eldiario.es

9

“Imagine que en vez de 100 mujeres asesinadas al año lo fueran 100 futbolistas”

La politóloga y experta en género, María Bernardo, habla del concepto de igualdad hombre-mujer en vísperas de la celebración del 8 de marzo

El fenómeno de los ‘micromachismos’ se ha instalado entre los jóvenes: “antes si no ibas tapada eras una fresca. Ahora si no enseñas cachete eres una machista y una anticuada que no cree en la libertad de la mujer”

No culpa solo a los hombres sino a un problema “educativo” porque “si el hombre se queda en casa y es la mujer la que aporta el dinero, la sociedad se encarga de señalarle: mira este maricón que le mantiene la mujer”

María Bernardo

María Bernardo

“Por desgracia sigue existiendo una gran brecha de desigualdad entre hombres y mujeres que conducen a aspectos que aterrorizan como la violencia machista”. Lo dice la politóloga y experta en género, María Bernardo.  Esta madrileña de Leganés, afincada en Illescas (Toledo) analiza, en vísperas de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, algunas de las cuestiones que siguen pesando en el ‘debe’ social a favor de una igualdad real.

Cinco mujeres han sido asesinadas por su pareja en Castilla-La Mancha en lo que va de año. Una cifra excesiva porque “aunque se están poniendo soluciones, las mujeres siguen siendo asesinadas y maltratadas”, asegura la politóloga. 

La clase política de Castilla-La Mancha reclama un Pacto de Estado contra la violencia machista, pero en opinión de María Bernando la realidad es que “los políticos no están a la altura”. Reconoce que pueda sonar a barbaridad, que “no pasa nada con 100 mujeres asesinadas al año. ¡Qué lástima! ¿Imagina que ocurriere lo mismo con 100 futbolistas? ¿Qué pasaría? No dejarían que nadie se arrimase a ellos. Pero como son mujeres… ¡No pasa nada!”.

Lamenta que “se culpe” a quienes no denuncian, a las denuncias falsas de las que, dice, “son un mínimo porcentaje” o que se resalte que algunas las retiran. “Conozco casos en los que la mujer lo hizo porque terminaba por asumir que la culpa era suya, que si le pegaban era porque era ella la que no lo hacía bien y lo merecía. Eso es un problema educativo”.

Y en este punto, aclara, “los hombres no tienen la culpa de ser machistas. No se trata de criminalizar a nadie. Uno es machista en función de cómo ha sido educado” y pone un ejemplo: “si el hombre se queda en casa y es la mujer la que aporta el dinero, la sociedad se encarga de señalarle con términos poco agraciados: ‘mira este maricón que le mantiene la mujer’.

La influencia de la religión 

María Bernando también apunta a la influencia cultural de las religiones como causa de la diferencia entre hombres y mujeres. “La religión impone papeles al hombre y a la mujer desde que se casan”. La mujer, dice la politóloga, “es la que induce al pecado y cuando se casa tiene que demostrar pureza, por eso va vestida de blanco. Son pequeños matices”. En  definitiva, se produce adjudicación de roles que, en su opinión, “dan lugar a una sociedad machista”.

 Defiende que “el género no es algo con lo que nacemos, sino que lo creamos” y por eso cree que la educación dentro y fuera de las aulas es “fundamental”. No solo en lo que tiene que ver con la violencia de género o “en enseñar que mujeres y hombres no somos tan diferentes”.

Cree que la labor educativa también pasa por dejar a un lado la distinción entre juguetes para niños y niñas, en que siempre sea la madre la que se reduzca la jornada laboral o la idea de que “al llegar a casa mamá tendrá preparada la comida y a papá no hay que molestarle porque llegará cansando del trabajo. Es como decir que la mujer que está en casa no trabaja”.

Los jóvenes repiten “patrones” machistas

Esta experta en género cree que “no somos conscientes de que estos detalles nos llevan a convertirnos en machistas”, en particular, a los más jóvenes entre los que, asegura, se extiende el fenómeno de los ‘micromachismos’, aquellos que ocurren en la vida cotidiana pero que son tan sutiles que pueden pasar desapercibidos. Según la politóloga, son “patrones que los jóvenes repiten”.

María Bernardo atribuye parte de la culpa al papel de los medios de comunicación o la publicidad y se refiere, en concreto, a los hábitos a la hora de vestir. Critica un “concepto” instalado en la sociedad y que califica de “machista”: el hecho de que la mujer lleve determinadas prendas “para sentirse libre” porque “hemos pasado de un extremo a otro. Antes si no ibas tapada eras una fresca. Ahora si una no enseña cachete es una anticuada y una machista que no cree en la libertad de la mujer”.

Aboga por que en la “lucha” por la igualdad se impliquen tanto los hombres como las mujeres. “Luchamos por los derechos de los homosexuales aunque no lo seamos o por la igualdad racial. ¿Por qué en este caso solo han de hacerlo las mujeres?”.

 “Es muy importante seguir organizando actos que tengan que ver con la igualdad para concienciar a la sociedad” y en particular con motivo del 8 de marzo.  María Bernardo será la encargada de presentar este viernes la charla-coloquio ‘Mujer, realidad y poder’ que se celebra en la Biblioteca Municipal de Illescas (Toledo), a partir de las 18.30 horas organizada por la formación Izquierda Unida. Un acto en el que participarán Isabel Álvarez, responsable provincial del área de Mujer de IU y Sol Sánchez, coportavoz de IU Madrid.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha