La Generalitat abre un expediente a Pans & Company por negarse a vender café a unos jóvenes de origen marroquí

Un establecimiento de Pans & Company.

ACN

La Generalitat ha abierto un expediente sancionador a un bar de la estación del AVE de Girona por negarse a servir a dos jóvenes por su origen. Lo ha anunciado el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Chakir El Homrani, que ha condenado los hechos en su cuenta de Twitter. "¡Intolerable! De no atender un cliente por su origen se llama racismo", ha señalado el conseller.

El caso ha salido a la luz después de que el Espacio Antirracista Girona-Salt colgara un vídeo donde se ve como una camarera del establecimiento se niega a servir un café a unos jóvenes. La trabajadora afirma que lo hace cumpliendo las órdenes de su jefe de no servir a algunas personas que no tienen permitida la entrada al local. "No te voy a servir porque mi jefe no quiere", les espeta la empleada.

Desde el Espacio Antirracista remarcan que "no es un hecho aislado" y que un caso como este de discriminación racista "no se puede normalizar". Según la plataforma, tres jóvenes de origen marroquí fueron este lunes a las siete de la tarde en el establecimiento de la estación del AVE en Girona, donde pidieron un café. "La trabajadora se negó a servirles porque tenía órdenes del propietario de no servir a un perfil de gente", explicaron.

En el vídeo, la camarera explica que cumple órdenes de su jefe de no servir a personas que tienen vetada la entrada. A continuación, uno de los jóvenes lo cuestiona diciendo que él es de Manresa y que es la primera vez que entra en el local.

Los jóvenes marcharon del establecimiento y se pusieron en contacto con miembros del Espacio Antirracista para exponerles los hechos. Alrededor de las ocho, algunos representantes fueron a hablar con la trabajadora sobre lo que había pasado y pedirle la hoja de reclamaciones del establecimiento para denunciar unos hechos "muy graves" de racismo. Según la plataforma, la mujer se negó y ellos respondieron que no marcharían hasta que se lo diera. También le dijeron que estaban dispuestos a hacer una concentración frente al local para denunciarlo. Al cabo de una hora y después de llamar a su responsable, la trabajadora les entregó la hoja de reclamaciones.

Desde el Espacio Antirracista también lamentan que ninguna patrulla policial se desplazara hasta el lugar a pesar de haberlo pedido. Por otro lado, también denuncian que en la ciudad de Girona han documentado otros casos de racismo. Concretamente, locales de ocio que no dejan entrar clientes por su origen. "Esto se ha normalizado y es muy grave", concluyen desde el Espacio Antirracista. La agencia ACN se ha intentado poner en contacto con la empresa pero no ha recibido respuesta.

Etiquetas
Publicado el
24 de diciembre de 2019 - 14:45 h

Descubre nuestras apps

stats