eldiario.es

9

CATALUNYA

La mesa catalana de partidos se divide ante la petición de los 'comuns' de ir a elecciones en seis meses

Las formaciones reunidas en la tercera sesión de "espacio del diálogo" vuelven a ser incapaces de llegar a acuerdos más allá de continuar hablando

Los 'comuns' han reclamado a Torra un calendario que fije las elecciones en abril o mayo, propuesta que el PSC aplaude pero que el Govern rechaza

JxCat quiere que Sánchez y Torra aborden garantías como un mediador antes de reunirse los gobiernos

JxCat quiere que Sánchez y Torra aborden garantías como un mediador antes de reunirse los gobiernos

La tercera reunión de la mesa catalana de partidos, el foro conocido como 'espacio de diálogo" y que reúne a JxCat, ERC, PSC y 'comuns' ha servido este viernes para constatar lo que ya se había puesto de manifiesto fuera y para anunciar lo que todos los presentes ya conocían. Los cuatro partidos suscriben la existencia de un conflicto político entre Catalunya y España y los cuatro han escuchado por boca del president Quim Torra que su propuesta en la reunión con Pedro Sánchez versará sobre el derecho a la autodeterminación y la amnistía para los presos.

Los partidos no han sido capaces de llegar a más consensos, tal y como ya les ocurrió en las últimas reuniones de este mismo foro. El encuentro de este viernes ha dividido aún más a los presentes ante la propuesta de la líder de Catalunya en Comú, Jéssica Albiach, que ha puesto sobre la mesa la posibilidad de pactar un calendario que permita aprobar los presupuestos de la Generalitat ahora y convocar elecciones "en abril o en mayo", es decir, en la primera mitad de este 2020. 

Los 'comuns' defienden esta idea porque, a su parecer, después de que se haya abierto una oportunidad de negociación con el Gobierno central, el actual Govern "no está en condiciones de llevar un consenso entre catalanes" a esa mesa, ha expresado Albiach. Una idea que comparte el PSC, que hace meses viene pidiendo elecciones por entender que Torra no está a la altura del cargo y que el Govern "carece de impulso político" para enfrentarse al actual escenario.

Desde los socios del Ejecutivo, sin embargo, niegan tener intención de matar la legislatura. "El president ha sido muy claro en que no hay ningún motivo ni ninguna voluntad de hacer elecciones", ha asegurado la consellera portavoz, Meritxell Budó, tras el encuentro. La portavoz del Ejecutivo ha recordado que el independentismo viene de una etapa de buenos resultados electorales en las últimas contiendas electorales, lo que a su parecer refrenda al Govern y su programa.

En similares términos se ha pronunciado el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, quien ha asegurado que la convocatoria electoral no está sobre la mesa. Ambas formaciones independentistas han subrayado la importancia de que los cuatro partidos reunidos este viernes puedan ponerse de acuerdo al definir la existencia de un conflicto en el que las partes son "Catalunya y España", dejando atrás términos como "crisis de convivencia" que utilizaron PSOE y PSC durante la campaña electoral.

Los republicanos además hacen otra cuenta. "De los cuatro espacios políticos que estaremos representados en la mesa entre Gobiernos [PSOE, Unidas Podemos, ERC y JxCat], tres de ellas estamos a favor del referéndum y del fin de la represión", ha asegurado Sabrià, que ha descrito esta situación como "muy importante".

Los 'comuns', sin embargo, introducen matices: "Nosotros coincidimos con la libertad de los presos y el referéndum", ha asegurado Albiach, "pero como pensamos que esto no llegara mañana, pensamos que debemos blindar el autogobierno y establecer un calendario electoral que no se vea afectado por el calendario judicial". Una propuesta que ERC, al menos en público, no ve. 

Pese a la práctica inanición política de la mesa que los partidos han constatado, el Govern reitera que sigue viendo el espacio como una herramienta útil. Ahora bien, Budó ha sido clara a la hora de asignarle un papel secundario pues, según ha asegurado, el foro que Torra ha elegido para consensuar su posición en la negociación bilateral con Pedro Sánchez no es esta mesa, si no la otra, a la que invita únicamente a partidos y entidades independentistas, y que se reunió por primera vez el pasado miércoles. 

En aquella última reunión JxCat, ERC, Òmnium y la ANC –la CUP se descolgó– avalaron que Torra se sentase con Sánchez con dos únicas peticiones: la autodeterminación y la amnistía. Y eso es exactamente lo que el president de la Generalitat ha trasladado a socialistas y 'comuns, sin aceptar las enmiendas que estos dos partidos le hacían. El Govern ha introducido así una nueva funcionalidad en el espacio de diálogo, como canal para hacer anuncios de decisiones ya tomadas a los otros partidos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha