dimisión de Robles al verla "incapacitada políticamente"

Arturo Puente

Barcelona —

52

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha pedido este miércoles la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles, al considerar que está “incapacitada políticamente para seguir” en su cargo y para gestionar “el peor escándalo de espionaje de las últimas décadas”, en referencia a la intervención de teléfonos móviles de decenas de independentistas a través del programa Pegasus. Es la primera vez que el Govern y su president ponen nombre a las dimisiones que lleva una semana pidiendo.

El Parlament aprueba llevar a los tribunales el espionaje de Pegasus con el voto a favor de PSC y 'comuns'

El Parlament aprueba llevar a los tribunales el espionaje de Pegasus con el voto a favor de PSC y 'comuns'

En la sesión de control al presidente catalán, en el pleno del Parlament, Aragonès ha tachado de “insultantes” las palabras de Robles en el pleno del Congreso sobre esta cuestión, por lo que ha asegurado que debe “asumir responsabilidades”. “Y si no las asume ella, se las deben hacer asumir, porque recuerdo que hay un presidente que le otorgó la confianza a esta ministra y que no está respondiendo”, ha indicado el jefe del Govern.

A preguntas de la CUP, la ministra de Defensa se ha preguntado en el hemiciclo “qué tiene que hacer un Estado o un Gobierno cuando alguien vulnera la Constitución, declara la independencia, corta las vías públicas, realiza desórdenes públicos, tiene relaciones con dirigentes políticos de un país que está invadiendo Ucrania”.

Aragonès ha denunciado que las palabras de Robles son “extremadamente graves” y “la incapacitan políticamente para seguir en este cargo y gestionar el peor escándalo de espionaje de las últimas décadas”. Considera el president que estas declaraciones dan “vía libre para espiar” al independentismo pese a ser una opción democrática “legítima” y que “gana elecciones”.

Según ha afirmado Aragonès con un gesto de fuerte enfado, Robles “debería asumir responsabilidades” o, si no, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería echarla, porque “el CNI estaba bajo su responsabilidad” cuando se produjo el presunto caso de espionaje denunciado. “Si no lo sabía”, ha dicho Aragonès de Robles, debería dimitir “por incompetente”. Y “si lo sabía”, entonces también “por vulnerar los principios democráticos más básicos”, ha concluido.

En esa misma línea se ha pronunciado el BNG, que tras las palabras de la ministra de Defensa también ha exigido su dimisión. El portavoz de la formación en el Congreso de los Diputados, Néstor Rego, ha tildado de “gravísimas” las declaraciones de Robles, ya que a su juicio, “reconoce en el Congreso que el Gobierno espió ilegamente a dirigentes de partidos legales e intenta justificarlo políticamente”.

Además de la asunción de responsabilidades en forma de dimisión, el president de la Generalitat ha insistido en su petición de celebrar una comisión de investigación y, por tanto, en que el asunto se dilucide en un foro creado para ello y no en la Comisión de Secretos a la que el ministro Félix Bolaños ha invitado a ERC y Junts en los últimos días. Además Aragonès ha indicado que el Gobierno puede desclasificar todos los papeles que dese para sacarlos a la luz pública, de forma que no tiene cortapisas legales para dar explicaciones si así lo desea.

En ERC estaban este miércoles muy pendientes de la sesión de control al Gobierno que se celebraba en el Congreso de los Diputados, donde creían que el presidente Pedro Sánchez podría hacer un nuevo gesto que sirviese para rebajar los ánimos de cara al decreto sobre el plan económico contra las consecuencias de la guerra. En cambio, la respuesta de la ministra Robles, que justificado la actuación del CNI, ha hecho enfadar aún más a los independentistas.

Aragonès ha aprovechado una pregunta de su propio grupo para hacer estas consideraciones, que tenían el claro propósito de enviar un mensaje hacia Madrid. Su compañero de partido y jefe de filas en el Parlament, Josep María Jové, también se ha referido minutos antes al caso y había asegurado que “la solución no es una comisión opaca, sino la transparencia y una comisión de investigación”. “Que digan quién nos ha escuchado, quién ha visto las fotos de nuestros hijos. Queremos respuestas y las queremos ya, como condición y paso previo a todo lo que tenga que venir”, ha insistido Jové.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats