La portada de mañana
Acceder
Prohibición de fumar, más restricciones sociales y cribados: las comunidades buscan más medidas ante el aumento de contagios
Juan Carlos I, un capitán general del Ejército en paradero desconocido
Las irregularidades en la contratación de temporeros mediante intermediarios dificultan el control de la COVID-19

El dispositivo policial de los Mossos por la charla del Arzobispado indigna al colectivo LGTBI

"Philippe Ariño, no eres bienvenido", han gritado personas de colectivos LGTBI

"¡Basta de homofobia!". Un grito recorre el claustro de la parroquia de Santa Ana. Algunos culos se levantan del asiento, del susto. El inicio de la charla que el arzobispado de Barcelona había programado con el autor del libro Homosexualidad contracorriente, Philippe Ariño, queda interrumpido durante unos momentos. Las pocas personas de colectivos que han podido acceder al espacio debido al estricto control policial, abandonan sin incidentes la parroquia; antes, dejan una pancarta contra la discriminación LGTBI, que los asistentes corren a retirar. Dentro, todo se reanuda con normalidad.

El Gobierno catalán estudia sancionar la charla que defiende que los homosexuales no deben practicar sexo

El Gobierno catalán estudia sancionar la charla que defiende que los homosexuales no deben practicar sexo

A las puertas del espacio del Arzobispado hace rato eso sí que decenas de personas en defensa de los derechos LGTBI braman consignas como "Philippe Ariño no eres bienvenido". Esta ha sido la acción de rechazo contra la charla organizada por el Arzobispado de Barcelona que hace días que provoca la indignación de las personas lesbianas, gay, trans., bisexuales y intergénero; Philippe Ariño, el autor invitado por la institución eclesiástica, considera que los homosexuales deben resistir sus "pulsiones". Este domingo por la tarde se ha añadido un nuevo motivo para el enojo del colectivo: el despliegue, de varias unidades, de los Mossos d'Esquadra en la calle Rivadeneyra.

"El dispositivo genera aún más indignación", ha dicho a las puertas de la iglesia de Santa Ana el responsable del Observatorio Contra la Homofobia (OCH), Eugeni Rodríguez, que ha lamentado la actitud de la policía catalana. De hecho, mediación de los Mossos le había citado a las 17.30h para valorar las acciones que el OCH y otras entidades por la defensa LGTBI tenían pensadas llevar a cabo. Rodríguez se ha negado a negociar: el dispositivo de la policía ante la charla ya estaba operativo, incluso antes del encuentro entre Mossos y el OCH.

"El hecho de que haya dispositivo protegiendo la conferencia es dar a entender que puede pasar algo. ¿Tú has visto algún encapuchado por aquí? Lo que hacen es criminalizarnos más", ha explicado Rodríguez. A continuación, el OCH ha alentado a las instituciones y a la Fiscalía a actuar si dentro de la charla se producen ataques a la libertad sexual. También ha avanzado que el mismo OCH se personará en el expediente abierto por la Generalitat esta semana que estudia sancionar la charla promovida por el Arzobispado.

En la misma línea, diferentes colectivos LGTBI han leído un manifiesto apelando a la ley contra la homofobia, la 11/2014: "No se pueden realizar actos que puedan inducir a la discriminación", han defendido ante la hilera, una docena, de Mossos hieráticos.

Preguntado sobre el motivo por el que no ha accedido al recinto, como anunció estos días, Rodríguez ha destacado que "la misma celebración de un acto que va contra las libertades ya es suficiente motivo para el malestar, se diga lo que se diga a el interior". Por su parte, representantes del Ayuntamiento de Barcelona sí han asistido al acto. Antes de disolverse la concentración ante el Arzobispado, el OCH ha recordado que "se necesita más contundencia": el mes que viene ya hay convocada una nueva charla del mismo ciclo que cuestionaría ahora –según el OHC– la transexualidad. "Esto es ya una provocación: se deben tomar medidas", ha espetado Rodríguez.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2017 - 19:44 h

Descubre nuestras apps

stats