eldiario.es

9

El comprador del aeropuerto de Ciudad Real se echa atrás en el notario

Ciudad Real International Airport ha explicado que el proyecto "no ha resultado tan atractivo" para los inversores como se preveía inicialmente

De todos modos, defienden que ahora es "más fácil" comprar la infraestructura de lo que era en 2016, debido a que se han solucionado "cientos" de problemas

La adjudicataria del Aeropuerto de Ciudad Real no firma la compra

La empresa que provisionalmente resultó adjudicataria de la venta del Aeropuerto de Ciudad Real no ha formalizado hoy finalmente la escritura de compra-venta de esta infraestructura, sin que por el momento hayan transcendido las causas. El presidente de Ciudad Real International Airport (CRIA), Rafael Gómez, Rafael Gómez Arribas ha señalado en un comunicado que a pesar del “esfuerzo titánico” que ha supuesto la intención de compra en los últimos dos años (así como una inversión cercana a los 7 millones de euros), no se ha logrado reunir los “suficientes apoyos financieros” para comprar el aeropuerto de Ciudad Real.

La explicación que ofrece Gómez es que el proyecto “no ha resultado tan atractivo” para los inversores como se preveía. Entre las “numerosas” incertidumbres, señalan la recuperación de licencias, la dilación en los plazos para cerrar el concurso de acreedores y el “lastre” reputacional de la infraestructura. Todo esto, explican, ha “acabado con la primera oportunidad real para reactivar el Aeropuerto después de 9 años de concurso”.

De este modo, defienden que la empresa ha desplegado una “intensa” actividad comercial, administrativa y operativa para lograr recuperar la actividad y también desarrollar un negocio vinculado a la logística y la industria aeronáutica. Así, explican que el Auto de Adjudicación Provisional del Juzgado de 1ª Instancia número 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real, de abril de 2016, “no ha sido considerado por los Organismos competentes como título suficiente” para lograr restaurar las licencias de operación y el espacio aéreo que son “imprescindibles” para operar el aeropuerto y transmitir confianza a los operadores e inversores.

Por otro lado, culpan a los niveles administrativos de haber mostrado un “perfil plano, cuando no inacción” y de generar, así, “incertidumbre y falta de confianza” en el proyecto que tiene una “reputación muy lastrada por los antecedentes históricos del mismo”. “Sin las licencias que le dan la categoría de aeropuerto, el objeto de la compraventa era solo un conjunto de fincas rústicas con edificaciones, sin uso económico posible, ni tan siquiera el agrícola, situación poco atractiva para cualquier inversor”, explican.

“La sombra de la duda nuevamente se posó sobre un aeropuerto con una trayectoria tan controvertida como extraordinarias son sus instalaciones y su potencial”, lamentan, después de que se paralizara sine die el plazo para efectuar el pago, según una resolución de abril de 2017. La empresa afirma que mantienen su “convicción” de que el Aeropuerto es un “proyecto viable y con un enorme potencial para la creación de riqueza y empleo en la provincia de Ciudad Real”.

Finalmente, han lamentado el desenlace de la transacción y recuerdan que sufren en “primera persona” el coste que ha supuesto. Sin embargo, señalan que el trabajo en los últimos años ha resultado “útil” al proyecto y también se han resuelto “cientos” de problemas que dificultaban la venta del aeropuerto. “Se ha vuelto a poner en el mercado una infraestructura que a todas luces tiene su atractivo, de forma que a día de hoy el Aeropuerto está mejor que en 2016 y por ello ahora es más fácil venderlo y comprarlo”, aseguran.

Mientras, desde el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real, que gestiona el concurso de acreedores, no se ha facilitado ninguna información. Este 19 de abril era la fecha marcada por el titular de este Juzgado, Carmelo Ordóñez, para que la empresa abonara el precio de la compra.

A principios de este mes, Ordóñez dictaba una providencia en la que se ampliaba el plazo para el pago y la firma de la escritura de la polémica infraestructura. El magistrado señalaba entonces que si hasta este día no se realizaba el pago o la verificación debidamente constatada de la transferencia del precio ni la firma de la escritura, se dará por finalizado el proceso de venta actual con la pérdida de todas las cantidades entregadas por la compradora, y la consiguiente obligación de pago de todo lo adeudado hasta la fecha.

En marzo de este año, el titular del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real dictaba un auto en el que finalmente se validaba judicialmente el borrador de escritura notarial de compraventa del aeropuerto de Ciudad Real, que había sido remitido en febrero. Éste era el "paso previo" a la firma de la escritura de compraventa entre la Administración Concursal y la empresa CR International Airport S.L.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha