La portada de mañana
Acceder
La guerra entre Casado y Ayuso devuelve al PP a 2008
El estigma de la transparencia: de la "gripe española" a ómicron
OPINIÓN | Misión: desactivar a Yolanda, por Elisa Beni

Ada Colau gana Barcelona

Ada Colau celebra la victoria de Barcelona en Comú. / Enric Català

Ada Colau ha ganado las elecciones municipales de Barcelona, una victoria histórica con 11 regidores y un 25,52%, superando a la CiU de Trias por un regidor. Barcelona en Comú irrumpe en el Ayuntamiento de la capital catalana mejorando todas las previsiones y ganando una alcaldía clave para las confluencias municipalistas. Trias perdería la capital cuatro años después de su entrada en la alcaldía, incapaz de taponar la crisis de CiU en buena parte del territorio.

"Dijimos que se podía y se ha podido", ha asegurado Ada Colau, ya como ganadora. Colau ha salido ante los cientos de personas que la esperaban en Can Fabra gritando "Ada, alcaldesa" y "sí se puede" y ha prometido: "Quiero ser alcaldesa para que nunca más haya ciudadanos de primera y de segunda".

La que con toda seguridad será próxima alcaldesa de la Ciudad Condal ha brindado la victoria a "la gente común". "Se trata de una victoria colectiva", ha manifestado: "Miles de personas anónimas han colaborado en dar impulso a esta victoria y han demostrado que se puede hacer política de otra manera".

Xavier Trias ha salido a reconocer su derrota después de las 23.00 horas. Acompañado por Artur Mas y la primera plana de su candidatura, ha felicitado a Barcelona en Comú y a Ada Colau por el resultado. En tono de claro fracaso, el alcalde saliente ha admitido que le tocará hacer "oposición constructiva", renunciando así a buscar pactos para arrebatar la alcaldía a la ganadora. "Me sabe mal por mi equipo, por el partido y por ti, president", le ha lanzado a Mas. Pese a eso, Trias ha asegurado que él "no se desanima" y que ahora es el momento de "ganar Catalunya", un mensaje que ha repetido el president en una intervención en tono soberanista.

Ciutadans también ha logrado una entrada histórica en el Consistorio barcelonés, con 5 concejales que le garantizan el tercer lugar. Carina Mejías vuelve al Ayuntamiento después de su estancia con el PP, esta vez con Ciutadans, que ha tomado posiciones en las ciudades más importantes de Catalunya. ERC también ha obtenido un resultado histórico en la capital, pasando de 2 a 5 concejales, su récord histórico de 2003.

El PSC y el PP han sufrido un importante batacazo. Los socialistas, con Jaume Collboni al frente, quedan con 5 asientos, el peor resultado del partido que ganó las elecciones en Barcelona durante 32 años consecutivos. La formación mantendrá buena parte de sus feudos en el área metropolitana y, con probabilidad, las alcaldías de Tarragona y Lleida. Sin embargo, la caída del PSC ha sido generalizada y Barcelona es la muestra del ocaso del que fue gran partido del centro-izquierda catalán.

El discurso xenófobo del PP en la capital catalana no le ha evitado caer a la mitad de sus representantes. Alberto Fernández Díaz, hermano del ministro de Interior, ha quedado con 4 regidores y en penúltima posición.

La CUP también ha accedido por primera vez al Ayuntamiento, con 3 representantes. La candidatura independentista ha conseguido grandes resultados en toda Catalunya, donde ha logrado consolidarse como cuarta fuerza en número de ediles.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats