El Govern pide imponer el toque de queda en la mayoría de ciudades catalanas

Varias personas hacen cola para realizarse una PCR en el Cap Villa Olímpica de Barcelona ayer. EFE/Alejandro García

El Govern pedirá a la Justicia un toque de queda en todas las grandes ciudades de Catalunya y en la mayoría de las de más de 10.000 habitantes. El Ejecutivo elaborará este martes la resolución que tiene previsto remitir al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya durante la jornada para que los jueces puedan avalar esta suspensión de derechos individuales antes del inicio del periodo entre la Nochebuena y Reyes. En concreto, la intención del Govern es reclamar que el toque de queda se imponga en todos los municipios que tienen una incidencia acumulada de más de 250 casos por 10.000 habitantes en los últimos siete días.

Con este umbral, el toque de queda se aplicaría en todas las ciudades de más de 10.000 habitantes con excepción de Torredembarra, Torroella de Montgrí, El Vendrell, Salou, Mont-roig del Camp, Salt y Castell-Platja d'Aro, según los datos de incidencia acumulada en los últimos días. El Ejecutivo se ha reunido este martes en el marco del Procicat, el comité del Govern que gestiona la pandemia, para decidir los detalles y los municipios exactos para los que se pedirá el confinamiento nocturno. La resolución también reclamará al TSJC que se limiten las reuniones a 10 personas.



El Govern ha decidido imponer un toque de queda pese a que esta medida no aparecía entre las recomendaciones de su comité de expertos, que sí que recomendaron limitar los encuentros o limitar los aforos y horarios de la restauración. Por esta razón, además de las medidas que necesitan del aval de la justicia, por ser restricciones de derechos fundamentales, Catalunya impondrá también un cierre total del ocio nocturno y la reducción al 50% del aforo en el interior de la hostelería, y al 70% para comercios, gimnasios, cines y teatros.

En su intervención la portavoz del Govern, Patricia Plaja, ha reconocido que el Ejecutivo es consciente de la “dureza” de las medidas, pero ha considerado que son necesarias para intentar reducir los contagios. “Necesitamos detener a toda costa la pandemia, que avanza sin freno”, ha justificado.

Aragonès pide a Sánchez extender las medidas

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha comparecido este mismo martes después de haber asistido al Procicat. En su intervención, Aragonès ha justificado las medidas por el aumento exponencial de contagios en los últimos días y ha calificado la situación de “crítica”. Además, ha avanzado que expondrá ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Conferencia de Presidentes la necesidad de que estas medidas tomas por Catalunya se extiendan a otras comunidades.

“Mañana trasladaré a la conferencia de presidentes que las medidas que se han adoptado en Catalunya deben extenderse a otros territorios, cada uno respecto a sus datos”, ha avanzado. “No nos podemos conformar con las mascarillas por la calle. Las medidas que hay que tomar no son de gusto para nadie, pero son necesarias y valientes”, ha añadido Aragonès, que ha indicado que “Catalunya no es una isla” y que, por tanto, las decisiones del resto de territorios le afectan.

El jefe del Govern además ha explicado que, en su opinión, tomar medidas a partir del miércoles, cuando se reunirán los presidentes autonómicos, era demasiado tarde, por lo que Catalunya ha optado por acelerar. “Son medidas duras que llegan en una fechas especialmente complicadas, por lo que cuanto antes lo conozca la ciudadanía, mejor”, ha indicado. En ese sentido, ha indicado que no cree que Catalunya vaya tarde, pues ha tomado las medidas antes que ningún otro territorio. “Era muy importante hacer el anuncio ayer porque hay sectores que tienen que prepararse”, ha dicho.

Otra de las cuestiones que el president ha avanzado que llevará a la mesa de las comunidades es mantener los recursos extraordinarios que se han repartido a las autonomías a través del fondo COVID. “Las consecuencias económicas y sociales de esta pandemia no han acabado, siguen afectándonos, y por eso necesitamos mantener los fondos”, ha asegurado Aragonès, tras anunciar ayudas a los sectores afectados y que continuarán con el refuerzo del sistema sanitario.

Indignación en la restauración y las discotecas: “Es la estocada definitiva”

Los empresarios del ocio nocturno y la restauración han manifestado su indignación después de que la Generalitat anunciara las nuevas restricciones que incluyen el cierre de las discotecas y el toque de queda. “Es la estocada definitiva en Navidad”, ha expresado el director del Gremio de Restauración de Barcelona, ​​Roger Pallarols, en un acto en la Sala Luz de Gas que ha reunido a diferentes representantes del sector.

El secretario general del Gremio de Empresarios de Discotecas de Barcelona y Provincia, Ramon Mas, ha lamentado que el Govern “ha destrozado la mejor semana del año” y ha asegurado que no se esperaba medidas “tan contundentes”. En paralelo, los empresarios han criticado la falta de medidas alternativas y han cifrado en 50 millones las pérdidas al ocio nocturno de cara a Nochevieja. También han anunciado que presentarán un recurso al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que esperan que tumbe el confinamiento nocturno.

Mas ha añadido que el ocio nocturno y el uso del certificado COVID-19 “han contribuido a aumentar los porcentajes de vacunación” y que el cierre de estos negocios provocará que las calles “estén llenas de gente, habrá botellones y la economía del país irá atrás”. ​Pallarols, por su parte, ha lamentado que será “una nueva Navidad en blanco en la ciudad” y que dejará “cerca de la ruina” a muchos sectores. En este sentido, Pallarols reclamó ayudas “solventes y no de caridad” para compensar el coste de las restricciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats