eldiario.es

9
Menú

“Se van a cargar el transporte en Castilla-La Mancha creando monopolios”

Pequeños transportistas de la provincia de Cuenca denuncian las “graves repercusiones” del nuevo sistema de transporte de la Junta  en negocios y población de zonas rurales

Los alcaldes también muestran su escepticismo y sus dudas ante el nuevo modelo que integrará transporte regular y escolar

- PUBLICIDAD -
autobuses

Foto: CarTrawler

Transportistas de Cuenca han mostrado su preocupación ante la puesta en marcha, el próximo mes de septiembre, del nuevo modelo de transporte colectivo en Castilla-La Mancha a instancias de la Consejería de Fomento. 

Víctor Murciano posee una empresa de autobuses en Motilla del Palancar y se muestra en contra de la nueva distribución "por zonas" en el transporte rural que afectará a la Serranía y a la Alcarria conquense.  Recuerda que la crisis ya ha pasado factura a estas empresas, muchas han desaparecido y el nuevo sistema tampoco les favorece. La mayoría se quedarán sin opciones para el concurso que adjudicará el servicio.  

En total son 30 rutas las que constituyen este sistema en el que, asegura Murciano, "muchos pueblos se quedan fuera y pasan a ser rutas a demanda, es decir, que los usuarios han de llamar o enviar un whatsapp o correo para que el autobús pase a recogerte. Eso es disuasorio".

Explica que del total de 30 rutas, solo tres funcionarán durante todo el año. "Así solo se consigue más despoblación". En su opinión, "el gran problema viene porque no hay una autovía entre Cuenca y Guadalajara. Eso genera problemas de movilidad de los años 70. Lo primero es vertebrar la zona".

Roberto Guerrero es otro de los afectados. En su pequeña empresa de Salmeroncillos de Abajo emplea a toda la familia. La creó su padre, un taxista en Madrid que decidió instalarse en este pueblo conquense. “Sus repercusiones son muy graves porque se van a cargar el transporte en Castilla-la Mancha creando monopolios”. Explica que el sistema no solo le afecta como empresario sino como habitante de este pequeño pueblo de poco más de 100 habitantes. “Me tendré que ir y buscar trabajo en otro sitio. Es ilógico lo que quieren hacer”.

¿Dónde estás las pegas para los pequeños empresarios o los autónomos? En las condiciones que pone la Junta para acceder a la licitación del servicio. Se piden determinados requisitos técnicos para los vehículos adscritos al Servicio Integrado de Transporte entre ellos una edad máxima del vehículo de 10 años desde su primera matriculación.

Además la empresa que opere alguna de las líneas deberá contar con un sistema inteligente de transporte para cubrir el llamado ‘servicio a demanda’. "Nos dejan fuera a las pequeñas empresas, los pliegos de condiciones son inaccesibles", explica Murciano, quien pide "racionalizar" el proyecto y darle "otra visión y que nos dejen opinar". Y en eso incluyen lo que tiene que ver con el pago a proveedores. "Tenemos que tener confianza en los pagos para poder invertir".

Los transportistas se están organizando para estudiar medidas y esta semana se han reunido ya con el delegado de la Junta, Ángel Tomás Godoy. "Nos han prometido una reunión con la consejera". No confían en el apoyo de CEOE-CEPYME a través de Acutravi, la Asociación Provincial de Transporte Interurbano y Discreccional de Viajeros. Fuentes de la patronal conquense consultadas por eldiarioclm.es aseguran no tener aún una opinión formada sobre el nuevo sistema de transporte.

Las dudas de los alcaldes

Mientras los transportistas denuncian su situación, medio centenar de alcaldes y concejales de la provincia mantenían el jueves una reunión con la consejera de Fomento, Elena de la Cruz. El proyecto se acoge con escepticismo y muchas dudas. Algunas quedaron sin respuesta durante el encuentro, según confirman varios de los presentes. “No sabemos muy bien cómo va a quedar”. Es uno de los comentarios que repiten los alcaldes consultados por eldiarioclm.es y en particular suscita interrogantes el llamado ‘servicio a demanda’.

Los ediles no confían en una mejora del servicio. “Está pensado solo para las personas mayores, no para quienes van a trabajar a Cuenca porque ¿a qué hora llegas?”. Otros en cambio reconocen que “es mejor eso que nada”.

Otro de los ‘peros’ que encuentran los alcaldes (y también los transportistas) es que el contrato de explotación del servicio se prolongará durante nueve años (10 anualidades presupuestarias). En concreto hasta agosto de 2026.

Denuncian “la falta de confianza y colaboración” entre las distintas administraciones. Falta de confianza, añaden, hacia los alcaldes y concejales para que, con ayudas económicas, puedan decidir con independencia sobre la mejor solución en cada zona. “Parece que aquí los únicos listos son los que cobran de la política”.  

Uno de los alcaldes consultados apunta a que, debido a las altas tasas de despoblación en Cuenca “poner dinero en esto es tirarlo” y aboga por invertir “todos los esfuerzos” en el mantenimiento de la población rural con otras medidas, como el fomento del empleo rural, porque “el que quiere ir al pueblo de al lado ya busca a un vecino que lo lleve”.

“Hay que lograr que los jóvenes  o los maestros se queden a vivir en los pueblos. Nunca los pueblos estuvieron tan bien acondicionados y nunca tan despoblados”, insiste.  Por eso piden “soluciones imaginativas”.  

Una zona con 3,17 habitantes por kilómetro cuadrado

La versión del Gobierno de CastillaLa Mancha es bien distinta. El proyecto de transporte colectivo integral afecta a los 128 núcleos de población de las tres zonas de la Serranía y la Alcarria. Se trata de un área de 4.900 kilómetros cuadrados con 15.600 habitantes y 72 municipios, incluyendo los tres de referencia que son Cuenca capital, Priego y Huete.

En esta zona la densidad de población no supera los 3,17 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que convierte el transporte público en altamente deficitario, por lo que requiere de la participación de la Junta de Comunidades en su sostenimiento económico. Estas dos últimas localidades actuarán como centros receptores en sus respectivas áreas de influencia además de estar sincronizados con la capital mediante autocares lanzadera.

La zona incluye la localidad de El Recuenco, que pertenece a la provincia de Guadalajara. Actualmente conviven en esta zona tres concesiones autonómicas, cinco más especiales por débil tráfico, una estatal y 24 rutas escolares. El coste previsto para el período 2017-2026 es de unos 6,1 millones de euros.

El Gobierno regional apuesta por una renovación para un diseño de transporte que la consejera califica de "anticuado" con rutas diseñadas incluso "hace más de 50 años". Una renovación  que pasa por integrar el transporte convencional con el educativo, ya que "no era lógico que circularan dos autobuses paralelos prácticamente vacíos" haciendo recorridos similares, ha indicado De la Cruz, quien considera que el nuevo esquema será "beneficioso para los vecinos".

Con el nuevo sistema, la Junta asegura que los pueblos tendrán servicios diarios entre lunes y viernes laborables. Hasta ahora, 14 de esas localidades no disponían de transporte colectivo o únicamente cuentan con uno o dos servicios semanales hacia las poblaciones de mayor tamaño de las que se nutren de servicios sanitarios, educativos, bancarios, administrativos o comerciales.

Plazo de alegaciones

Este viernes se abría un periodo de exposición pública del proyecto antes de proceder a la licitación de 30 rutas además de la prórroga de otras 12 hasta que el nuevo mapa de transporte sea definitivo. Alcaldes y transportistas estudian presentar alegaciones. Tienen cinco semanas para hacerlo y ambos coinciden en que “poco van a cambiar porque esto ya está hecho”.

Algunos alcaldes critican que las  reuniones y consultas con los ayuntamientos con el sistema ya diseñado. “Te puedo mover una mesa pero los servicios y las habitaciones están hechos”, comenta un alcalde. “Nos han contado que el sistema funcionó en Molina de Aragón, aunque la empresa haya quebrado”, ironiza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha