eldiario.es

9

CATALUNYA

Narcís Serra, tras la primera sesión del juicio a la cúpula de CatalunyaCaixa: "Los sueldos escandalosos no existen"

Arranca el juicio contra 41 exdirectivos por subir el sueldo al exdirector general Adolf Todó y a su adjunto en 2010 mientras la entidad se hundía

Las defensas piden rebajar la fianza de 9,6 a 2,5 millones de euros y limitar el juicio a la parte variable del aumento de sueldo de los exdirectivos en vez de la subida global

Serra asegura que no se arrepiente de su gestión al frente de CatalunyaCaixa

Serra, a su llegada a la Audiencia de Barcelona EFE

El expresidente de CatalunyaCaixa y exvicepresidente del Gobierno Narcís Serra no ha esperado a su declaración como acusado del próximo jueves para defenderse de los cuatro año de cárcel que le pide la Fiscalía por permitir el aumento de retribuciones de dos directivos mientras la entidad se hundía. "Los sueldos escandalosos no existen, el fiscal solo acusa del sueldo del director. Nada más", ha declarado a los periodistas Serra a la salida de la primera sesión del juicio a los 41 exmiembros del consejo de administración de la entidad.

En la sección 8 de la Audiencia de Barcelona ha arrancado este martes el juicio a Serra; el exdirector general de CatalunyaCaixa Adolf Todó y otros 39 miembros del consejo por acordar en 2010 por la subida de sueldo de Todó y su adjunto, Jaume Masana, que no está acusado, mientras la entidad recibía el primer rescate pública. La Fiscalía y la CUP, que ejerce la acusación popular, piden cuatro años de cárcel para Serra y Todó.

Según las acusaciones, la caja aprobó aumentar en enero de 2010 el salario fijo y variable anual de Todó del 35 al 50% y del exconsejero delegado, Jaume Massana, del 35 al 45%. Nueve meses después, se aprobó la subida salarial para el año 2011, y el sueldo de Todó pasó de 800.481 a 812.501 euros, y el de Massana de 598.428 a 610.201 euros. El fiscal eleva el perjuicio económico de Todó a 1,45 millones de euros y el de Massana a 1,16 millones.

A la salida de la sesión, Serra ha declarado que se siente "tranquilo y preocupado" de cara a los dos meses de juicio "porque sería insólito que una persona estuviera bajo juicio y no estuviera preocupado". Con todo, ha asegurado que no se arrepiente de haber aprobado el aumento de retribuciones.

De hecho, Serra ha sacado pecho de su gestión al frente de CatalunyaCaixa, que tuvo que recibir tras su quiebra 12.000 millones de ayudas publicas. "Muchas de las cosas incluso las vimos antes que otras autoridades, cambiamos la dirección y no hay más que decisiones legales y legítimas", ha aseverado en declaraciones a los periodistas.

Dentro de la sala de vistas, la sesión de cuestiones previas ha transcurrido con varias peticiones de las defensas para intentar obtener ventaja en el juicio antes de que empiecen a declarar los acusados. Así, la defensa de Serra, que ejerce el penalista Pau Molins, ha intentado sin éxito anular parcialmente el juicio por la fianza de responsabilidad civil de 9,5 millones que acordó el juez de instrucción se fijó a propuesta de la CUP. Argumenta la defensa que la responsabilidad civil solo la puede pedir el fiscal, no un partido político que ejerce la acusación popular al no estar directamente perjudicada por la gestión de CatalunyaCaixa.

El tribunal ya ha anunciado que rechazará la nulidad del juicio, pero sí estudiará rebajar la fianza, tal y como ha pedido la defensa de Todó, que ejerce el penalista Juan Segarra. En concreto, la defensa ha alegado que tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado, que representa al FROB en este caso, la limitaban a 2,56 millones menos, por lo que no corresponde cifrarla en 9,5 millones.

Otra de las cuestiones previas que serán claves ha sido la petición de la defensa de Todó para limitar el juicio a la parte variable del aumento de sueldo de los directivos, en vez de la subida global, incluyendo la parte fija, de la que acusa el fiscal. Según Segarra, en fase de instrucción soló se trató la parte variable, por lo que incluir la parte fija en el juicio genera indefensión a Todó.

De atenderse la petición de la defensa, ha asegurado Segarra, el supuesto perjuicio económico se limitaría a 56.000 euros, en vez del millón que dice la Fiscalía. El fiscal Fernando Maldonado se ha opuesto al recordar que sí preguntó por el aumento global de sueldo en la fase de instrucción. El tribunal resolverá antes del próximo jueves.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha