eldiario.es

Menú

La provincia de Albacete mantiene las dos últimas cajas rurales de toda la región

Son las cajas rurales de Villamalea y Casas Ibáñez

- PUBLICIDAD -
Una treintena de bancos suizos se unen al plan de regularización fiscal con EEUU

Las entidades locales de crédito son una banca de cercanía

El Banco de España intervenía la Caja Rural de Mota del Cuervo este martes, sustituyendo a su Consejo Rector, para  autorizar la venta de la cooperativa de crédito conquense a Globalcaja (entidad surgida de la fusión de las cajas rurales de Albacete, Ciudad Real y Cuenca). Una decisión que  la asamblea de Caja Rural de Mota del Cuervo había rechazado el pasado 29 de diciembre.

Todo ello se produce tras un inspección que el Banco de España habría realizado a la entidad local de crédito moteña el pasado mes de diciembre y de la cual se habría constatado su inviabilidad como entidad independiente. Los socios que componen la ya extinta Caja Rural de Mota del Cuervo aseguran no haber visto ningún informe del Banco de España ni conocer la "delicada" situación de la caja que ha sido vendida por más de 1.200 millones de euros a Globalcaja.

Ahora, sólo la provincia de Albacete cuenta ya, en toda la región, con  la figura de entidades locales de crédito.  Caja Rural de Casas Ibáñez y Caja Rural de Villamalea se convierten en un símbolo del desarrollo de pequeños municipios.

En los casos de la entidades de Villamalea y Casas Ibáñez cuentan con una solvencia mucho mayor de la que existía en la conquense. “En todo el ranking de las entidades financieras españolas donde incluímos bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, Villamalea y Casas Ibáñez, hoy por hoy tienen la mayor solvencia” cuenta Gregorio López, integrante de la Plataforma en defensa de las Cajas Rurales de Castilla-LaMancha.  López, que es además profesor de Economía de la UCLM en Albacete, asegura que el motivo de su solvencia  es que durante toda su historia han ido guardando y destinando a reservas los beneficios que se iban produciendo año tras año. Los beneficios eran reinvertidos en la entidad, dedicados a reservas.

¿Por qué es importante proteger a las entidades de crédito locales?

La respuesta de Gregorio López es contundente: “porque están pegadas a nuestro territorio, porque captan el ahorro de la ciudadanía y con ese ahorro conceden préstamos a las actividades de la zona”. Es decir, tienen un conocimiento profundo de lo que ocurre en “nuestro pueblos y las comarcas”.

En esta época en la que las grandes entidades bancarias han “cerrado el grifo” del préstamo, las cajas rurales locales han seguido concediendo préstamos que, además, no tienen un ratio de morosidad elevado. De hecho el ratio de morosidad en las Cajas Rurales de Villamalea y Casas Ibáñez ronda el 6% mientras que la media del sector a nivel nacional asciende al 12%. “Esto quiere decir que estas entidades donde no hay grandes directivos ni Consejos de Administración donde se cobran millonadas, que no se han metido en el ladrillo manteniéndose cautas, ahora tienen una especial fortaleza. Y gracias a eso dan créditos a los ciudadanos y pymes de su zona a quienes una entidad financiera cualquiera no se lo daría”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha