La portada de mañana
Acceder
El año en el que la gente se dio cuenta de que era pobre
CRÓNICA | 'Nadie quiere romper el Gobierno', por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Escenas de la lucha de clases en San Bernardo', por Elisa Beni

ERC y PSC inician la negociación en detalle de los presupuestos con una reunión sobre salud

El president de la Generalitat, Pere Aragonès (i) habla con el primer secretario del PSC, Salvador Illa, en el Parlament

Arturo Puente


5

El Govern y el PSC han iniciado este viernes una nueva etapa en la negociación de los presupuestos. Si hasta ahora las conversaciones habían sido generales y para acercar posturas, a partir de ahora los dos equipos entrarán en el detalle de cada partida y distribuirán las reuniones en seis ejes sectoriales, tal y como anunció este jueves el jefe de la oposición, Salvador Illa. El primero de estos encuentros se ha mantenido este mismo viernes en el Palau de la Generalitat y ha versado sobre la carpeta de salud, una de las más candentes después de que los médicos anunciaran huelgas para finales de enero.

Salvador Illa: "Estoy dispuesto a que Catalunya no pague los platos rotos de este Govern fallido"

Salvador Illa: "Estoy dispuesto a que Catalunya no pague los platos rotos de este Govern fallido"

Las conversaciones entre republicanos y socialistas avanzan, pese a la desconfianza inicial y las advertencias que había lanzado el PSC, quien reclamaba mayor celeridad y que se aclarase quienes eran los grupos con los que se querían acordar las cuentas. Desde el Govern, sin embargo, aún no descartan ninguna suma y este mismo viernes han mantenido también una reunión con Junts, después de que este grupo enviase una serie de propuestas, algunas de ellas muy centradas en las rebajas fiscales, pero también en cuestiones como la inversión en sanidad o la ocupación de inmuebles. El equipo del Govern ha respondido a estas propuestas y ha emplazado a nuevas reuniones.

Pese al empeño en mantener una línea de negociación con Junts, el Govern tiene más esperanzas puestas en las conversaciones con el PSC y los comuns, estos últimos con los que hasta el momento han llegado más lejos. Por su parte, respecto a los socialistas, la voluntad es continuar tratando los ejes pactados que, además de salud, son infraestructuras, industria, transición energética, derechos sociales y educación y transparencia institucional. Unas áreas que deberán desplegarse en las próximas semanas si ambas partes quieren llegar al objetivo de que las cuentas estén en el Parlament antes de Navidad.

Respecto al calendario, Salvador Illa rebajó las expectativas de una tramitación y aprobación exprés. El Govern ya había asumido esta semana que necesitaría un preacuerdo con los socialistas antes de aprobar las cuentas y remitirlas a la Cámara, si no quería ver su proyecto económico rechazado y devuelto. Este necesario preacuerdo ha dilatado el calendario previsto por el Govern, que creía poder aprobar la ley, como muy tarde, la próxima semana, de forma que iniciase la tramitación antes de las vacaciones de Navidad.

Esta fecha ya no podrá ser, asumen en el Ejecutivo, que con todo sí desearían que no se fuera más allá de la primera quincena de diciembre. Para ello, la negociación con el PSC debería encarrilarse durante las próximas dos semanas. “Estamos al principio del principio”, alertó Salvador Illa este jueves, que ve muy optimista considerar que habrá cuentas aprobadas antes de febrero.

Descubre nuestras apps

stats