La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

Aragonès y Sànchez rubrican el pacto entre ERC y Junts: "Damos forma de Govern a la mayoría independentista que ganó las elecciones"

El president de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès (i) y el secretario general de Junts, Jordi Sànchez (d) durante su acuerdo en los jardines del Palau Robert, a 17 de mayo de 2021

Los líderes de ERC y Junts han presentado este lunes su acuerdo para formar un Govern de coalición de ambas formaciones. Han tenido que pasar 92 días desde las elecciones para que los dos partidos se pongan de acuerdo pero, finalmente, Junts ha aceptado convertir a Aragonès en el próximo president de la Generalitat a cambio de un reparto que tendrá siete carteras de cada partido, en total 14. "Con este acuerdo damos forma de Govern a la mayoría independentista que ganó las elecciones", ha expresado el jefe republicano, que ha asegurado que el que él presida será un Ejecutivo "independentista y de políticas de progreso que quiere impulsar una agenda transformadora".

El acuerdo entre ERC y Junts prioriza la mesa de diálogo con el Gobierno sin descartar la "confrontación"

El acuerdo entre ERC y Junts prioriza la mesa de diálogo con el Gobierno sin descartar la "confrontación"

Respecto al programa del nuevo Govern, ambos líderes han considerado que el acuerdo "hace compatibles" las dos miradas tanto respecto a la agenda de gobierno como en la independentista. Y más allá, puesto que también han asegurado que permite encajar el acuerdo al que llegó ERC con la CUP al inicio de la negociación. "Queremos salir de la crisis económica de provocada por la COVID, no volviendo a febrero del 2020, sino construyendo bienestar y prosperidad", ha asegurado Aragonès. El republicano ha asegurado que el pacto de este lunes permitirá "comenzar una nueva etapa" de entendimiento con Junts, que debe permitir para "avanzar en un país más próspero, más verde, más feminista".

Los dirigentes han detallado además el reparto de competencias. Entre las cuestiones más destacadas está la reestructuración de varias consellerias, como Presidència, Polítiques Digitals, que ganan competencias, Territori y Afers Socials y Treball, que desaparecen y se trocean sus competencias, y Feminismes, Acció pel Clima o Recerca i Universitats, que se crean como nuevas carteras. Junts gana un importante porcentaje de gestión, con una vicepresidencia y el control, desde Economía, de la comisión que dirigirá el reparto de los fondos europeos Next Negeration. ERC destaca que tendrá el control de las nuevas consellerias, que quiere impulsar, además de tener un miembro más en el Consejo Ejecutivo, donde se sentarán siete consellers de ERC, los mismos de Junts además del president, también republicano.

Los departamentos con mayor presupuesto, Salut y Educació, volverán a quedar repartidas, la primera pasará a Junts y la segunda la retendrá ERC. También están sin cerrar algunos de los flecos de la estructura del Govern. Por ejemplo, no está claro que la vicepresidencia recaiga necesariamente en el conseller de Economía, como hasta ahora, una decisión que deberá tomar la formación de Jordi Sànchez. Tampoco ERC ha decidido aún quién será la nueva portavoz del Govern, pues plantea nombrar una figura diferente de la consellera de la Presidència, que podría ser otra conseller o una figura nueva.

Otro de los grandes temas que han separado los dos partidos durante estos casi tres meses de negociación ha sido la estrategia independentista. "Presentamos un acuerdo que acomoda las dos miradas mayoritarias del independentismo", ha afirmado Jordi Sànchez, que ha destacado la creación de "un espacio de dirección coordinada para que este país pueda avanzar hacia su voluntad de convertirse en un Estado independiente en el seno de la Unión Europea". Este espacio, han indicado, reunirá a las cinco principales organizaciones independentistas: ERC, Junts, CUP, Òmnium Cultural y la ANC, y además se coordinará con el Consell per la República, pero no se subordinará a esta entidad como era la pretensión de Junts.

La estrategia independentista tendrá mecanismos "de coordinación" internos y también de "evaluación" de la mesa de diálogo, han explicado en rueda de prensa. "Hay una apuesta clara para una fase de negociación con el Gobierno español y ERC quiere que esta negociación que concluya con éxito", ha indicado Aragonès. "Pero estaremos preparados para tener toda la fortaleza para, en el caso de que la negociación fracase, podamos avanzar hacia la república catalana mediante la confrontación democrática", ha añadido.

El pacto presentado este lunes se trata de un preacuerdo a la espera de que los órganos de cada partido avale esta opción. Por parte de ERC será el Consejo Nacional del partido, mientras que Junts someterá el documento a una votación de las bases entre este martes y miércoles. Con todo, Sànchez ha anunciado que la pregunta será entre aprobar la entrada de Junts al Govern o favorecer la investidura de Aragonès pasando a la oposición, por lo que no sería posible que las bases se decantaran por ir a elecciones. El líder de ERC se convertiría así en president hacia finales de esta misma semana.

Etiquetas
Publicado el
17 de mayo de 2021 - 14:46 h

Descubre nuestras apps

stats