La diputada electa de ERC, Carme Forcadell, que anunció este jueves que no repetiría como presidenta del Parlament de Catalunya, ha comentado que "está segura" de que su compañero de filas Ernest Maragall "sería un muy buen presidente". Es uno de los nombres que se barajan para sustituirla, aunque no es el único.