eldiario.es

9

María Andrés, quesera y ganadera: “Es necesario el trabajo en red y hacerlo de forma colectiva”

Hace más de 15 años esta emprendedora decidió dejar su vida "urbanita" e iniciar un proyecto de agroecología en un pueblo conquense junto a su pareja

"El problema que tenemos en la ganadería extensiva, y en muchos proyectos relacionados con la agroecología, es que mucha parte del trabajo no se visibiliza" 

"Yo me sentí expulsada del medio rural, y de repente fui madre y me introdujo en un bucle negativo que me costó mucho romper”, explica la ganadera

Proyecto Lactonatur en Villares

María Andres en Villares del Saz (Cuenca)

Hace más de 15 años María Andrés decidió dejarlo todo y empezar una nueva vida profesional en el mundo rural. Tras estudiar Biología en Madrid, y vivir en Cuenca capital, decidió iniciar un proyecto de agroecología junto a su compañero Chesco, en un pueblo conquense. “Nuestra idea era no solo hacer una producción ecológica sino ir un poco más allá, que fuera sana, saludable y respetuosa con el medio ambiente, pero que también se moviese a nivel local, y eso lo fuimos haciendo a través de la comercialización directa”.

Como eran jóvenes sin recursos, decidieron poner en marcha un proyecto en Villares del Saz, en la provincia de Cuenca, vinculado a la ganadería extensiva a través de pastos comunales. La idea se concretó en un pequeño rebaño de cabras en extensivo y una quesería artesana asociada a esta misma explotación. “Realizamos una agricultura y una ganadería sanas desde el punto de vista social, medioambiental y económico. Nuestra apuesta por las cabras está estrechamente relacionada con el efecto del cambio climático, es el animal que mejor se adapta a estas zonas y nos permite un manejo en extensivo durante todo el año”.

Sin embargo, María se llevó varias sorpresas “desagradables” y alguna que otra decepción a lo largo de los años. “La realidad es que la vida socioeconómica de la mujer rural se compone, en su mayor parte, de ayudar al trabajo de la explotación, sin reconocimiento, mientras, te dedicas también a cuidar de tu familia y de tu casa. Yo me sentí expulsada del medio rural, y de repente fui madre y me introdujo en un bucle negativo que me costó mucho romper”, explica María.

María y Nines de Quesos Orea

María y Nines de Quesos Orea

A finales de 2018 decidieron poner fin a este proyecto tras 15 años, para probar suerte por separado en otras actividades. Fue entonces cuando María inició otro proyecto vinculado a la quesería, 'Quesos de Orea', donde también están pastando sus cabras que pasaron a formar parte de este nuevo negocio. "Siempre ha estado vinculada a redes que permitieran la organización de pequeños productores como  la Red de Queserías de Campo y Artesanas, una asociación de queseras y queseros que ha conseguido, entre otras acciones, cambiar la legislación para este tipo de quesería".

María Andrés forma parte también de Ganaderas en Red, un colectivo integrado por pastoras y ganaderas de distintos territorios que intercambian experiencias y propuestas, y defienden las virtudes que unen mujer y ganadería extensiva. “Es un espacio importante porque visibiliza a la mujer ganadera extensiva, porque el problema que tenemos es que mucha parte del trabajo no se visibiliza y por tanto no se reconoce y no se tiene en cuenta. Por eso es importante porque es una red de apoyo”, Actualmente pertenecen a este colectivo en torno a 140 ganaderas de todo el país.

María con una compañera de Dendros, una cooperativa que trabaja temas de medio ambiente y medio rural, basada en los principios de la economía feminista

María con una compañera de Dendros, una cooperativa que trabaja temas de medio ambiente y medio rural, basada en los principios de la economía feminista

Por todo ello, María defiende la importancia del trabajo en red y de hacerlo de forma colectiva. “Es fruto de mi experiencia a lo largo de todos estos años. Los modelos cooperativos nos permiten que esas cosas que decimos que son difíciles de visibilizar, que sean visibles”. Además a nivel personal, para María la clave ha sido la agrupación y asociación de mujeres para apoyarse, organizarse y reivindicar su espacios.

Pero desde hace ya casi tres años, su figura fiscal es la Cooperativa Dendros, una cooperativa que surge en pleno momento de crisis que trabaja temas de medio ambiente y medio rural, basada en los principios de la economía feminista. "De este modo, podemos llegar a desarrollar proyectos con mas carga de trabajo productiva o reproductiva, según el proyecto o la actividad dando la misma importancia a todas las actividades y por tanto dignificando aquellas con mas carga reproductiva que en los modelos de economía tradicional se traducirían en modelos más precarios".

María con los compañeros de la Cooperativa La Entreverá

María con los compañeros de la Cooperativa La Entreverá

Actualmente, María vive en Cuenca y colabora con una quesería y una ganadería en la zona de Orea, en la provincia de Guadalajara. Además vende sus productos en el Instituto Despensa Natura, un mercado social de comercialización y consumo responsable ubicado en Cuenca. “Necesitamos ser visibles en los sitios donde está la gente. Por eso decidimos poner un local en un antiguo mercado de barrio. Es ahí donde tenemos una relación directa con diferentes consumidores, además de estar visibles una serie de días a la semana, para que cualquier persona pueda entrar, a comprar y conocernos y consumir nuestros productos”, concluye.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha