Barcelona abrirá 8 nuevos kilómetros de carril bici y ampliará aceras en otras dos calles

Via Laietana, cortada al tráfico durante uno de los fines de semana del desconfinamiento

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado un nuevo paquete de medidas para ganar espacio para ciclistas y peatones a costa del coche. A los 21 kilómetros de carriles bici habilitados durante el desconfinamiento se le añadirán otros ocho (en el Paseo Zona Franca y en Aragó) en otoño. También se ampliarán las aceras de las calles Pelai y Ronda Universitat.

"Se trata de seguir acelerando la transformación urbana de la ciudad", ha proclamado la alcaldesa Ada Colau, que ha reconocido que con la vuelta a la actividad tras lo más duro de la pandemia ha repuntado la contaminación en la capital catalana. "No nos lo podemos permitir", ha insistido.

La principal novedad es el carril bici que recorrerá casi toda la calle Aragón, la más transitada de la ciudad y convertida en objeto de las quejas de ciclistas y peatones del barrio del Eixample. "No es fácil intervenir en esta calle, pero hay que hacerlo", ha afirmado Colau. El carril, ubicado en el lado mar entre las calles Tarragona y Meridiana, será unidireccional y tendrá 4,8 kilómetros.

En un año, esta autopista urbana habrá reducido dos de sus seis carriles de coche, puesto que en gran parte de su recorrido se abrió recientemente un carril bus. "Gracias por escuchar las demandas de los vecinos", han expresado desde la entidad Eixample Respira, una de las más insistentes en reducir el tráfico en el distrito.

El otro corredor bici anunciado este jueves discurrirá por el Paseo de la Zona Franca entre la plaza Cerdà y la calle Motors. Serán 1,6 kilómetros por sentido.

En cuanto a la ampliación de las aceras, se actuará sobre las de Ronda Universitat y Pelai para ganar unos 3.000 metros cuadrados para peatones. En ambos casos, la teniente de alcaldía Janet Sanz ha asegurado que servirá para "reequilibrar" un espacio demasiado favorable al tráfico rodado. "La presión sobre las aceras era muy fuerte y el espacio del coche, demasiado grande", ha argumentado.

Los peatones ganarán también por primera vez lo que el consistorio ha decidido llamar un 'cruce verde'. Será en el Eixample, en la confluencia entre las calles Consell de Cent y Rocafort. Aprovechando que se ha habilitado en ambas un corredor para peatones, en la intersección se levantará asfalto para implantar 17 metros cuadrados de verde, con árboles y espacios de ocio. Se conservará, eso sí, un carril de coches. 

Tres de los siete cortes de grandes avenidas

El paquete de actuaciones se ha dado a conocer días después de que trascendiese que el consistorio planeaba reducir numerosos cortes de tráfico que se han llevado a cabo en la ciudad durante la desescalada: tanto los de las grandes avenidas (cada fin de semana), como los de calles secundarias (cada día de 9 a 21h). La revisión de estas medidas temporales, que Colau había remarcado que venían para quedarse, encendió a peatones y ciclistas. 

Finalmente, se conservarán los cortes cada fin de semana en tres de las siete grandes avenidas que formaban parte del plan: Sants-Creu Coberta, Via Laietana y Passeig Sant Joan. Otras calles, como Gran de Gràcia y el eje Fabra i Puig-Onze de Setembre, se cortarán una vez al mes, mientras que Aragó, un domingo al trimestre. 

En cuanto a las calles secundarias, se consolidarán algunas como peatonales, con su correspondiente señalización. Serán 34 calles (41.700m2) de las 51 en las que se llegó a restringir el tránsito para dotar de más itinerarios seguros a los barrios con menos espacio para los peatones. 

Etiquetas
Publicado el
2 de julio de 2020 - 10:47 h

Descubre nuestras apps

stats