Catalunya ordena el cierre de bares y restaurantes a partir de este sábado

Control de acceso a Igualada

La Generalitat de Catalunya ha ordenado el cierre este mismo viernes de todas los centros y áreas comerciales salvo los establecimientos de alimentación, farmacias y de productos de primera necesidad y ha pedido evitar los desplazamientos que no sean imprescindibles. A partir de las 00:00h. de este sábado también deberán cerrar bares y restaurantes.

Los 65.000 habitantes de la zona de Igualada amanecen confinados entre controles de Mossos: "No sabemos si nos dejarán ir a trabajar"

Los 65.000 habitantes de la zona de Igualada amanecen confinados entre controles de Mossos: "No sabemos si nos dejarán ir a trabajar"

La orden de cierre, afecta a todos los centros comerciales, museos, teatros, cines gimnasios, discotecas y pistas de esquí. En paralelo a la orden de cierre, la Generalitat también ha pedido a la ciudadanía limitar y evitar cualquier desplazamiento que no sea imprescindible. "Quedarse en casa ayudará a contener el virus", ha afirmado Buch, que ha insistido en varios tramos de su comparecencia en que la ciudadanía no salga de sus casas salvo para ir a comprar productos básicos.

A última hora de la noche del viernes, el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) ha publicado la orden de cierre, a partir de la medianoche, de bares, restaurantes y cafeterías, salvo para aquellos que estén en un establecimiento hotelero o en centros sanitarios. También se ordena el cierre de establecimientos de juego como salones recreativos, casinos o bingos así como parques de atracciones y pistas de esquí. Tampoco se podrá cazar.

Por otro lado, el Govern ha ordenado la suspensión de los velatorios de fallecidos por Covid-19 en tanatorios públicos y privados. De momento no hay restricciones en el transporte público, si bien los operadores deberán vigilar que haya la separación adecuada entre usuarios en metros y autobuses. Si en unos días no se ha logrado reducir en un tercio los usuarios del transporte público, se tomarán medidas adicionales como regular los accesos o suprimir títulos de transporte público.

El departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya ha confirmado este viernes 190 nuevos casos positivos de coronavirus, lo que elevan los enfermos en la comunidad a 509 personas. Del total de contagiados, 58 son profesionales médicos, 35 permanecen en estado grave y seis han muerto.

El director del servicio catalán de Salud, Adrià Comella, ha informado de que el 85% de los casos de coronavirus son leves y se tratan como una gripe común. Comella ha insistido en que el sistema de salud catalán está "preparado" para atender la demanda asistencial por el virus, que se prevé que se doble en las próximas horas, pero para ello ha pedido a la ciudadanía emplear los cauces adecuados.

En este sentido, ha pedido a la ciudadanía no acudir directamente a los centros sanitarios si cree que tiene síntomas de la enfermedad y usar los teléfonos de los centros de atención primaria para reservar la línea de emergencias del 112 para ictus, ataques al corazón y otras dolencias graves no relacionadas con el coronavirus. También ha pedido comprensión a la ciudadanía porque en las próximas semanas se pospondrán operaciones y visitas médicas no urgentes.

"Cada pequeño gesto como lavarse las manos, no juntarse con mucha gente y estornudar y toser contra el antebrazo, cuenta en contra del coronavirus", ha zanjado Comella. Por su lado, la directora de servicios asistenciales, Xènia Acebes, ha pedido limitar las visitas a los enfermos en hospitales o residencias para proteger a los centros sanitarios y a sus profesionales del virus.

Tres de los decesos provocados por el coronavirus están relacionados con el brote detectado en el hospital de Igualada (Barcelona). Respecto al brote de Igualada, donde 65.000 personas permanecen confinadas, se han detectado 67 positivos desde que se declaró este jueves, 41 de ellos profesionales del hospital. Cuatro enfermos están graves y tres, con patologías previas y edades comprendidas entre los 71 y los 86 años, han fallecido.

Buch también se ha referido al confinamiento de la ciudad de Igualada y la Conca d'Òdena. Ha descrito que la situación es de "normalidad absoluta, pese a ser una operación que no se había hecho nunca antes". Durante la noche del jueves al viernes, ha especificado el conseller, se produjeron "solo pequeñas incidencias" y se identificó a 765 personas que trataron de salir del confinamiento de la zona, haciendo factible la trazabilidad de los posibles casos. También se ha garantizado el suministro de productos médicos y alimentos.

El conseller, al igual que otras autoridades como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha hecho hincapié en pedir a la ciudadanía cualquier encuentro o actividad fuera de los entornos familiares más cercanos para evitar así que se propague la enfermedad. En este sentido, ha recalcado que la recomendación a las familias de no llevar los niños a los parques es eso, una recomendación, y no una obligación.

Para predicar con el ejemplo e intentar frenar el avance del virus, Buch ha anunciado que a partir de esta tarde todas las reuniones del comité de emergencia sanitaria de la Generalitat serán telemáticas en vez de presenciales.

Además del cierre de establecimientos comerciales, museos, discotecas y gimnasios. el Govern también estudia medidas para reducir a una tercera parte el número de usuarios del transporte público. Entre las instrucciones que se debaten, figuran regular los accesos al transporte público colectivo o suprimir los títulos de transporte público.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2020 - 14:27 h

Descubre nuestras apps

stats